jump to navigation

La cebada agitada por el viento 17 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Siguiendo con el disco que comentábamos en la entrada anterior, el cuarto corte del mismo vuelve a ser otra versión de otro clásico del folk irlandés, nada menos que “Down by the Sally gardens”, tema que podréis escuchar en… a ver si lo adivináis… pues sí, en el BOX…

Bajando por los jardines de Sally, mi amor y yo nos encontramos. Ella cruzaba los jardines de Sally, con sus pequeños pies blancos como la nieve. Me propuso llevar una vida fácil, como las hojas que crecen en el árbol, pero yo era joven y estúpido y con ella no estaba a gusto. En un prado junto al río, mi amor y yo estábamos y sobre mí, inclinándose sobre mi hombro, posó su mano blanca como la nieve. Me propuso llevar una vida fácil, como la hierba que crece en los campos, pero yo era joven y estúpido y ahora no paro de llorar (Down by the Sally gardens – Loreena McKennitt).

Como estoy haciendo últimamente, os dejo el vídeo de una versión de un grupo de extraordinarios músicos irlandeses, más que nada para que podáis comparar ambas versiones de un mismo tema (Clicad en Ver en Youtube):

Entre los integrantes del grupete del vídeo anterior, habéis podido ver al violín al escocés Aly Bain (al que, seguramente, volveremos a ver cuando se hable en este blog del acordeonista Phil Cunningham, espero que pronto…), al acordeón a Donald Shaw, que junto a una de las voces más cotizadas del panorama musical escocés, Karen Matheson, forman el alma del famoso grupo Capercaillie :

Pero continuando con lo que nos atañe, en el quinto lugar del disco nos aparece una canción cuyo nombre yo no conocía pero que, sin duda, os sonará por ser la música del tema “The seven rejoices of Mary”, que aparecía en su disco anterior y que también ha sido exprimido hasta la saciedad por los músicos folkies.  Se titula “The star of the County down” y, para variar, también lo encontraréis en el Reproductor Box.

Para no perder la costumbre, a vuestra disposición tenéis en el siguiente vídeo la versión en directo de la susodicha canción, tocada al unísono por dos monstruos de la canción irlandesa, Van Morrison y The Chieftains:

Finalizamos el disco más celta de todos los que Loreena ha grabado a lo largo de su dilatada carrera musical, disfrutando de las penúltimas notas musicales que escucharemos de la diosa canadiense, con el octavo corte del álbum “The wind that shakes the barley”, que lleva por título “The emigration tunes”(La tonada de la emigración), todo un lamento quejumbroso llevado hasta el virtuosismo por, entre otros, el gaitero Ian Harper, la violoncelista Caroline Lavelle, la mandolina de Jeff Bird y el guitarrista Brian Hugues:

Sintiéndolo mucho, vamos a decir adiós (o quizá hasta pronto, nunca se sabe…) a una de las voces femeninas más maravillosas de este planeta con un último vistazo a uno de sus grandes temas, “The bonny swans”, esta vez en riguroso directo:

Hasta siempre, antigua musa

El viento que agita la cebada 15 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Acabáis de ver imágenes de la película  “El viento que agita la cebada“, del glorioso director británico Ken Loach. Dichas imágenes venían subrayadas musicalmente por una canción del grupo irlandés “The Corrs“.

La temática del film trata sobre la Guerra de Independencia de Irlanda y la posterior Guerra Civil, una vez conseguida ésta:

¿Porqué os estoy soltando este “rollo”?, os preguntaréis. Pues porque el último de los discos publicados hasta el momento por nuestra querida Loreena se titula “The wind that shakes the barley” (El viento que agita la cebada):

Este disco, publicado por Quinlan Road el año pasado (2010) fué grabado en “The Sharon Temple“, en Ontario y ha salido al mercado discográfico en varios formatos: en Cedé, en Vinilo, en formato regalo (compras el cedé y te regalan otro para, a su vez, que lo puedas regalar), en formato doble (el cedé normal más otro cedé con un disco antiguo de la artista que puedes escoger), en formato cuádruple (el cedé normal más sus tres primeros discos)…

No se le puede echar encara a Loreena falta de imaginación para vender sus productos, vamos. A ver si aprenden de una vez los mamones de la SGAE…

En este álbum, Loreena vuelve a sus orígenes celtas (bueno, si es que alguna vez los abandonó…) y nos presenta nueve cortes, dos de ellos instrumentales. El primero de ellos, que lleva por título “As I roved out”, un clásico del folk celta versionado centenares de veces por artistas de la talla de Planxty, Kate Rusby,Dervish, etc…

Lo podéis escuchar en el Reproductor BOX, pero después de disfrutarlo, haced el favor de ver la versión del grupo Planxty que os dejo a continuación…y comparáis… (Clicad en Ver en Youtube):

El segundo corte del disco lo constituye otro clásico inconfundible titulado “On a bright may morning” (En una brillante mañana de mayo), tema bellísimo donde los haya, que también escucharéis si váis al BOX habitual.

En el tercer corte, tenemos el primer tema instrumental del álbum, otra canción folk irlandesa tradicional a ritmo de marcha, que artistas de la talla de The Chieftains o Clannad (de estos últimos hablaremos algún día en este blog largo y tendido…) han hecho famosa. Se trata de “Brian Boru´s March” (La marcha de Brian Boru), un tema épico dedicado a un monarca irlandés de los siglos X y XI, en el que destaca el whistle de Ian Harper, que también toca la gaita irlandesa en la mayoría de los temas del disco. Evidentemente, también lo encontraréis en el BOX de siempre…

Os vuelvo a dejar otra versión del tema anterior, en esta ocasión con la grabación de la mítica banda irlandesa “The Chieftains”:

Acabamos la presente entrada, recordándoos que muy pronto tendremos de nuevo en la Ciudad Condal esa gran fiesta irlandesa que se llama EL FEILE. Atentos a la programación, que estará a punto de publicarse en esta página web:

http://www.elfeile.com/index_esp.php

Un sueño nocturno en pleno invierno 10 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
2 comments

Así como la rueda de los días gira hasta la oscuridad, vuelve a la luz y a la esperanza de la primavera (Loreena McKennitt).

