jump to navigation

Duncan en solitario… y en buena compañía… 5 marzo 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Nos mantenemos unidos porque sólo nos juntamos para tocar en festivales de verano, así que el resto del año tenemos tiempo de trabajar en otros proyectos (Duncan Chisholm).

Esa es la respuesta que Duncan dió a la pregunta formulada por el periodista Javier Cuevas, del periódico “La voz de Asturias”, cuando le inquirió sobre el éxito en solitario que tenían varios de los miembros de Wolfstone y cómo hacían para que la banda se mantuviera unida.

A lo largo de su carrera musical, Duncan ha colaborado con múltiples artistas. A dúo con el ex-wolfstoniano Ivan Drever, con el que publicó en 2004 el disco “A long december night” (Una larga noche de diciembre):

O su serie de colaboraciones con el grupo Runrig con el que colaboró en tres discos: “Proterra” (que ya apareció en este blog en junio de 2010 y del que hablamos ampliamente), “Day of days” y “Everything you see”. También colaboró con el ex-miembro de Runrig, Donnie Munro, concretamente en sus discos “Across the city and the world” y “Heart of America”.

Otra de las colaboraciones importantes de Duncan ha tenido lugar con un grupo inglés de folk, “Coast”, con los que tocó en los discos “The turning stone” y “The beat of you”, del que extraemos este tema en vivo en el que Duncan engrandece con su violín la canción del mismo título:

Y no acaban aquí las colaboraciones, ya que también ha tocado con la cantante escocesa, multi-instrumentista y multi premiada (querida Asun, ya te dije que saldría en el blog…) Julie Fowlis, con la que tuvo el placer de compartir su violín y su buen hacer en dos de sus discos, “Uam” y en el álbum en directo “Live at Perthshire Amber” (Clicad en Ver en Youtube):

Si me es posible, volveremos a ver algún día en este blog a esta extraordinaria cantante e instrumentista.

Duncan formó parte en el pasado de un grupo formado íntegramente por violinistas escoceses, que se llaman “Blazin’ Fiddles ” (algo así como “Violines en llamas”). Dicho grupo, fundado en 1998, sigue tocando actualmente y haciendo vibrar al público de esta manera:

Absolutamente incendiarios…

He dejado para lo último sus otros dos discos en solitario, “Farrar” y “Canaich”.

Durante todos los años de Wolfstone, he seguido manteniento mi marca como solista. Ha sido siempre muy importante para mí expresarme totalmente con mi música y mis trabajos en solitario me han dado la libertad para hacerlo (Duncan Chisholm). 

“Farrar”, su tercer trabajo, vió la luz en 2008, en la discográfica “Copperfish Records”

y es el primero de una trilogía, que llevará el nombre de “The Strathglass Trilogy”, que constará de temas compuestos o arreglados por Duncan al violín, inspirados por los paisajes envolventes de los valles donde vivían sus antepasados: Glen Affric, Glen Cannich y Glen Strathfarrar.

Pienso que, históricamente, el paisaje ha jugado un inmenso papel en la inspiración del pueblo escocés y no creo que sea una coincidencia que vivamos en uno de los más bellos países del mundo y que nuestra música sea admirada en igual medida (Duncan Chisholm).

Este disco obtuvo el premio al disco del año de los “MG Alba Scots Trad Music Awards” (Premios de la música tradicional escocesa) del año 2008. Uno de sus cortes, concretamente el que hace el número cuatro os lo dejo a continuación. “Farelwell to Uist” (Adiós a Uist) es su título y suena así de maravillosamente bien:

En cuanto a “Canaich”, se publicó en 2010 en la misma discográfica que el álbum anterior:

cuya carátula consiste en una pintura sobre uno de los hermosos lagos rodeados de montañas típicas del paisaje escocés. El tema del disco es un viaje imaginario a la villa que le da título.

