jump to navigation

A, ante, bajo, con, contra, de, desde, en, ENTRE… 6 julio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

El pintoresco título de la presente entrada no es más que el principio de la retahíla de preposiciones que teníamos que aprendernos de carrerilla en la escuela, para recordar más fácilmente el listado de dichas palabrejas. Pues una de ellas, “Entre”, es el título del último disco publicado hasta el momento de Tomás San Miguel, en un mano a mano con el habitual en estas lides, Jorge Pardo, que resulta ser el tercero a dúo entre ambos músicos.

Publicado en 2008 por el sello “Musimagic”, tiene como únicos intérpretes a Tomás (al piano y sintetizador) y a Jorge (a la flauta y saxos). Fue grabado en Ibiza en el 2004, pero problemas con la discográfica (o vete tú a saber qué…) retrasó su salida al mercado casi cuatro años.

Las fuentes de las que beben sus composiciones van desde el flamenco y el jazz (campos desde los que provienen Tomás y Jorge) hasta la música tradicional vasca, pasando por la música latina… pero siempre destilando un aroma fresco, a improvisación (en el buen y musical sentido de la palabra…). Un disco corto, pues tan sólo tiene ocho temas, de los cuales el corte final es un remix de una composición de cuando ambos pertenecían al grupo “Dolores”, allá en sus comienzos musicales.

El primer tema que os puedo ofrecer es el segundo corte, “Ver llover”, una pieza instrumental triste, melancólia y repetitiva, como la lluvia:

Durante más de una semana, no paró de llover. En Ibiza, mes de marzo, mientras instalados en el campo, grabávamos estas músicas. Agua vista. Agua oída. La insistencia de la lluvia pasó a formar parte de esta composición (Tomás San Miguel).

La tercera canción del disco es más jazzística y, aunque predomina el piano de Tomás, no podemos obviar el saxo de Pedro. “Sí o sí” , es el nombre del mismo:

El mundo es difícil de entender. Cada vez más, menos entendimiento. Aún así, es el mundo en que vivimos y tenemos por ello la obligación de asimilarlo, interpretarlo y sostenerlo. A lo largo de la Historia se han producido acontecimientos dramáticos de los que el mundo y la Humanidad ha salido adelante. Alguien dijo que no podemos cambiar el mundo, pero podemos cambiarnos a nosotros mismos. Debemos. Pongámonos a la obra, manos en la música, sí o sí (Tomás San Miguel).

Las últimas noticias que tenemos de estos dos músicos geniales y versátiles es que han colaborado en la grabación del primer disco del guitarrista Antonio José Gómez, que lleva el título de “Aires de Mar”:

Un disco que bascula entre el jazz, el funky y el flamenco (o todo a la vez), tal y como podéis ver en el siguiente vídeo, con el que nos despedimos de este músico que os he ido presentando y que ha sabido combinar estilos sin repetirse y sin menospreciar ninguno:

La violencia y la crueldad humana nunca podrán superar el poder del amor y la fuerza de la compasión. Vaya esta música en homenaje a todos los que sufren la ignorancia y la barbarie de los otros. A los que aman a pesar de su dolor. La música nos trasciende, matiza el vértigo, nos hace comprender lo que a largo de los años fuimos capaces de ver. Cada vez que alguien escucha una canción la compone de nuevo. Vivir de nuevo. Retorno eterno (Tomás San Miguel).

Anuncios

Dantxad, dantxad, malditos… 4 julio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , , ,
add a comment

Espero que a ninguno de vosotr@s os ocurra como a los protagonistas de la película de Sidney Pollack

si escucháis las canciones que os voy a proponer a continuación del disco que empezamos a comentar en la anterior entrada, “Dan-txa”.