Después de la publicación del álbum “An ancient muse”, Loreena lo presenta en directo por todo lo alto en la ciudad de Granada, concretamente los días 13 y 14 de septiembre de 2006 en el patio circular del Palacio de Carlos V, en la Alhambra

Palacio de Carlos V

y el día siguiente, 15, en el marco incomparable del Teatro del Generalife, al aire libre:

Teatro del Generalife

Dichos conciertos cristalizaron en un glorioso deuvedé que lleva por título “Nights from the Alhambra”. Una copia del mismo llegó a mis manos gracias a mi amigo Manolo, gesto que nunca le podré agradecer lo suficiente. Durante los meses de marzo, mayo y abril del año siguiente, 2007, Loreena y su grupo de músicos se dedican a presentarlo en una gira mundial.

A finales del 2008, tiene lugar (como viene siendo habitual en Loreena) la publicación de otro disco de temática navideña. En este caso, se trata de “A midwinter night´s dream” (Un sueño nocturno en pleno invierno):

en el que se incluyen la totalidad de canciones de su anterior grabación titulada “A winter garden” y otras ocho nuevas, como por ejemplo, la que hace la número dos del disco, una pieza instrumental que se llama “Un flambeau, Jeannette, Isabelle” (Una antorcha), tema tradicional francés donde destacan el acordeón, sabiamente tocado por la propia Loreena (que también toca los teclados y el piano en algunas canciones) y la kalimba

Calimba o kalimba

un instrumento africano de la familia de los idiófonos (no, no es ningún insulto…) al que pertenecen, entre otros, las castañuelas, las campanas, la txalaparta y…(agarraos al asiento…) LAS BOTELLAS DE ANÍS

Bueno, pues el tema al que nos referimos lo tenéis para vuestra escucha y disfrute en el Reproductor BOX.

Por cierto, si nunca habéis visto tocar la kalimba, aquí os dejo un vídeo de un estrafalario músico callejero, todo un hombre orquesta llamado Bird man:

Siguiendo con el disco, en el tercer corte nos encontramos con “The seven rejoices of Mary” (Las siete alegrías de la virgen María)

otra canción tradicional que me recuerda una canción del grupo gallego Luar Na Lubre cuyo título no me viene ahora a la memoria…

La siguiente canción navideña, la que ocupa el cuarto lugar en los cortes del álbum es una absoluta rareza y, si prestáis un pelín de atención, os sorprenderá tanto como a mí la primera vez que la escuché.  Es un villancico tradicional del siglo XVI y lleva por título “Noël Nouvelet!”:

Pues si habéis sido un poco observadores auditivamente, os habréis dado cuenta que Loreena canta, por primera vez, en francés antíguo en vez de en inglés. Llama también la atención (aunque eso ya es más difícil de escuchar) el sonido de una guitarra africana (que utilizan los Bereberes y los  Malienses) de tan sólo tres cuerdas y que se llama hajhuj o sentir:

Sintir o Hajhuj

De nuevo un tema tradicional es el que nos ocupa, en este caso es el “Breton Carol” (Villancico Bretón), enteramente instrumental y que constituye el noveno corte del álum, que podéis escuchar en el Reproductor BOX. Cuando lo hayáis oído, podéis ver la versión que han hecho nuestros amigos irlandeses, “The Chieftains”, y comparáis, aunque para mí son maravillosas las dos versiones. Escuchad, escuchad… (Clicad en Ver en Youtube):

Para terminar el disco y la presente entrada, en el corte número trece tenemos el tema titulado “In the bleak midwinter” (En el sombrío invierno), un sabrosísimo tema instrumental, cuya música es del compositor inglés Gustav Holst y que ha sido versionado por multitud de coros y docenas de artistas (como, por ejemplo, The Moody Blues , Kiri Te Kanawa o Julie Andrews) y en el que se hacen notar el arpa de Loreena, la guitarra de Simon Edwards y el violoncello de Caroline Lavelle. Una auténtica delicia:

Hasta la siguiente entrada…

Siguiendo a la musa… 8 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Ahora que ha llegado el momento, pronto el día se irá, allí sobre una orilla lejana, tú me oirás decir: largo como día de verano, profundo como el vino el oscuro mar, guardaré tu corazón junto al mío, hasta que vuelvas a mí. Allí como un pajaro volaría, alto cruzando el aire, tocando de lleno los rayos del sol, sólo para encontrarte allí. Y en plena noche, en nuestros sueños, o cuando el viento pida libertad, guardaré tu corazón junto al mío, hasta que vuelvas a mí (Penelope´s song – Loreena McKennitt).

Nos habíamos quedado a la mitad del disco “An ancient muse”, por lo que es de obligado cumplimiento seguir con el mismo… (Si queréis ver el vídeo, clicad en Ver en Youtube):

Mientras escucho la versión audio de la Odisea de Homero, pienso en los viajes que realizaron numerosas gentes en tiempos pasados. Los viajes eran difíciles, a menudo largos, y la idea de no regresar nunca era siempre una posibilidad. De hecho, éstas no son solamente experiencias antiguas sino también contemporáneas. Y cuando pensamos en los viajes, escuchamos no solo las voces de aquellos que se marchan – para luchar en guerras, escapar de persecuciones, o simplemente en busca de una vida mejor – sino también las voces de aquellos que se quedan atrás. Por tanto, la perspectiva de la leal esposa de Odiseo, Penélope, me viene a la mente (Loreena McKennitt).