Supongo que la ventaja que tiene grabar un disco de cuarenta minutos de música instrumental es que no estás aprisionado por las palabras. Puede ser puro escapismo para ambos, el intérprete y la audiencia, y me encanta la idea de crear escenas para cada canción individualmente, escenas que para mí tienen sentido artístico (Duncan Chisholm).

Acabamos la presente entrada y el repaso que hemos dado a este gran violinista con el quinto corte del disco, un tema compuesto por Phil Cunningham que lleva por título el de “The Gentle Light That Wakes Me” (La suave luz que me despierta), interpretado a dúo con Ivan Drever:

Esperamos impacientes a que Duncan se decida a publicar la tercera parte de su particular trilogía (que se espera que vea la luz sobre el otoño de este mismo año) y os adelanto que continuaremos nuestra andadura musicalmenteincorrecta con “un clásico”…

Anuncios

Llegamos a tierra firme… 3 marzo 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Comenzamos con baja fidelidad, pero no os precipitéis, que la intensidad y el sonido aumenta a medida que transcurre el séptimo corte de “Terra firma”, del que hablábamos en la anterior entrada. De nuevo está dividido en dos: el primero se titula “Asturian way” (Camino asturiano) y el segundo es “Falun fine”, que da nombre al tema, uno de los mejores del disco:

Saltamos hasta el penúltimo corte del disco, el número once del mismo, donde nos encontramos con este “lo bueno, si breve,dos veces bueno” tema instrumental que lleva por nombre el de “3 A.M. in Edradour”, es decir, “Tres de la madrugada en Edradour”, que es el nombre de una afamada destilería de whisky escocés

Si dicha marca de whisky es la mitad de buena que el tema que os voy a poner, ya estáis tardando en ir a probarla:

Cerramos el disco con el último y potente corte que, debido a su brevedad, suele tocarse seguidamente del anterior como si fueran un mismo tema. Está compuesto por el gaitero Jarlath Henderson y lleva por título el de “The list”:

Bueno, estamos llegando al final del recorrido. Creo que os habrá quedado claro durante este tiempo que eso del “rock celta” es mucho más que ésto:

Al fin y al cabo somos una banda de rock de las Highlands escocesas que resulta que usamos gaitas, flautas y violines (Duncan Chisholm).

Esperemos que los chicos de Wolfstone nos visiten pronto algún día y vuelvan a recorrer la geografía española para hacernos saltar con su música. Os recomiendo encarecidamente que no os los perdáis…

Os emplazo hasta la siguiente entrada, donde cerraremos definitivamente el tema contándoos algo más sobre la carrera en solitario de Duncan Chisholm.

Hacia tierra firme 1 marzo 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Como mandan las tradiciones, después de la publicación de un disco viene la subsiguiente y obligada gira para presentarlo ante el público, cosa que Wolfstone realiza durante el 2003, gira que les lleva (entre otras ciudades) a la ciudad de Barcelona.

En efecto, el día 24 de abril de ese año, los cuatro integrantes del grupo, acompañados por Ross Hamilton al bajo, tocan en la sala Apolo, donde unos pocos cientos de personas (entre ellos un servidor… y bloguero) asisten enfervorizad@s al despliegue musical, en el que desgranan tanto los temas de su nuevo disco como de algunos de sus éxitos anteriores.

Particularmente, a mí me chocó sobremanera la utilización por Duncan de su violín eléctrico y de que de semejante artefacto pudieran brotar sonidos idénticos al del violín de toda la vida. Por lo demás, tuve la impresión de que todas las canciones que tocaron se parecían demasiado unas a otras… con la consecuente decepción.

Wolfstone no engaña: su música es para dar saltos y palmas en un ambiente regado por cervezas. Y sus conciertos son una tormenta azotando las costas de las tierras altas de Escocia (Carlos Galilea – Crítico musical del diario El País).

Al año siguiente, Wolfstone cruza el charco para recorrer, festival tras festival, las tierras del continente americano, añadiéndoseles un nuevo miembro, el bajista Colin Cunningham.