Para comenzar, presentaros una fusión que, a primera vista, nos parecerá extraña. Nada menos que un intento de mezclar la música tradicional brasileña (la samba) con los sonidos tradicionales vascos de la txalaparta, dando como resultado (aquí os dejo a vosotros discutir si es bueno o malo…) una “Sambaparta”, que es como se llama el segundo corte del disco:

Habéis visto en el vídeo anterior a las gemelas Gómez tocando la txalaparta, a Martin Klein dándole a las percusiones y al bueno de Tomás con su acordeón, repitiendo estas criaturas con sus respectivos instrumentos en el tercer tema del álbum, dedicado a la “casa de brujas” de la que hablamos cuando os presenté el disco “Lezao”. En este caso, lo que se fusiona es el fandango vasco con el sonido de la txalaparta; se titula “Sorginetxe” (casa de brujas) y lo tenéis aquí:

Acabamos el repaso al disco (lo siento, pero es que el resto de temas son repetitivos o demasiado comerciales) con el séptimo corte del mismo, que lleva el nombre de la montaña más alta de los montes vascos: el mítico “Gorbea“:

Gorbea Mendia

Para escucharlo, dirigíos al Reproductor de “Músicas Posibles” (aquí mismito, a vuestra derecha); allí podréis degustar su relajante sonido, mezcla entre “chill-out” y música vasca…

Finalmente, comentaros que con este álbum Tomás San Miguel consiguió auparse a los primeros puestos de las listas de éxito de la “world music” y tener la posibilidad de darse a conocer por toda Europa mediante su participación en festivales de dicho tipo de música.

En la siguiente entrada, comentaremos el último disco publicado por Tomás y daremos por finalizado el repaso a su discografía.

En el vuelo de la vida 2 julio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
add a comment

El siguiente trabajo de Tomás San Miguel no es más que un recopilatorio de algunas de las mejores canciones de sus antiguos álbums, editado por el sello “Nuevos Medios” en el año 2002, con el nombre de “NM Colección”:

Posteriormente, Tomás se embarca en un nuevo disco en que la novedad es que el único instrumento que toca es el que aprendió a tocar con sólo diez añitos de edad: el piano. En formato de doble CD, sale al mercado discográfico en 2003 con el nombre de “En el vuelo de la vida”:

grabado en noviembre de 2002 en los “C´a Chi Studios” de Almería. El primer cedé contiene once composiciones originales de Tomás; el segundo consta de doce improvisaciones. Todas las canciones respiran una atmósfera intimista y romántica que plasma con una sensibilidad inigualable en cada uno de sus cortes.

Desgraciadamente, no puedo ofreceros ninguna de ellas. Por más que he intentado conseguirlas, tanto en formato MP3 para subirlas al Reproductor de “Músicas Posibles”, como en el “Youtube” en forma de vídeo… mi búsqueda ha resultado ser infructuosa.

El siguiente trabajo del señor San Miguel es la tercera parte de la trilogía que publicó junto al grupo “Txalaparta”, cuyas primera y segunda parte fueron “Lezao” y “Ten”, respectivamente, y que ya fueron objeto de estudio en este blog hace algunas entradas. Para dicho trabajo, Tomás cambia de grupo de txalapartaris, pues sustituye a Fernando Auzmenti e Ibon Otxoa por dos chicas: Sara y Maika Gómez, unas gemelas vitorianas que componen el grupo “Ttukunak“. Otros de los colaboradores del disco son: Jorge Pardo, que toca la flauta; Antonio José Gómez, la guitarra; Marlon Klein, que es el productor del disco, toca las percusiones y programa los sintetizadores, quedándose el acordeón como único instrumento que toca Tomás, aparte de componer todos y cada uno de sus cortes.

¡Ah! Casi se me olvida… El disco se publica en octubre de 2005 en el sello “Musimagic” con el nombre de “Dan-txa”

que es la unión de los conceptos “danza” y “txalaparta” y que, gracias a dicho instrumento autóctono, fusiona en dicho álbum ritmos y músicas muy diferentes, como veréis en la siguiente entrada…

Equilibrio 30 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

No hay palabras para expresar estas historias, no hay nada que contar que no sea con música, porque en “Ten” la música es un territorio sin nombre, una subjetividad dispersa y mestiza. Este disco es un celebración de la esencia, un canto a la emoción, un homenaje al lugar imaginario, un juego sentido con las mil maneras que hay de juntar una nota al lado de otra; esta música es el espacio que hay entre dos silencios (Tomás San Miguel).