Habréis escuchado en la canción anterior, titulada “Penelope´s song” (La canción de Penélope) y que constituye el sexto corte del disco, el sonido de varios instrumentos de cuerda (violín, viola, cello, laúd árabe o ud) y entre ellos un instrumento cuyo sonido parece el de una zanfona, pero que se denomina nychelharpa,

Nychelharpa

un extraño monstruo musical sueco que se toca como un violín, pero al que se le han añadido unas teclas y que consta de dieciséis cuerdas que se frotan con un arco.

Si queréis saber cómo demonios se toca, mirad a continuación:

¿A que parece fácil?????

Bueno, sigamos con lo nuestro…

La octava y penúltima canción del álbum es un largo y preciosísimo tema que es uno de mis favoritos (otro más de los innumerables de la artista canadiense) y lleva como título el de “Beneath a Phrygian sky” (Bajo un cielo frigio):

Gordion, Turquía, junio de 2002: Hoy he visitado el yacimiento arqueológico más increíble justo a las afueras de Gordion, en Anatolia, Turquía. Cuenta la leyenda que es el hogar del Rey Midas y el lugar donde Alejandro Magno cortó el “nudo Gordian”, esconde capas de civilizaciones: los Hittites, Frigios, Cimerianos y Celtas entre otros… Estudios Real World, Wiltshire, mayo de 2006: Me cuesta definir lo que transmite esta canción… Quizá es una llamada a las armas, por nuestro amor propio como especie y por el mundo natural con el cual nos entrelazamos. ¿Qué podemos aprender de la historia, teniendo en cuenta todas las oportunidades que se nos brindan? ¿Podemos? ¿Lo haremos? Pienso en las palabras de Edmund Burke: “Todo lo necesario para que triunfe el mal es que los hombres buenos no hagan nada.” (Loreena McKennitt).

En los dos maravillosos temas que os he comentado hasta ahora en la presente entrada (y en otros anteriores del mismo disco), uno de los instrumentistas que acompañan a Loreena es el gran Haig Yazdjian, un músico sirio que toca el ud o laúd árabe y cuya música suena así de bien:

Para terminar el repaso del disco, no hay mejor manera que dejaros envolver por la portentosa voz de Loreena y el lamento quejumbroso de la gaita de Steafan Hannigan, en el tema que cierra el disco y que se titula “Never-ending road” (Camino interminable):

Aquí está mi corazón, a tí te lo entrego, llévame contigo a través de esta tierra. Estos son mis sueños, tan escasos y sencillos que caben en la palma de nuestras manos (Never-ending road – Loreena McKennitt).

Estudios Real World, Wiltshire, 18 de agosto de 2006: No puedo identificar un lugar o época particular como inspiración para esta pieza. Sin embargo, su sentimiento ha evolucionado a lo largo de muchos años de leer las obras de muchos poetas y místicos procedentes de las tradiciones religiosas, que buscaron reflexión acerca de lo divino a través de la poesía del amor: Rumi, Hafiz, Yunus Emre, Solomon ibn Gabrirol, San Juán de la Cruz, Santa Teresa de Ávila. El tema universal es el del amor, y en esta calle interminable de vida y renacimiento, es seguro que éste es el sentimiento que debe perdurar (Loreena McKennitt).

Una antigua musa 4 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Bueno, pues vuelvo a estar otra vez con tod@s vosotr@s una vez solventados mis problemas tecnológicos…

Como le había comentado a Obélix en la entrada anterior, el monitor de mi ordenador había decidido (unilateralmente y sin consultarme) jubilarse anticipadamente y dejarme, literalmente, tirao. Y no he tenido más remedio que, en plena crisis, tirar de ahorros y comprarme uno nuevo.

Pues eso, que vamos al turrón…

Después de una larga ausencia de unos siete años sin dar señales de vida, Loreena se plantea volver al mundo musical con un disco que es algo así como la continuación de “The book of secrets” y que ve la luz ya en pleno siglo XXI, concretamente en 2006. Lleva por título (que casi podríamos calificar como autobiográfico) el de “An ancient muse” (Una antigua musa):

La portada del disco es como una invitación a entrar en su mundo: enigmático, místico y misterioso.

La primera piedra de este camino de descubrimiento fue mi exploración de los celtas y su historia, y de los numerosos caminos que parten de los suyos, tanto históricamente como geográficamente. Este documento musical ha evolucionado desde la perspectiva de esta historia, con reflexiones acerca de los temas humanos universales de la vida y el amor, conquistas y muertes, el hogar, la identidad, las migraciones de gentes y la evolución de las culturas. Creo que nuestros caminos pueden diferir pero nuestros objetivos son compartidos: nuestro deseo de amar y de ser amados, nuestra sed de libertad y nuestra necesidad de ser apreciados como individuos únicos dentro de nuestra sociedad colectiva. Los viajes que he realizado para prepararme para esta grabación me llevaron a conocer la hospitalidad de gentes de muchos lugares, incluyendo una familia nómada en el interior de Mongolia y los Uighur en el noroeste de China donde se cree se hallaban los predecesores de los celtas. Visité las grandes llanuras en el  interior de Anatolia y Ephesus en Turquía; caminé entre los embriagadores floridos campos anaranjados en la isla griega de Chíos; y en Jordan, escuché los ecos de las voces circasianas y vi las piedras de la antigua ciudad de Petra (Loreena McKennitt).

La hermosa canción que acabáis de escuchar/ver en el vídeo anterior lleva por título “Caravanserai” (en español se traduciría como “Caravasar“) y es el tercer corte del disco, además de ser el single del mismo.