No es hasta el 9 de febrero de 2007 cuando volvemos a tener noticias del nuevo y (por el momento) último trabajo de Wolfstone, que se titula “Terra firma”:

La grabación del álbum tiene lugar en el “Gravity Studios” de Glasgow

Estudio de grabación del "Gravity Studios"

y la principal particularidad del mismo es que Ross Hamilton se convierte en el líder del grupo, llevando sobre sus hombros el peso del mismo: es el cantante, bajista, toca la guitarra acústica y eléctrica, las percusiones y se ocupa de las programaciones de los instrumentos. Lo más gracioso de todo es que Ross dejaría el grupo a los pocos meses de la publicación del disco… con lo que la batuta de la dirección del grupo volvería de nuevo a manos de Stuart Eaglesham.

Otros de los colaboradores en este disco son: Jarlath Henderson, a la gaita; Ross Ainslie, al whistle; Aidan O´Rourke, al violín y Brian McNeill ayudando a Ross con las programaciones.

La música ha cambiado mucho con el transcurso de los años, pero pienso que la esencia de la música, que ha ido reforzando las conexiones entre los hombres que somos ahora y los chicos que éramos en 1988, todavía permanece inalterable. Seguimos representando quiénes somos y de dónde somos con una pasión y una duración que debe continuar (Duncan Chisholm).

El disco en sí comienza con dos canciones que, aunque son dos cortes separados, da la impresión de que sean dos partes de una misma canción. La primera de ellas es “Back home” (Vuelta a casa), con letra y música:

y la segunda es “Break Yer Bass Drone Again”, que es una tonada enteramente instrumental compuesta por el malogrado Gordon Duncan, del que hablamos en la anterior entrada:

Continuamos el seguimiento del disco con el tercer corte del mismo, una mezcla de folk y rock (casi más de lo segundo que de lo primero) regado con la voz de Ross Hamilton, muy diferente a la que estábamos acostumbrados a escuchar en los anteriores álbums del grupo. El tema se divide en dos partes: la primera es “Dod’s Tartan Punk Rock Trews” y la segunda es la que da nombre al tema en sí, “These Are the Days”:

El siguiente tema tiene más de gastronómico que de musical. Su nombre no sé si se lo dieron en homenaje al menú de algún chiringuito de playa del litoral valenciano, donde los miembros del grupo seguramente degustarían tan sabroso manjar. Es el quinto corte del disco y está dividido en dos (para variar). La primera parte se titula “The Reel Mackay Wedding” (El Reel de la boda de Mackay) y la segunda es la que da nombre al corte, “Paella grande”:

En la próxima entrada, rematamos la faena…

Acabamos rodeando lo que es “casi una isla” 28 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Seguimos donde lo dejamos, es decir, en el sexto corte del álbum “Almost an island” (Casi una isla), un tema instrumental compuesto por el gran Phil Cunningham que lleva por título el de “5/4 Madness”, o sea, “Cinco cuartas partes de locura”. Hala, a volvernos tod@s loc@s, clicando en VER EN YOUTUBE:

Continuamos con el séptimo de los temas del disco, compuesto por el gaitero Stevie Saint, otro de los cortes en que predomina más el rock que el folk (así venía siendo en los últimos discos del grupo). El nombre del corte, instrumental una vez más, es “Davie´s last reel” (El último reel de David) y suena así de fuerte:

El siguiente y octavo tema del álbum es un retorno a los sonidos folk originarios del grupo mezclado con algún toquecillo heavymetalero, todo ello aderezado con la voz de Stuart Eaglesham, quien compone (con la ayuda inestimable de Duncan Chisholm) esta canción titulada “Jericho” y que podéis escuchar (y descargaros) en el Reproductor Box habitual (ésta va por tí, Orly…).