Esta última frase con la que Tomás nos resume lo que, para él, significa el disco que vamos a comentar a continuación (“Esta música es el espacio que hay entre dos silencios”), me parece absolutamente maravillosa y me recuerda la conversación que mantuve el pasado sábado día 16 con mi querido Obélix, mientras escuchábamos “como ruido de fondo” el concierto de música celta que tuvo lugar en el Centro Cívico de Can Basté (y que os anuncié hace unas semanas). Obélix me recordó el inicio de un poema de Neruda (“Me gustas cuando callas porque estás como ausente”…) y yo pensé para mí que la mejor manera (aunque haya otras) de romper un silencio, de ” no callar y no estar ausente” es mediante la música. Tomás rompe su silencio desde la publicación de su anterior disco con la salida al mercado en 1998 de “Ten”,

que en euskera significa “equilibrio”.

El disco mantiene la esencia y el espíritu de “Lezao”, repitiendo como “cómplices necesarios para el cometimiento del crímen” la práctica totalidad de los colaboradores de dicho álbum, añadiéndose a los mismos el productor del grupo “Dissidenten” (que ya apareció en este blog a finales del año pasado y que tuvo la presencia de Tomás San Miguel como músico invitado en la grabación de dos de sus discos, e incluso salió de gira con ellos por toda Europa), nada menos que el señor Marlon Klein. También aparecen en los títulos de crédito la cantante Yolanda Mateos, el bajista José Pereira, el multiinstrumentista madrileño Luis Delgado tocando la percusión y, por último, Josu Salbide, que toca la txirula

Flauta recta de tres agujeros o “txirula”

que es una especie de “txistu”, pero más corta y con un tono mucho más alto.

Pero ya va siendo hora de “ir al turrón”, por lo que vamos a empezar con la segunda canción del disco, titulada “Santa Águeda”, basada en una tonada tradicional vasca que vais a escuchar a continuación en versión “a capella”:

Una vez pasada por la “turmix” de Tomás San Miguel, el resultado es esta otra versión (que es la que aparece en “Ten”), cantada por el coro “Samaniego”.  Comparadla y ya me diréis cuál os gusta más…:

Alabemos a Santa Águeda. Mañana es el día de Santa Águeda. Deseamos a todos los de esta familia pura felicidad para siempre. Hoy es la víspera de Santa Águeda, Día Grande de Euskal Herria, en el que llenamos todos los hogares de canciones. Venimos de Bera-Kruz, chicos y chicas, todos en grupo para homenajear a Santa Águeda con nuestras voces y “makilas” Un, dos, tres… eup! (Santa Águeda – Tonada tradicional vasca).

En el séptimo corte del disco, nos encontramos con el acordeón del propio Tomás, que desgrana sus melancólicas notas en este tema instrumental que lleva por título el de “Dos ángeles del cielo”:

Me va a quedar clavada una espina, y es la de no poder ofreceros el noveno corte del disco, “Dindon”, una “ezpatadantza” o “danza de espadas” en la que hubiérais podido escuchar un duelo musical entre la txalaparta de “Perdi eta Ibon” y la trikitixa de mi querido Kepa Junkera, pero para compensaros os dejo el tema que cierra el disco, un precioso corte que también cuenta con la inestimable colaboración de Kepa. Se titula “Ten con ten” y es un “arin arin“, que es un ritmo rápido festivo típico vasco. Os dejo con él hasta la siguiente entrada:

De dos en dos 26 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Corre el año 1995, cuando los músicos Tomás San Miguel y Jorge Pardo vuelven a encontrarse para un proyecto común, continuación del “Vida en Catedrales” que comentamos en una anterior entrada. Dicho proyecto va a llamarse “De dos en dos”:

publicado ese mismo año en la discográfica “Nuevos Medios”.