Fué grabado, como otros discos anteriores, en los Real World Studios y la lista de músicos que colaboran en él es casi interminable. Los innumerables instrumentos que se tocan en el tema anterior incluye al qanun

Qanun

que es un instrumento de cuerda originario de Oriente Medio que se pulsa con unas púas o directamente con las uñas; la zanfona (de la que os he hablado en anteriores entradas); el buzuki

Bouzouki

del que también hemos hablado con anterioridad, la lira

Lira

otro instrumento de cuerda pulsada, etc…

Baste deciros que es un tema precioso que habla sobre la mezcla de culturas y su impacto en nuestras vidas:

Camino a Konya visitamos un caravanserai; es un edificio asombroso. Susan Whitfield, en su libro Life Along The Silk Road (La vida a lo largo de la Ruta de la Seda), describe estas estructuras como “lugares de parada para los mercaderes itinerantes, sus sirvientes  y animales… El bazar estaba aquí… Diez o más lenguas se podían escuchar en un momento dado, mientras las gentes discutían acerca de las sedas, especias y otros lujos…” Esto hace que reflexione acerca del concepto de hogar, el impulso nómada y nuestra relación con la naturaleza, la tierra… y nuestras historias colectivas se mezclan para crear una nueva. ¿Está ocurriendo esto demasiado rápido en la actualidad? (Loreena McKennitt).

El cuarto corte del disco está basado en un poema del inmortal poeta escocés Walter Scott, que se titula como el primer verso del mismo “It was an English ladye bright” (Erase una bella dama inglesa) y que Loreena transformó en “The English ladye and the knight” (La dama inglesa y el caballero):

La letra trata de una bella pero trágica historia de amor entre una dama inglesa y un caballero escocés que marcha a las Cruzadas y en vez de encontrar la gloria y volver triunfante junto a su amada, encuentra la muerte en Palestina:

Estudios Real World, Wiltshire, 14 de julio de 2006: Hay algo intrigante acerca de esta historia de amor, guerra y aquellos que amamos y por qué. Se centra en Carlisle, un antiguo lugar celta que se convirtió en un asentamiento romano conocido como Luguvalium. El castillo de Carlisle, el cual se encuentra en la frontera entre Escocia e Inglaterra, es conocido históricamente por proteger los límites políticos y tribales. Y aún así, hay asuntos del corazón que no tienen límites. Esta historia hace hincapié en el poder del amor perdido que nos lleva a luchar en batallas en el nombre de la persona amada; en este caso, la guerra de las Cruzadas en Palestina. Medito sobre cómo las historias humanas se entrelazan con la historia de lugares específicos, y sobre cómo esos días pasados están conectados con los nuestros (Loreena McKennitt).

Además de la sin par voz de Loreena, tenemos al principio de la canción un coro de voces casi celestial compuesto por el Ensemble Plus Ultra Choir

Ensemble Plus Ultra Coro

y varios de los integrantes del coro de la Abadia de Westminster

Abadía de Westminster

Finalmente, nos empapamos de aromas musicales orientales en el tema instrumental con el que acabamos la entrada de hoy (que no el disco), una pieza llena de ritmo y sensualidad, uno de mis temas favoritos y que lleva por título “Kecharitomene” (Llena de gracia):

Stratford, Ontario, junio de 2005: El libro de Susan Whitfield titulado Life Along the Silk Road (La vida a lo largo de la Ruta de la Seda) describe a muchas gentes, religiones y culturas que habitaron las incontables hebras de lo que llamamos la Ruta de la Seda – entre ellos monjas, soldados y mercaderes – en una lenta fusión de culturas desde el año 500 A.C. hasta alrededor del año 1400 D.C. En este periodo, los celtas vagaron, saquearon Delfos e inspiraron a San Pablo a escribir sus cartas a los Galatianos; estos eventos conocidos como las Cruzadas llegaron y pasaron, junto con aquellos que lucharon en ellas, desde Ricardo Corazón de León hasta Saladin. Claramente hay mucho más por conocer acerca de estas historias – pero ¿desde el punto de vista de quién? Estudios Real World, Wiltshire, mayo de 2006: Mi atención se dirige a Anna Comnena, una princesa bizantina y posiblemente la primera historiadora en occidente, la cual observó la sociedad, política, guerra y paz desde su posición en el cruce de las culturas bizantina, occidental y musulmana. Fue una gran cronista de la Primera Cruzada y terminó sus días en un convento llamado Kecharitomene (que significa “llena de gracia” en griego (Loreena McKennitt).

Rarezas y vivezas 18 febrero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
3 comments

Tras la publicación del disco que hemos comentado en las dos anteriores entradas, “The book of secrets”, Loreena se embarca en una gira para presentarlo y que le llevará por varios países y escenarios, entre ellos París y Toronto y que fructificará en varios proyectos, uno de los cuales es la publicación de un disco anómalo, con tan sólo dos cortes, titulados Segment One and Segment Two y que componen el álbum “Words and music” (Palabras y música):

Es un disco que sólo está disponible solicitándolo por correo en la compañía discográfica de Loreena (Quinlan Road) y consta de dos pistas, la primera de las cuales (Segment One) es una selección de extractos de las canciones de “The book of secrets” con los comentarios y explicaciones de Loreena (algo así como si véis los extras de una película y escucháis los comentarios del director mientras la véis). En Segment Two, podéis escuchar una entrevista a Loreena de más de media hora de duración, o sea, el disco es para fans muy fans de la canadiense…