Acabamos la entrada con el tema que acaba el disco, otro tema más instrumental más relajado que el resto de los que componen el álbum y que se titula “The Panda”. Está dividido en otros dos: el primero de ellos es el que da nombre al corte y el segundo, con un sonido mucho más guitarrero, lleva como título “The soup dragon”, es decir, “La sopa de dragón”. Ambos temas están compuestos por Gordon Duncan, malogrado gaitero que tocó como músico de sesión con Wolfstone en alguno de sus discos y que, a pesar de ser uno de los mejores gaiteros de todos los tiempos (llegó a alcanzar la escala mixolidia), sus problemas con el alcohol hicieron que lo perdiésemos, tanto como músico como persona, el 14 de diciembre de 2005, con tan sólo 39 años de edad:

No quiero acabar la presente entrada sin hacer un homenaje a este gran gaitero, ofreciéndoos una de sus grandiosas interpretaciones. Descansa en paz, Gordon:

Casi una isla 26 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

El sonido del piano rompe suavemente el silencio, suena el rasguido del violín y sacude el aire las notas que brotan furiosas de la gaita…

Así suena el primer corte del álbum (“Almost an island”) que os avancé al final de la anterior entrada. El tema en concreto se titula “The piper and the shrew” (El gaitero y la musaraña) y está compuesto por el flautista norirlandés Leo Mc Cann.

Y ahora vamos a hacer el bárbaro, siguiendo a las hordas invasoras vikingas…

La canción del anterior vídeo es “Elav the terrible”, compuesta por R.S. McDonald y es el segundo tema del disco, al que sigue (obviamente) el tercero, que es una de las pocas canciones con letra, en el que los integrantes del grupo nos hablan del destino turístico donde pasan irremisiblemente las vacaciones estivales. Con todos ustedes, “Where the summers go” (Donde voy todos los veranos):

Y acabamos la presente entrada (pero no el disco…) con el cuarto tema, un tema con aires bretones compuesto por el flautista Martin Hugues, del grupo “Eclipse first“. El tema se titula “La grande nuit du port de peche” (La gran noche en el puerto pesquero) y suena así de bien en esta versión en directo, que podréis ver y escuchar si clicáis en Ver en Youtube:

Nos vemos en la siguiente entrada…

La puerta de los santos 24 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Después de la publicación de “Not enough shouting”, el violinista de Wolfstone, Duncan Chisholm, decide reemprender su carrera en solitario y en paralelo al grupo, presentando su segundo disco, de título “The door of saints” (La puerta de los santos):

No fué hasta el año 2000 cuando me planteé hacer una continuación del disco “Redpoint”. Había estado durante ese mismo verano en España y me habían inspirado muchos de los lugares que había visitado. Busqué grabar un disco que quisiera reflejar el amor que tengo por ese país, en particular por el norte de España (Duncan Chisholm).

La carátula del disco es del artista asturiano Carlos Barral Alvarez y en el disco, mezcla de influencias españolas y gaélicas, se hace un homenaje a varios aspectos de la cultura y el paisaje español, incluso haciendo mención al luchador anarquista Buenaventura Durruti.

De este disco es el tema que os voy a mostrar a continuación, en concreto del segundo corte del mismo, que es la particular versión de un clásico que se llama “Chi Mi Geamhradh”, o sea, “Veo el invierno”:

Ya véis que todo lo que era ritmo y fuerza en el Duncan de Wolfstone se traduce en ternura y delicadeza en el Duncan en solitario… Otra muestra más de su buen hacer es el séptimo tema, en el que hace una particular versión de una canción del grupo asturiano “Tejedor“, que se titula “Añada pa Gael”:

En este disco, que sale al mercado en diciembre de 2001, colaboraron también Phil Cunningham (a la percusión, teclados y acordeón), Ivan Drever (ex integrante de Wolfstone, a la guitarra), James Mackintosh (percusión), Marc Clement (guitarra), Jim Hunter (guitarra) y Carlos Barral (que además de crear la carátula, también canta).