Jorge vuelve a trabajar con Tomás, después de haber colaborado con músicos tan importantes en el mundo musical como Paco de Lucía, Camarón de la Isla, Carles Benavent, Tino di Geraldo, Chano Domínguez e incluso el grupo pop Mecano.

La totalidad del álbum es a dúo, Tomás al piano y Jorge al saxo, dando como fruto de dicha unión un total de doce canciones cuyo nexo en común es el tiempo, del que hablan tanto en su vertiente atmosférica (sobre todo en sus títulos) como del paso del tiempo en nuestra vida.

El disco tiene, a mi humilde entender, tres temas que son susceptibles de aparecer en este blog. El primero de ellos es el que hace el número dos de la lista, con un nombre muy “de hombre del tiempo”. Su título es “Marejadilla” y podéis degustarlo en el Reproductor “Músicas Posibles”. Agarraos fuerte, que vienen olas

El cuarto corte de los que componen el álbum lleva por título el de “Amor septentrional” y es más serio que el anterior, aunque de igual calidad. También está en el “Músicas Posibles” habitual

Cerramos el vistazo musical del disco, con el penúltimo de sus temas, el que hace el número once, que se titula “Bancos de niebla”, en el que piano y saxo nos envuelven con sus notas en una atmósfera delicada y tenue, como cuando las nubes bajan a nivel del mar… Escuchémoslo en el Reproductor…

Habréis observado (si es que me habéis hecho caso y os habéis detenido a escuchar los temas recomendados) que este disco no tiene nada que ver con el anterior y tiene mucha menos conexión con el flamenco que el primero de los discos en colaboración con Jorge Pardo.

Posteriormente, Tomás San Miguel compone en 1996 una banda sonora para la coreografía para danza de la obra “Q”:

Al año siguiente, compone otra banda sonora, esta vez para la película “Big City Blues

película que pasó sin pena ni gloria por la cartelera cinematográfica en su estreno el año 1999, supongo que no por culpa de Tomás…

Del siguiente trabajo discográfico, nos ocuparemos en la siguiente entrada. Hasta entonces…

Cerrando la cueva de Lezao 23 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Vamos a acabar el disco, que ya toca…

El sintetizador y la txalaparta cooperan necesariamente para crear un latido musical, el que nos muestra el tema número once del disco y que lleva por título el de “Latidos”, también más sosegado y menos “vasco” (como ocurría en el anterior corte del disco) que los comentados anteriormente, hasta tal punto que no parecen del mismo álbum:

Dirigimos nuestra mirada hacia las estrellas, en concreto hacia éstas:

Pléyades

las pertenecientes a la constelación de Tauro y que inspiran a nuestro amigo Tomás a componer el tema número doce, de título “Pléyades” y que suena así de bien:

Nos volvemos a encontrar con las voces del coro “Samaniego” en el corte número trece, que interpretan este “Kantiko en flor de piedra”, en el que destaca entre el resto de instrumentos la flauta:

Acabamos definitivamente con el tema instrumental que cierra el disco, “Una leyenda áurea”, que os está esperando en el Reproductor de “Músicas Posibles”, situado a vuestra derecha… Sintetizador, alboka y voces del coro “Samaniego” crean una atmósfera chill-out con aires vascuences.

Posteriormente a su lanzamiento, este disco fue presentado en una gira por teatros de toda España con más de 50 músicos en el escenario. La carrera musical de Tomás San Miguel recibió un enorme impulso gracias a “Lezao”, con el que alcanzó su cénit, pero (como comentaremos en las siguientes entradas) los siguientes trabajos ya no serán del mismo nivel…

Golpeando la txalaparta… 19 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
2 comments

Dicen las leyendas que los romanos, cuando entraron en los valles vascos, se asustaron de unos extraños sonidos que no sabían de dónde procedían y que espantaban a sus caballos. Dichos sonido no eran más que el golpeo rítmico de las makillas

o palos que golpean sobre los tablones que componen la txalaparta.