Casi a la misma vez, sale a la luz un disco que tiene como título “The mummers´s dance”,

es un recopilatorio de algunas canciones de anteriores discos en formato EP triple (no podía haberlo hecho aún más raro, no…) en el que aparecen temas en vivo que ya habían sido incluídos en su anterior disco en directo, “Live in San Francisco”, y algún tema grabado en estudio, más una rareza, la versión en single de “The Mummer´s dance” y que dura tan sólo cuatro minutos. Lo podréis escuchar si váis al Reproductor Box que tenéis a la derecha de la pantalla, un pelín más abajo…

Otra rareza (una más…) es la publicación, al año siguiente en 1998, de otro EP de tan sólo tres canciones y que se titula “Marco Polo”

y en el que aparece al principio del tercer corte una voz masculina árabe, una especie de quejío que da entrada a la voz de Loreena. Es una versión del “God rest ye merry, gentleman” que ya habéis escuchado en la entrada dedicada al disco “A winter garden” y que empieza con la voz del argelino Abdelli. También podréis escuchar esta versión si os acercáis al Reproductor Box habitual.

Por cierto, si os habéis quedado con ganas de saber qué es un quejío, aquí tenéis uno del grupo Chambao:

Como decía al principio de la entrada, Loreena y su grupo de músicos sale de gira en 1998 para presentar “The book of secrets”, gira que cristaliza en un doble álbum en directo que sale al mercado en 1999, titulado “Live in Paris and Toronto”:

donde muestra al público en dos conciertos (que tuvieron lugar en el Salle Pleyel de París el 19 de abril de 1998 y los dias 3 y 4 de mayo en el Massey Hall de Toronto del mismo año), lo mejor de su carrera.

Señales de carretera dirección Roma, un desvío a Munich, un atasco de camino a Hamburgo, una gasolinera en la autopista a las afueras de Barcelona, Pascua en Bruselas, autobuses y camiones que siguen su camino durante la noche. Vuelos a Montreal, Nueva York y Los Angeles, las luces en los aeropuertos, autopistas, carreteras, …, la mezcla exótica y ecléctica de experiencias, desde lo sublime a lo ridículo, desde lo emocionante a lo exasperante, desde lo estimulante a lo agotador… este doble CD muestra simplemente nuestro sonido mientras hacíamos lo que hicimos (Loreena McKennitt).

Para despedir la entrada de hoy, os dejo un corte del disco, concretamente la canción titulada “Night ride across the Caucasus”, tema que va incluído en “The book of secrets” y que era uno de los que no os había podido presentar anteriormente. Podréis disfrutarlo si váis al BOX habitual. Hasta la próxima entrada…

Seguimos desvelando secretos musicales… 16 febrero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Os habíamos dejado con la miel en los labios en la anterior entrada, en la que os hablaba del disco “The book of secrets”…

Al final me pregunto si uno de los pasos más importantes de nuestro viaje es aquel en el cual tiramos el mapa. Al echar al mar la cuadricula y la maraña de nuestras propias preconcepciones, quizá somos más capaces de encontrar los secretos auténticos de cada lugar, para recordar que todos nosotros somos extensiones de nuestra historia colectiva (Loreena McKennitt).

Pues siguiendo con el resto de canciones del álbum, deciros que el quinto corte del disco está basado en una balada del poeta inglés Alfred Noyes, el cual compuso un poema titulado “The highwayman” (El salteador de caminos):

Julio de 1993, Stratford: algunos amigos han sugerido que añada música al poema de Alfred Noyes, “El Autoestopista”. Esta dramática narrativa trágica, rica en recuerdos de la Inglaterra rural del siglo XVIII, podría ser algo divertido con lo que trabajar en Real World, donde el paisaje de los alrededores parece destilar esa misma atmósfera. Abril de 1996, Estudios Real World: ¡me encuentro con un mapa local que confirma que había realmente un autoestopista en la zona hace tan solo 200 años! Es fácil imaginarse el sonido de los caballos galopando por un senda iluminada por la luz de la luna, o por la cima del monte que se ve desde el estudio (Loreena McKennitt)

No hace falta deciros que cuando Loreena se refiere a un “autoestopista”, a lo que viene a referirse es a lo que en España diríamos un bandolero, alguien que se dedica a atracar por cualquier camino a los incautos que se cruzaban a su paso. En este caso concreto, a los incautos que paseaban las campiñas inglesas allá por el siglo XVIII.

La sexta canción de “The book…” es la pieza instrumental del disco, un sencillo pero bello tema dedicado a la sin par ciudad de Venecia y que se titula “La Serenissima”:

3 de noviembre de 1991, Venecia: Durante mil años, la ciudad “más serena” y más resplandeciente del Adriático. Esta es una época maravillosamente tranquila para explorar la ciudad. Caminé por las estrechas calles del interior y por los bordes de los canales, cubiertos por la humedad: una mezcla de vistas y sonidos que parecen no ser de este mundo. Pasé por el ancestral rincón judío de la ciudad, cuyas paredes muestran indicios de un lado oscuro de la Venecia del pasado (Loreena McKennitt).

Resaltan en este tema instrumental los instrumentos de cuerda, como el violoncello de Anne Bourne, la guitarra de Robin Jeffery, la viola de gamba de Joanna Levine,

Viola de gamba

el violín de Hugh Marsh y la viola de Donald Quan.

Para terminar el disco y la presente entrada, escucharemos el octavo corte del álbum, una hermosa canción dividida en dos partes que comienza igual que termina, con un coro maravilloso seguido de un piano y un violín que subrayan la voz magnética de Loreena. El tema se titula “Dante´s prayer” (La oración de Dante):

Loreena se basó en la Divina Comedia, la obra más conocida del poeta florentino Dante Alighieri para componerla:

18 de diciembre de 1995, Trans-Siberian Railway: La Divina Comedia de Dante continúa en mi mente mientras observo el paisaje que pasa frente a mis ojos, pensando en las gentes que lo habitan y como comparten su condición humana… ¿Nos estamos ayudando o dañando los unos a otros? … ¿Cómo ha llegado occidente a este punto de transición? ¿Honrosamente? ¿Cómo contribuimos nosotros? ¿Cuáles son sus expectativas? ¿Son nuestras vidas realmente como ellos imaginan? Siempre queremos creer que hay un lugar para vivir mejor que el nuestro propio… (Loreena McKennitt).