Poco después del lanzamiento del disco de Duncan, el grupo Wolfstone (reducido a tan sólo cuatro miembros: el mismo Duncan, Wayne Mackenzie, Stevie Saint y Stuart Eaglesham) se reúne en los “CAP Studios” de la pequeña localidad de Beauly para “cocinar” otro de sus “sabrosos platos musicales”, que sale a la venta el 24 de septiembre de 2002 en el propio sello del grupo, “Once Bitten Records”.

Tienen como “pinches de cocina”a Phil Cunningham (siempre en todos los fregaos…), Alyn Cosker a la batería, Brian McNeill a las percusiones y “Cous-cous”Mac Afferty a la mandolina.

El disco, que casi me olvidaba, se titula “Almost an island” (Casi una isla)

y del mismo hablaremos en la siguiente entrada…

No gritáis lo suficiente… 18 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

En enero de 1999, Duncan Chisholm participa en uno de los proyectos del gran Phil Cunningham, junto con otras figuras de la música celta, como Manus Lunny (del grupo Capercaillie) o James Mackintosh (percusionista de Shooglenifty). Dicho proyecto musical es una suite celta que lleva por título el de “Highlands an islands suite”, presentado en la edición del festival “Celtic Connections“de Glasgow, del cual me ha sido imposible, por más que he buscado y rebuscado, encontrar nada que os pudiese ofrecer…

Siempre me gustó la combinación de una orquesta con instrumentos tradicionales. Otros han hecho cosas similares: Shaun Davey con ” The Brendan voyage” constituye el ejemplo más obvio. A pesar de que me pareció todo el proceso como algo terrorífico (y sigue siéndolo), es algo magnífico escuchar que ese tipo de música se sigue tocando actualmente (Phil Cunningham).

En enero del año siguiente, los artistas participantes en dicho evento se volverían a reunir, con la excusa del 40 cumpleaños de Phil.

Después del éxito de su disco ” Seven” (y como venía siendo costumbre después de la publicación de cada álbum), los integrantes de Wolfstone se dedican a irse de gira por esos mundos durante todo el año 2000, a presentar su trabajo ante el gran público. En esas estamos cuando sobreviene la tragedia: el fallecimiento del encargado de tocar el piano y teclados, Andy Simmers.

El grupo se plantea si seguir o no con la gira, adoptando la difícil decisión de hacer tripas corazón y seguir adelante. Como diría Freddy Mercury: “Show must go on“, “El espectáculo debe continuar”… Y no sólo eso, sino que se decide fundar su propio sello discográfico, que se llamará “Once bitten Records“.

Y se decide publicar el primer álbum en directo del grupo, como homenaje a Andy, que verá la luz en España en el sello “Resistencia“. Está grabado entre los meses de enero y febrero del año 2000, en los escenarios de las salas “The Lemon Tree” de Aberdeen y “The old fruitmarket” de Glasgow:

"El viejo mercado de fruta" de Glasgow

El título del disco es “Live. Not enough shouting”, algo así como ” En vivo. Griterío insuficiente”:

y en él se van desgranando catorce canciones, casi todas las del álbum “Seven” y unos cuantos éxitos de discos anteriores, sin que toquen temas nuevos.

No es hasta dos años más tarde cuando ve la luz el siguiente trabajo del grupo, del que hablaremos largo y tendido en la siguiente entrada…

Más de Siete 16 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Continuamos el repaso pormenorizado de “Seven” donde lo habíamos dejado, concretamente en el sexto corte del disco, un tema totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados a escuchar del grupo Wolfstone. Nada de rock, nada de celta, nada de violines, nada de gaitas… Tan sólo el piano desnudo del recién llegado al grupo, Andy Simmers, que compone esta bella pieza en memoria de su padre, recién fallecido. “John Simmers” es como se llama y la podéis escuchar aquí:

Y una vez acabado el momento intimista del disco, los Wolfstonianos retoman la senda habitual y nos presentan, en su séptimo corte del álbum, el (para mi humilde opinión) mejor tema del disco, “J-Time”:

Continuamos con el noveno corte de “Seven”, titulado “Crowfeathers”, y que podéis escuchar en esta versión en directo, grabada el año pasado en Glasgow:

Y nos despedimos, tanto de la presente entrada como del disco, adentrándonos en uno de los muchos parajes pintorescos de la costa escocesa. En una de las muchas islas que rodean a Escocia, concretamente en el islote de Staffa (que en nórdico antiguo, el idioma de los vikingos, significa “isla de columnas”) hay una cueva rodeada de columnas de basalto y que sirvió al gran compositor alemán Felix Mendelssohn cuando las visitó en 1830 para inspirarle una de sus oberturas: “Die Hebriden”, Opus 26, (o sea, “Las Hébridas“) más conocida como el nombre con el que se conoce en Escocia a dicha cueva, o sea, “Fingal´s Cave” o Gruta de Fingal:

Fingal (o Fionn Mac Cumhaill, que es el nombre irlandés) es el nombre de uno de los héroes escoceses del poeta James Macpherson que, según la mitología celta, se convierte en el jefe de los Fianna al probar accidentalmente el salmón de la sabiduría.

Después de todo este circunloquio para explicaros el origen del título con el que despedimos el disco, qué menos que poneros la canción en sí. Otra visión musical inspirada en un mismo lugar, “Fingal´s Cave”:

Mendelssohn y Wolfstone no son los únicos que se inspiraron en la gruta de Fingal para componer algún tema. Sin ir más lejos, los archiconocidos Pink Floyd también visitaron musicalmente dicha cueva, con el resultado sicodélico que vais a ver a continuación:

 Ya me diréis cuál de las tres versiones es vuestra preferida… aunque creo que está bastante claro.

Siete 14 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Que levante la mano quien no haya visto alguna vez esta película:

Bueno, a decir verdad me refiero a la versión original de esta parodia de esta película, o sea, ésto (Clicad en Ver en Youtube):

Seven es el nombre de esta famosa película de suspense, estrenada en 1995. Y “Seven” es el nombre del séptimo disco oficial (si no tenemos en cuenta los dos primeros, titulados “Wolfstone I” y “Wolfstone II”, de los que hablé hace unas cuantas entradas…) de Wolfstone, publicado el 18 de mayo de 1999 en la discográfica “Green Linnet”:

No estaría de más recordaros cómo quedaba el grupo, en vista de la gran cantidad de cambios habidos desde su fundación. En la grabación del disco, que tuvo lugar en el “CAVA Sound Workshops” de Glasgow entre finales de 1998 y principios del 99, tenemos a Stuart Eaglesham a la guitarra y a la voz; Duncan Chisholm, al violín y los coros; Stevie Saint, a la gaita y flautas; Andy Simmers (que sustituía a Stuan Eaglesham), al piano y a los teclados; Wayne MacKenzie, al bajo y coros y, por último, a Tony Soave (que sustituye a Mop Youngson) a la batería.

Además, colaboran Colette O´Leary al acordeón; Marc Duff, al bodhran; Robin Rankin, a las percusiones y Marc Clement, ayudando en los coros.

Deciros, por cierto, que el grupo se había más o menos disuelto al acabar el anterior disco, pero que las obligaciones contractuales con su casa de discos les hizo reunirse de nuevo, muy a su pesar, para cumplir lo acordado con “Green Linnet”. Contrariamente a lo que pudiera parecer, esa “reunión forzosa” se traduce en todo un éxito, con lo que los componentes de Wolfstone deciden seguir adelante con el grupo…

Pero vayamos directamente al grano con el tema que abre el disco, titulado “Psycho woman” (Mujer psicópata), una canción instrumental muy rockera con la que suelen comenzar sus conciertos:

En este disco, la vertiente rock desplaza cada vez más a la vertiente céltica de sus músicas, dejándoles poco a poco como un grupo de rock con influencias celtas, cuando en sus comienzos había sido todo lo contrario.