Pues ese sonido es el que se asemeja a los cascos de los caballos asustados del que hablábamos antes y que resuena en el quinto corte del disco, titulado “Devociones” y que podéis escuchar en el siguiente vídeo:

El siguiente corte destacable es el sexto, con el nombre de “No tienes elección”, otro de los cortes que sólo aparecen en la edición española del disco y en el que el protagonista es el mismo Tomás y su acordeón. Para poder disfrutarlo no tenéis elección, pues deberéis acudir obligatoriamente al Reproductor de “Músicas Posibles” (más abajo, a la derecha), donde no tendréis otra elección que no dejar de mover los pies siguiendo el ritmo.

Y ahora toca hablar de “Maurizia”, para lo que tendremos que volvernos a desplazar al “Músicas Posibles” (antiguo “Box habitual”…), donde escucharemos (y nos podremos descargar, si lo deseamos) el séptimo tema del disco “Lezao”, que tampoco aparece en la edición norteamericana del disco y que se titula así, “Maurizia”. Comienza con el sintentizador intentando imitar el sonido de la txalaparta, para dar paso al saxo del señor Paxariño y después compartir protagonismo con el resto de instrumentos habituales: alboka, teclados, txalaparta… y con algún irrintzi que otro…

Seguimos con una “martxa”, la que nos trae la octava canción del álbum y que se titula “Zaldi dantza” (o “Danza del caballo), que podéis ver en el siguiente vídeo:

Acabaremos la presente entrada (que no el desarrollo del disco) con los sonidos ambient que nos descubre el noveno corte, titulado “El nacimiento de Maritxu” y que nos envuelve con el sintetizador, el bajo y el acordeón de Tomás San Miguel:

Lezao 16 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Hace muchos años, en Agurain se contaba la historia de una bella dama, una “lamia” ó “amilamia” que habitaba en la cueva de Lezao, situada en la sierra de Entzia, debajo de las Peñas de Iturrieta, entre Eguileor y Alangua. Los más viejos contaban que era muy hermosa y que la habían visto peinarse su larga cabellera rubia con un peine de oro al borde de un estanque de agua que venía de la cueva de Lezao y que le servía de espejo. Decían que ésta hermosa mujer salía cada amanecer de la cueva y se le oía cantar mientras se peinaba (Fragmento de la leyenda de la Amilamia de Lezao).

Euskadi es una tierra mítica y mística, llena de leyendas y supersticiones, de seres mitológicos y brujas, de lugares encantados y misteriosos. Uno de esos lugares se encuentra envuelto entre la bruma, en las proximidades del municipio de Salvatierra/Agurain, en el que se alza un pequeño monumento megalítico, un dolmen al que llaman “sorginetxe” (en euskera, casa de brujas) en la localidad de Arrizala y muy cerca de la cueva de Lezao.

Sorginetxe (Casa de brujas) es el nombre antiguo del dolmen existente en el pueblo de Arrizala, aldea de Agurain (Salvatierra). Aparece este dolmen de Arrizala estrechamente relacionado con las brujas. En un manuscrito de los años 1870-1874 leemos lo siguiente: “La caseta de las brujas” – Entre Arrizala y Eguileor camino de Salvatierra, hay tres grandes piedras, dos en pie y una atravesada, que, según indicaciones que me han hecho, es de suponer que sea un trilito celta. Las gentes del país dicen que la construyeron las brujas bajando las grandes rocas en las puntas de sus ruecas durante una noche”. El dolmen de Arrizala fue construido por las brujas según creencia popular, y la cueva próxima, en los montes Encia, llamada de Lezao, era habitada por bellísimas y caritativas mujeres, conocidas aquí con el nombre de “amilamias” entre los pobladores autoctonos. En Arrizala, aldea próxima a Agurain, cuenta Barandiarán que le dijeron los lugareños de ésta aldea en 1964 que Sorginetxe (el dolmen situado en aquel lugar) fue construido por “sorginak” (brujas) y que éstas bajaban las piedras desde Atokolarri -Peñas de Entzia- Según otros, tales genios vivían en la Fuente de Lezao, situada sobre el pueblo de Eguileor, junto a una caverna del mismo nombre y venían a peinarse al dolmen. A veinte pasos de éste se hallaba enterrada, según dicho popular de ésta comarca, una piel de toro llena de oro. Las brujas, según contaba Teodora Quintana, natural de Arrizala y vecina de Okariz, bajaban de la cueva de Lezao que se encuentra en la Barga Aldaya de Entzia y los pueblos de Alangua, Eguileor y Alaitza a la Caseta de las brujas (Sorginetxe) a peinarse con peines de oro (Leyendas de Sorginetxe, en Salvatierra).

El dolmen al que se refiere la leyenda es éste:

Arrizalako Sorginetxe trikuharria

y sirve de inspiración para el disco que vería la luz en 1994 con el nombre que le da título a la presente entrada: “Lezao”:

En España, el disco saldría publicado en el sello “Nuevos Medios” y en el resto del mundo, en el sello de nuevas músicas “Narada“. Cuenta con  jugosas y exquisitas colaboraciones musicales, como la del clarinetista Andreas Prittwitz (que también ha trabajado con Jorge Pardo y es músico habitual en las actuaciones del gran Javier Krahe), del saxofonista Javier Paxariño, el albokari (intérprete de alboka) Ibon Koteron, el coro de voces Samaniego, el trikitilari Kepa Junkera (del que hablaremos muy pronto en este blog) y el grupo formado por Fernando Auzmendi y Rubén Calleja, con el nombre artístico del instrumento que tocan: “Txalaparta”. Tomás San Miguel se ocupa de la composición de los temas, de los teclados y del acordeón.

Hay algunas variaciones entre las dos versiones (la española y la norteamericana) del disco. La española tiene tres temas más y el orden de las canciones no es el mismo. En cuanto a la versión española, editada por “Nuevos Medios”, comienza con un tema instrumental que se titula “Obertura de Lezao” (uno de los cortes que no aparece en la edición norteamericana) y que define perfectamente lo que sería el disco, una mezcla extraordinaria de la música ancestral con los instrumentos tradicionales vascos, con los sonidos más modernos producidos por los sintetizadores y teclados, en una perfecta comunión que podéis degustar si acudís al reproductor de “Músicas posibles” situado bastante más arriba, a la derecha de vuestra pantalla.

Alboka, txalaparta, txistu y sintetizadores componen la mayoría de los instrumentos que podéis escuchar en el álbum. En el segundo corte, titulado “Síntomas”, comienza con el sonido hipnótico de la txalaparta, para ser el saxo de Javier Paxariño quien tome el relevo, todo ello subrayado y embellecido por las voces del coro Samaniego. La música viene aderezada por las interesantes imágenes del “Museo Arqueológico, Etnográfico e Histórico Vasco“, que podéis ver y escuchar en el siguiente vídeo:

Acabamos (por hoy) con el tercer tema del álbum (el primero en la versión de “Narada”), toda una delicia que lleva por título el de “Aleación en danza”:

Vida en catedrales 13 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

En 1989, Jorge Pardo y Tomás San Miguel vuelven a cruzar el charco para participar, otra vez a dúo, en el Festival Latino, que tiene lugar en la catedral “St. John the Divine” de Nueva York. Allí vuelven a tocar unos temas que ya han quedado para siempre como clásicos en su repertorio como dúo y que, con otras interpretadas en recintos que tengan una buena resonancia, como es el caso de iglesias y catedrales (que también son los lugares favoritos para multitud de músicos new age), compondrían el primer disco de los que han sacado al mercado ambos músicos (publicado en 1993 por Sonifolk y actualmente descatalogado) y que llevaría el nombre de “Vida en catedrales”:

En el mismo, el saxo de Jorge y el piano de Tomás suenan a música en vivo, a veces improvisando, a veces tocando temas compuestos por ellos mismos, pero sin encorsetarse en estilos musicales predeterminados.

Pero creo que un ejemplo musical servirá mucho mejor que todo lo que yo pudiera escribir, para que tengáis una idea más aproximada de lo que os quiero contar. Aquí os dejo un vídeo en el que podréis escuchar un par de composiciones extraídas del álbum al que me refiero. La primera, que abre el disco y que tiene un estilo intimista y levemente aflamencado, se titula “Quédate” y la segunda, que hace la cuarta canción del álbum y es mucho más jazzística, “Gnaouis”:

En “Vida en Catedrales”, nuestro proyecto a dúo, intentamos mezclar las composiciones, casi toda mías, con la improvisación pero no necesariamente como en la música de jazz, donde hay un estilo y cierta forma establecida, sino de una manera menos rígida. En nuestra música cada composición dicta la forma, el concepto de improvisar. También nos gusta componer improvisando, dejando que las ideas afloren durante la interpretación (Tomás San Miguel).

Los “locales” donde se grabaron las canciones que lo componen son: el Hospital de Santiago en Úbeda, la iglesia de Santa María en Plasencia y la iglesia de San Agustín en Madrid.

Anteriormente a ésto, Tomás ya había tenido otro tipo de relación con la música, componiendo todo tipo de bandas sonoras de cine y de series y programas de televisión y radio. Entre otras, compuso las sintonías de los programas ” Radio Gaceta de los Deportes“, “Buenos Días” y “El Tranvía”, de Radio Nacional de España y del canal temático “Teledeporte” de  TVE. También creó la música de cabecera de la Radio Televisión Olímpica (la “tele” de las Olimpiadas del 92) y de las series televisivas “Muerte a Destiempo” y “Para Elisa“.

De todas maneras, el trabajo que le haría hacerse conocerse  y hacerse un hueco en el mundillo musical sería el que trataremos en profundidad… en la siguiente entrada…

No es una marca de cerveza… 10 junio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

No es lo mismo decir: “¿Tomas ” San Miguel”?”,

que decir: “Tomás San Miguel”…

Tomás San Miguel es un artesano. Con paciencia de arqueólogo ha buscado su propio lenguaje hasta lograr algo único. Probablemente lo andaba procurando, quizá sin ni siquiera saberlo, desde que marchó a estudiar a Estados Unidos. Y lo encontró. Pero mucho más cerca de la casa en que había nacido: en un caserí0 de la montaña de Iturrieta (Carlos Galilea, periodista de EL PAÍS).

Este alavés nació en Vitoria el año 1953 y es un compositor que, además, toca el acordeón y el piano.

Sus estudios musicales en Vitoria son de solfeo, acordeón y piano, completados en Madrid con más profundidad en el piano, añadiéndoles composición y armonía. Para acabar su formación, decide dejar Europa para cruzar el charco y dirigirse a Boston, localidad en la que se encuentra el “Berklee College of Music“,

donde se especializa en composición y arreglos en musica electrónica.

Durante su estancia en Boston (de 1979 a 1982) se encuentra con varios músicos de jazz con los que colabora, como el saxofonista de jazz Stan Getz, que le influirá notablemente:

De Boston viaja a San Francisco, donde permanece hasta 1984, donde también consigue colaborar con otros músicos, con los que adquiere la suficiente experiencia como para lanzarse a la piscina y publicar su primer disco, ya en España, en 1985 con el guitarrista Gerardo Núñez. El disco lo lanza al mercado con el nombre de “Tomás San Miguel Band” y el título del disco es “Esta noche”,

del que tan sólo os puedo ofrecer la carátula que véis sobre estas letras.

En 1988 participa en el “Primer Festival Español de Jazz” de Nueva York, en el que coincide con otro guitarrista, el madrileño Jorge Pardo,

proveniente de la vertiente del jazz más próxima a su fusión con el flamenco, con el que interpreta varios temas a dúo que son la semilla que germinará en su primer álbum a dúo con Jorge, del que hablaremos en la siguente entrada.