Aunque la letra también pudiéra ser una súplica del poeta hacia su amada, Beatriz Portinari. No puedo acabar esta entrada sin dejaros la letra de “Dante´s Prayer”, creo que os conmoverá tanto como lo habrá hecho el violín de Hugh Marsh, el violoncello de Caroline Lavelle y la hermosa voz de Loreena. Hasta la próxima entrada…

Cuando la oscuridad del bosque cayó ante mí y todos los senderos estaban cubiertos por la vegetación, mientras los orgullosos sacerdotes dicen que no hay otro camino, yo he cultivado los dolores pétreos. No lo creía porque no podía ver, aunque viniste a mí de noche, cuando el amanecer parecía perdido para siempre, tú me mostraste tu amor a la luz de las estrellas. Vuelve tus ojos hacia el océano, arroja tu alma al mar, cuando la oscura noche no parezca tener fin, por favor, recuérdame. Después, la montaña surgió ante mí, junto al profundo pozo de los deseos, desde la fuente del perdón, más allá del fuego y del hielo. A pesar de compartir este sencillo sendero, solos, qué fragil es el corazón,oh, haz volar estos pies de barro, para alcanzar las estrellas. Insufla vida a este débil corazón, levanta este mortal velo de miedo, toma estas esperanzas deshechas, grabadas con lágrimas, elevaremos estas preocupaciones terrenales. Vuelve tus ojos hacia el océano, arroja tu alma al mar, cuando la oscura noche no parezca tener fín, por favor, recuérdame, por favor, recuérdame… (Dante´s Prayer – Loreena McKennitt)

El libro de los secretos 12 febrero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Un buen viajero no tiene planes fijos y su objetivo no consiste en llegar (Lao Tse, filósofo chino)

En vista de que la experiencia de grabar en los estudios Real World había resultado altamente positiva, Loreena McKennitt vuelve al lugar del crimen y se rodea de más de una docena de músicos para crear otro de sus grandes discos, que vería la luz en 1997 con el nombre de “The book of secrets” (El libro de los secretos)

Tras pasar una serie de años rumiando las distintas características de los Celtas, comencé a preguntarme si sus legendarias costumbres nómadas surgieron de una necesidad interior. Una respuesta involuntaria, más que una pragmática; una inquietud que tenía sus raíces en una insaciable curiosidad. Sospecho que fue mi creciente conocimiento de mi propia pasión por viajar y curiosidad las que me hicieron darme cuenta del sentido real de conexión que sentí con el linaje celta, como parte de la extensión de ese Nuevo Mundo de gentes que sorprendentemente se extendieron a lo largo y a lo ancho. Y cuanto más aprendía sobre la cultura pan-céltica y sobre sus inesperados giros y peculiaridades, más me sentía impulsada a conocer los contemporáneos celtas, que en un momento dado me dirigirían por tangentes que quizá tienen poco o nada que ver con los celtas. Al tejer tu red de inspiración como artista te familiarizas con la humildad que conlleva el ver tus planes mejor concebidos virar de lado a lado, y con grabaciones que se convierten en algo inesperado. Así que, te preparas para viajar a Roma… y acabas en Estambul. Te preparas para viajar a Japón… y acabas en un tren cruzando Siberia. El viaje, no el destino, se convierte en una fuente de maravillas. (Loreena McKennitt).

Fruto de dichos viajes es la creación de los ocho temas que componen el disco, inspirados en una gran variedad de argumentos, como el de la segunda canción del álbum, que surge de la visita a un taller de marionetas en Sicilia, donde un marionetista ofrece a Loreena una actuación privada basada en la vida de Carlomagno. Su título, “The Mummer´s dance”:

No sólo se basa en dicha visita a Sicilia para inspirarse en el tema que acabáis de ver/escuchar. También una estancia en Stratford, le sirve de argumento para el corte anterior:

Acabo de leer una narración de un grupo teatral de “Mumming” que abordó un barco polaco encallado en la bahía de Saint John, en Newfoundland, una Noche Vieja, para entretener a los marineros. De acuerdo con James Frazer en su libro La Rama Dorada, la costumbre popular del “Mumming” posee sus raíces en la veneración arbórea de algunos pueblos que habitaron las grandes regiones de la Europa cubierta por bosques desaparecidos hace largo tiempo. Los “mummers” o artistas enmascarados vestidos con disfraces adornados con cintas y harapos y máscaras, en ocasiones de paja, desfilan por las calles vecinas entonando canciones y llevando ramas. El “Mumming” está relacionado primordialmente con la fertilidad y la primavera, e incluye un surtido de personajes, como el Loco, el cual reaparece de una manera u otra, desde el baile Morris hasta las representaciones de marionetas de Grecia y Turquía e incluso las obras moralistas de la Edad Media. (Loreena McKennitt).

Y si la canción anterior era influencia (entre otras cosas) de un personaje de la antigüedad como Carlomagno, no menos influyente es en el que se inspira Loreena para el cuarto corte del disco.

3 de noviembre de 1991, Venecia: El primer viaje a Venecia ha sido fascinante, no solo por la extraordinaria exhibición de artefactos celtas que acabo de ver, sino porque el caminar por las calles a través de la ciudad me ha hecho más consciente de lo importante que fue Venecia como cruce de caminos entre culturas. En cada esquina, Oriente está reflejado en los detalles arquitectónicos, tales como las entradas bizantinas en forma de arco mencionadas por Ruskin en el libro Las Piedras de Venecia. Hilos de historia reverberan a mi alrededor, incluyendo la historia de Marco Polo, el mercader-aventurero del siglo XIII que afirmó haber viajado hasta China. Algunos historiadores hoy en día sugieren que las narraciones de Marco Polo, su “libro de secretos” sobre Oriente, puede haber sido completado por numerosas fuentes, creciendo gradualmente en el contar a lo largo de los siglos. Marzo de 1997, Estudios Real World: al comienzo y al final de esta pieza he entremezclado una melodía auténtica sufí que escuché por primera vez representada por un grupo llamado Ensemble Oni Wytars. (Loreena McKennitt)

Pues sí, nada menos que el mercader veneciano Marco Polo, es quien inspira y da título a la cuarta canción del álbum, totalmente instrumental y que tiene como uno de sus colaboradores en éste y en otros cortes del disco al batería y percusionista francés más importante del pop, del rock y (sobre todo) del jazz y que ha trabajado codo con codo con monstruos de la talla de Dire Straits, Jan Garbarek o Peter Gabriel. Me refiero a Manu Katché, con el que os dejo en uno de sus temas de su último disco, que lleva por título “Keep on trippin” (Seguimos viajando):

Pues seguiremos viajando en la próxima entrada, desgranando el resto de canciones del disco de la artista canadiense, que en 1997 ganó el Billboard International Achievement Award.

Un jardín invernal 10 febrero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Después del éxito de su mejor álbum, Loreena da una serie de conciertos por varios países (entre ellos los iunáitestéitsofamérica) y lanza al mercado, también en 1994, una grabación de sus mejores temas en la ciudad de San Francisco

y del que no voy a dar más referencias, ya que (a pesar de su extraordinaria calidad) no quiero parecer repetitivo, pues se dedica simplemente a plasmar sus enormes dotes en un disco en directo (que no es poco…).

Un año después, en 1995 y durante cinco días del mes de julio, Loreena se encierra en los famosos estudios de grabación Real World Studios (en Inglaterra, en el condado de Wiltshire) del no menos famoso Peter Gabriel (al que he mencionado en este blog infinidad de veces y que será objeto de un vasto seguimiento en este blog dentro de algunos meses) para, con ayuda de un puñado de buenos músicos que ya habían tocado con ella, grabar un disco (otro más de la misma temática…) de música invernal y navideña, quizá para intentar quitarse de encima los calores estivales…

Lanzado al mercado en forma de EP (extended play), se trata de un disco de tan solo cinco canciones y que lleva por título el de “A winter garden” (Un jardín invernal)

donde destacan un par de canciones (y cuando digo un par es que sólo voy a destacar dos…). La primera de ellas, que hace el número dos en el disco, es un villancico clásico que ha sido versionado hasta la náusea, desde Annie Lennox hasta Jethro Tull, pasando por Bing Crosby o Mariah Carey.

Lleva por nombre el de “God rest ye merry, gentleman”:

Destacan en esta canción un instrumento de viento que no he logrado identificar (ni tampoco al instrumentista…), las percusiones de Rick Lazar y de Hossam Ramzy y las cuerdas, tanto las del cello de la violoncellista y cantante inglesa Caroline Lavelle,

como las del violín, en este caso del violinista egipcio Waiel Abo Baker Ali.

La otra canción que quiero destacar es la que cierra el mini-álbum (y la entrada de hoy), un poema tradicional inglés que se titula “Seeds of love” (Semillas de amor), en el que el protagonismo de la voz de Loreena se ve subrayado por el cello de Caroline Lavelle y la gaita de Robert White:

Sembré la semilla del amor, las sembré en la primavera, las recogí en la claridad de la mañana, mientras los pájaros cantaban dulcemente. El jardinero esperaba que le eligiera una, eligió para mí la violeta, la lila y la rosa, pero las rechacé todas tres. La violeta no me gusta porque florece demasiado pronto, la lila y la rosa son las que más me gustan, sin embargo debo esperar hasta junio. En junio había una rosa roja, que era mi flor preferida. A menudo, deshojo alguna rosa roja hasta que llego al sauce llorón. El sauce llorón se retuerce, el sauce llorón se enrosca, a veces he deseado estar en los brazos de un joven, que hubiese estado en los míos. (Seeds of love – Loreena McKennitt).

El espejo y la máscara… 7 febrero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Antes que nada, me gustaría cumplir como se merece con un músico excepcional y que es bastante desconocido para el público en general. Su nombre es Masinori Takahashi, es sintetista y este pasado viernes cumplió 58 añazos; por ello se merece una calurosa felicitación…

Que cumplas muchísimos años más y que sigas emocionándonos con tus teclados, querido Kitaro:

Siguiendo con el orden numérico del disco que comentábamos en la anterior entrada, “The mask and mirror”, tenemos en el cuarto corte una de las canciones que más habréis escuchado de Loreena. Dedicada al mercado nocturno de Marrakech, este tema es una auténtica delicia para los sentidos, en particular por sus percusiones árabes… Su título, “Marrakesh night market”:

16 de marzo de 1993 – He llegado esta noche a Marrakech y estoy a las puertas del mercado. Es Ramadan y hay una ferviente actividad por todas partes. Las figuras de los hombres con sus chilabas pasando a través de las luces y de las sombras me han dejado sorprendida: parecen monjes. Caballos, carros, coches, bicicletas y miles de personas participan en las actividades nocturnas…una cacofonía de sonidos. Me retiro a la terraza de un café para observar mientras bebo un té de menta… Hay muchos círculos de unas veinte personas cada uno dispersos por todo el mercado, cada uno con su propia música, con sus propias narraciones, hay monos en los hombros de algunos hombres, o cobras encantadas que “bailan” sobre alfombrillas; se venden brebajes “mágicos” de huesos, semillas, piedras y especias…Los velos de las mujeres apenas permiten verlas y quedo atrapada por un fuerte sentido de intriga que todo este ambiente ha creado; se oculta tanto como se revela… (Loreena McKennitt)

La letra de la canción da sentido al nombre del álbum en algunos de sus versos:

Estan reunidos en círculos, las lámpara iluminan sus rostros, la luna creciente se mece en el cielo. Los poetas del tambor mantienen en suspenso los latidos de sus corazones, el humo sube en remolinos para luego morir. ¿Querrías mi máscara?¿Querrías mi espejo?, grita el encapuchado en las sombras. Puedes verte a tí mismo, puedes ver a cualquier otro o puedes mirar el rostro de tu dios. Las historias son tejidas y dicha la buenaverntura. La verdad es medida por su peso en oro, las mágicas mentiras desparramadas en alfombras por el suelo. La fé es conjurada por los sonidos del mercado nocturno. Las enseñanzas están escritas sobre pergaminos, han sido traídas a caballo desde el Nilo, dice la voz espectral. A la luz de la hoguera, la cobra se abalanza con una sonrisa encantadora (Marrakesh night market – Loreena McKennitt).

Completamos el círculo con el quinto tema del disco, una sencilla canción en la que sólo tenemos el inagotable chorro de voz de Loreena y un instrumento hindú, una especie de violín que se llama esraj

Esraj

que es sabiamente tocado por George Koller, dándole las notas justas de melancolía al susodicho tema, que lleva por título “Full circle” (Círculo completo):

Las estrellas cayeron profundamente desde la oscuridad, como los rezos que se alzaron con suavidad, pétalos al amanecer y cómo escuché tu voz, pareciéndome tan clara, tan tranquila como cuando llamas a tu dios. En algún lugar, el sol se elevó sobre las dunas del desierto. Con una calma que yo no había sentido antes. Esa era la cuestión, atrayéndote, en tu corazón, en tu alma. ¿Encontraste lo demás allí? En otro lugar, una nevada, la primera del invierno que cubrió el suelo como las campanas que llenaron el aire. Tú con tus ropajes cantaste, llamándolo, en tu corazón, en tu alma, ¿encontraste la paz allí? (Full circle – Loreena McKennitt).

Y seguimos con el sexto y único tema instrumental del disco, para lo cual volvemos de nuevo nuestra vista hacia tierras españolas, concretamente hacia el extremo noroeste de la península. En tierras gallegas nos encontramos con “Santiago”:

Acabo de actuar en Santiago de Compostela, Galicia…región mística y exuberante de España sobre todo viniendo de zonas mas áridas del país; claramente es territorio celta por su lenguaje y su música. Y un sitio al que tengo que volver pronto… Aprendí la historia de la ciudad. Supuestamente los restos de Santiago llegaron misteriosamente a la ciudad de Padrón (ciudad que visitamos… preciosa línea de árboles a lo largo del río siguiendo el camino que lleva al lugar donde se encuentran las reliquias) y fueron enterrados en la ciudad de Santiago…Cogí una recopilación en CD de música del camino de Santiago y un CD de un grupo español llamado Els Trobadors… siento un sentimiento maravilloso asociado con esta música. Estoy estudiando notas, libros y piezas musicales, intentado reunir una imagen mas clara de Santiago desde el año 900 hasta el 1500, cuando rivalizaba con las peregrinaciones a Jerusalén y a Roma, ofreciendo a sus huéspedes vertientes humanas mas variadas, persiguiendo al mismo tiempo metas religiosas y terrenales. Fue también un lugar de cruce de fertilización cultural sin igual  hasta el momento, entre las comunidades cristinas, judías y musulmanas. Cuando escuché esta pieza, quedé atrapada por su tono semítico, y fui consciente de que, incluso en el campo de la música, las tres comunidades se habían influido entre ellas. (Loreena McKennitt).

En este corte instrumental interviene uno de los intérpretes míticos de la música celta, uno de los componentes de Planxty o de The bothy band, nada menos que tocando el bouzuki se encuentra el sin par Donal Lunny:

al que acabáis de ver (en el extremo izquierdo del escenario) en un maravilloso aquelarre musical junto a la acordeonista Sharon Shannon y otros monstruos de la música celta.

Y ya que hablamos de la música celta, no os perdáis la introducción a este largo tema con el que acabamos la presente entrada de hoy, un estupendo solo de gaita de Patrick Hutchinson con el que da comienzo el tema “The two trees” (Los dos árboles), cuya letra es un poema de Yeats que habla de la improbable y difícil fusíon del hombre con la naturaleza que le rodea en un tono de misticismo:

6 de octubre de 1993 – Stratford…Hojeando la poesía de Yeats me encontré con “Los Dos Árboles”, cuyo encantador sentimiento de búsqueda del bien dentro de uno mismo y su lucha por evitar mirarse en el espejo del cinismo, ahora me conmueve, al darme cuenta de las fuertes conexiones con el pensamiento sufí en este sentido… Los iconos son esencialmente irlandeses y me recuerdan, por algún motivo, el final de la película de John Huston, “The Dead”: campos áridos, árboles sin hojas y los estorninos cantando. (Loreena McKennitt).

La película a la que se refiere Loreena es “Dublineses“, una serie de cuentos breves de James Joyce que se convirtieron en la susodicha película y cuyo final (siguiendo los pensamientos puestos por escrito de Loreena) os invito que veáis a continuación (Clicad en Ver en Youtube):