Mucho más reposada y suave que la anterior es la tercera canción del álbum, titulada “Jen´s tune” y que podréis escuchar en el Reproductor BOX, donde podréis apreciar la calidad de la interpretación de Stevie Saint a la gaita y de Duncan Chisholm al violín.

En el quinto corte, tenemos otra poderosa canción instrumental en la que los componentes del grupo demuestran todo su buen hacer. Se divide en otras dos: la primera es ” Struan and Frazer´s” y la segunda es la que le da nombre al tema, “Quinie fae rhynie”. Os la dejo en una versión en directo:

Por ahora, nada más. Continuaremos el repaso a “Seven” en la siguiente entrada… Feliz San Valentín a tod@s, en especial a mi queridísima Asun… que se lo merece todo y a la que no hay nada en el mundo que se le pueda comparar…

Dejamos este extraño lugar… 11 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Continuamos donde lo dejamos en la anterior entrada, o sea, en el sexto corte de “This strange place”, otro de los cinco temas instrumentales que componen dicho álbum, que se titula “Stevie´s set” y que se divide en otros dos: el primero lleva por nombre el de “The wild monkey dance” (El baile del mono salvaje), y el segundo es “Black Eyed Jam”. Aquí lo tenéis:

Y ahora nos trasladamos a algún país árabe en el octavo corte, titulado como “The Arab set” y compuesto por dos temas consecutivos. El primero de ellos es “An Arab in the Court of Kintail” (Un árabe en la corte de Kintail“, que es el nombre de una cadena montañosa del noroeste de las Highlands), el segundo es “The Redwood Reel” y lo podréis escuchar en el Reproductor BOX.

Continuaremos con el noveno corte, que lleva por título el de “Reluctant journey” (o sea, algo así como “Viaje a regañadientes”) y que también tenéis en el BOX.

Acabamos el “escaneado” del disco con el que le da cierre, el décimo corte, que se titula “Kazakhstan” y que, para variar, también se subdivide en dos: el primero es “A thief in the night” (Un ladrón en la noche) y el segundo es “The hills of Kazakhstan”. También para variar, tendréis que desplazaros hasta el BOX para escuchar la gaita de Northumbria

Small Pipe o Gaita de Northumbria

o “small pipe” de Stevie Saint, que le da ese aire distinto y misterioso al tema.

Hay una anécdota jugosa sobre este disco y es que, al final del listado de temas incluidos en el mismo, aparece una canción fantasma. Efectivamente, consta como corte número 15 (cuando sólo hay 10 temas) una canción titulada “Inverness”, que ni aparece en el disco ni ha sido nunca grabada en ningún otro trabajo del grupo.

Tengo que decir que, en mi humilde opinión, este disco es, salvo alguna canción que destaca, de menor calidad que los trabajos anteriores. Aunque hay que tener en cuenta, como os expliqué hace varias entradas, que no es un disco del grupo propiamente dicho…

Una vez acabada la grabación del álbum, Ivan Drever abandona definitivamente la formación para comenzar su carrera musical fuera del grupo (que ya había empezado en 1989 con un disco titulado “Homeland”) aunque publicaría varios trabajos suyos en colaboración con varios de los integrantes de Wolfstone, como por ejemplo “The Lewis Blue”, que aparece en el mercado discográfico al mismo tiempo que “This strange place”, grabado a dúo con Duncan Chisholm. Este tipo de colaboraciones entre Ivan y Duncan todavía se sigue dando en la actualidad, aunque el tipo de música que ambos practican está cada vez más cercana al folk y más alejada del rock celta, que ambos habían utilizado como sello personal de Wolfstone. Como se puede apreciar en el siguiente tema, con el que os dejo hasta la siguiente entrada. Que lo disfrutéis:

Por cierto, el último tema que ambos tocan en el vídeo anterior, seguro que os suena. Es “Bok Espok”, una colaboración de Kepa Junkera con el grupo sueco Hedningarna, del que alguna vez os he hablado de pasada… y que os dejo a continuación para que comparéis: