jump to navigation

Una realidad etérea… 23 julio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

El origen principal de mi inspiración es la naturaleza, el bosque. Soy Ingeniero de Montes y mi amor por la naturaleza se remonta a la infancia. He pasado largas temporadas estudiando las águilas, las plantas y paseando entre la niebla. Mientras tanto escuchaba a Mike Oldfield y leía a Tolkien. Aquella amalgama de sensaciones cristalizó inevitablemente en lo que sería después el núcleo de mi estilo (David Caballero).

Continuamos donde lo dejamos en la anterior entrada, para hablar de los tres últimos cortes del disco “Ethereality” (Eterealidad), dando paso al tema número quince, titulado “Posidonia”, en el que los sintetizadores se vuelven a adueñar de la melodía, que os sonará a otras composiciones anteriores de David Caballero aunque se noten mucho las influencias oldfilianas en esta obra musical:

Pasamos al tema número dieciséis, pero antes, vamos a ver una pequeña explicación del mismo señor Caballero:

Está clara mi relación con Tolkien, Mike Oldfield, los bosques y mi música. La Tolkienmanía ha resurgido ahora al hilo de la película “El señor de los anillos” -que, por cierto, me encanta- y me propuse participar en lo que a mí me toca con una composición dedicada. El fallo fue no sacarla antes de la película, con lo que alguien me tachó de oportunista. Sinceramente, el oportunismo es una actitud que a mí no me resuelve mis inquietudes como compositor. Busco una actitud hacia la expresión artística, no hacia el beneficio comercial (David Caballero).

Bueno, pues ya os podéis hacer una idea de qué va el corte titulado “Echoes from Rivendell”, que os dejo a continuación:

Acabaremos el repaso al disco y a la vida y obra de David Caballero (sí, un día u otro todo llega a su fín…) con el corte que finaliza el álbum “Ethereality” y que se titula “Ballerina”, tema que os evocará a las cajitas de música y a su inevitable bailarina, que se ponía en movimiento en cuanto le dábamos cuerda al mecanismo:

Me parece que el mejor homenaje que le podemos hacer al señor Caballero es comprobar que el proceso de cualquiera de sus (aparentemente) sencillas y bellas composiciones instrumentales, es mucho más complicado de lo que podamos pensar. Mirad, mirad:

Todas mis composiciones tienen detrás una historia, con sus paisajes, personajes y acontecimientos. Primero doy forma a este escenario como quien planifica una película o una representación de teatro, aunque bien podría tratarse de la vida real. Para ello leo mucho sobre los temas relacionados, viajo a los lugares y veo películas. Digamos que me zambullo de lleno en el mundo que me propongo describir. Siempre llevo algún tipo de grabadora conmigo, sobre todo en los largos paseos por el monte, y registro cualquier idea o melodía canturreando las partes, los efectos y anotando cómo podría hacerlo, la inspiración surge en los lugares y momentos mas inoportunos. Igual que definimos elementos en un paisaje por el que viajamos, ¿por qué no pintar el espacio con sonidos? (David Caballero).

Ethereality 20 julio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Me fascina la capacidad del ser humano para condensar y encapsular mundos y sensaciones en obras de arte y que posteriormente, más allá de la propia existencia del artista, la obra madure y perdure, inundando los sentidos de miles de otras sensibilidades en cualquier época y lugar. En mi caso la fuente de inspiración siempre es una emoción, ya sea ésta positiva o negativa. Una emoción intensa y real, algo que me hipnotice o me ponga los pelos de punta. Entonces leo, viajo, curioseo, pienso, vuelvo a leer. Solo entonces voy al estudio y dejo a mis dedos danzar libremente en el teclado. Si lo que oigo no me arranca las lágrimas o me pone en movimiento internamente, entonces sé que se trata solo de una mera modulación de sonidos, pero no de un mensaje (David Caballero).

Llega el año 2.004 y con él también llega el momento para que David dé el salto al “mundo real” de la música. El primer disco que sale a la venta en formato “normal” llega al mercado discográfico el 29 de marzo de ese mismo año, publicado en el sello “Non profit music” (del que hablamos cuando estuvimos diseccionando la vida y milagros de Jorge Grundman, en este mismo blog en mayo de este mismo año) con el nombre de “Ethereality”

41NOZLM5c8L._SY355__PJautoripBadge,BottomRight,4,-40_OU11__

 En Marzo de 2004 salió a la calle mi primer disco en condiciones, Ethereality, publicado por Non Profit Music (NPM), como una recopilación de los mejores trabajos desde 1994 hasta 2003. Una edición limitada de 1000 copias cuyos beneficios se destinan a acción humanitaria a través de Medicos Sin Fronteras (David Caballero).

Compuesto por diecisiete cortes, contiene los mejores temas de sus anteriores “álbums” (originariamente publicados en formato mp3), más piezas instrumentales nuevas, como por ejemplo la que hace la número cinco del disco, compuesta en el año 2.000, inspirada en la mitología galesa y titulada como “Birth of Blodeuwedd”:

Dejamos a un lado los sintetizadores para dar paso al piano en el sexto corte, que lleva por nombre el de “Isabel Romántica”, con un aroma muy clásico, totalmente diferente al tema anterior:

Saltamos hasta el número catorce, donde nos encontramos con otra composición que comienza con el sonido del piano, que enseguida da paso a los inconfundibles sintetizadores del señor Caballero, en el tema titulado “Footprints on the sea” (Pisadas sobre el mar):

Y aquí lo dejamos, de momento, hasta la siguiente entrada…

The edge 7 julio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

La música es mi pasión, es un canal sublime de comunicación que me permite expresar y dibujar los mundos y personajes que danzan en mi mente. Transmitir emociones y compartir experiencias y hacerlas eternas a pesar mío. En mi opinión, la audiencia pide honestidad, sinceridad en lo que ofreces y últimamente también alta calidad. Si eres fiel a estos principios la primera recompensa que obtienes es un número importante de seguidores, y la segunda, la oportunidad de convertir ese tráfico en dinero. Pero no al revés. Estoy convencido que si la motivación para hacer música fuese el dinero, no me saldrían las melodías tan fácilmente (David Caballero).

Otro de los “discos” que llegó a publicar David en formato mp3 se llamó “The Edge” (El filo)

https://i2.wp.com/userserve-ak.last.fm/serve/500/39063817/The+Edge+Gnomusy.jpg

compuesto por ocho temas instrumentales y que comienza con esta preciosidad que se llama “Dolmen Ridge”:

“Dolmen Ridge” llegó a la posición número 10 de mp3.com y fue número 1 de Easy Listening y New Age durante semanas. Y yo alucinando. A partir de este momento se creó de manera espontánea una imagen del “estilo GNOMUSY” y casi de manera automática las nuevas canciones que salían llegaban a la posición 1 o 2 de New Age (David Caballero).

El siguiente corte que os quiero presentar es el segundo del “álbum” y lleva por título el de “Hordath”. Tendréis que tener un poco de paciencia, ya que lo oiréis completo entre los minutos 7 y 10 del vídeo que os voy a poner a continuación. Disfrutadlo:

Saltamos hasta el quinto “corte”, que se titula “Dance of the mist” (Danza de la niebla), un corte muy medieval (muchas de las composiciones de David Caballero lo son), que vais a poder escuchar en el siguiente vídeo:

Con el que nos despedimos hasta la siguiente entrada…en el que seguiremos hablando de la vida y milagros (musicales) del señor Caballero.

Scent of light 2 julio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

¡Ahhhhh! ¡Qué alegría volver a estar entre vosotr@s!!!

Por fín puedo trabajar plenamente, después de veinte días en el dique seco, intentando solucionar los problemas ocasionados por mi (insensata) idea de bajarme un programa para ofreceros más músicas del artista al que estoy ocupando actualmente las presentes entradas.

Bueno, vamos al lío… En la anterior entrada os había dejado a medias hablando de los dos primeros “cortes” del “disco” que da nombre a la presente entrada, por lo que vamos a continuar con el quinto tema instrumental del “álbum”, en el que nos encontramos con la mitológica “Camelot“, que es como se titula el mismo:

Damos un salto hasta el octavo “corte” en el que nos topamos con el primer éxito (con mayúsculas) del señor David Caballero:

En julio de 1999 “Alexandra” llegó a la posición número 1 de las listas de New Age. Aquello me parecía irreal, era la primera vez en mi vida que era el primero del mundo en algo. Dada la exposición de la canción obtuvo muchas más descargas y así llegó al TOP 40 de mp3.com (David Caballero).

Pues eso, aquí os presento a la susodicha “Alexandra”:

El piano del señor Caballero nos llevará a los confines del Universo en el décimo tema del “disco”, titulado “World´s end garden” (El jardín del fin del mundo), que vais a poder paladear en el bello vídeo que os dejo a continuación y con el que despedimos el recorrido por el “álbum” y la presente entrada:

¡Hala! En la siguiente entrada seguimos… ¡Toquemos madera!!!

Fragancias luminosas 11 junio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Para mí, la música es solo la parte perceptual de una fuerza que tiene que ver con la existencia y forma de las cosas. ¿Por qué digo esto? Bien, porque la expresión musical es capaz de encapsular emociones, personajes, paisajes… mundos en definitiva que existen, pero no son más que reflejos de mundos que nos transmitimos de unos a otros. Creo que somos aprendices de mago, en tanto que manipulamos una fuerza para provocar sensaciones, pero que en realidad ni entendemos ni utilizamos en su plenitud. Creo que somos meros receptores de esa misteriosa fuerza, y que balbuceamos intentando comunicárnosla (David Caballero).

David fue componiendo poco a poco, de manera artesanal (si es que se puede llamar proceso artesano al hecho de grabar sonidos, modificarlos mediante reverberaciones, eliminar efectos, añadir instrumentos sintetizados, procesando y filtrando hasta llegar a crear músicas como las que vais a escuchar a continuación) y comprimiendo el sonido en formato mp3 para luego subirlo como temas instrumentales que colgó uno por uno en su página personal de mp3.com.

Varias de estas composiciones dieron lugar a “álbums” virtuales que (como en el caso de Jorge Grundman, del que hablamos hace bien poquito en este mismo blog) no ven la luz en el mercado discográfico habitual.

Uno de estos “discos”, al que vamos a dedicar la presente entrada, se llamó “Scent of light” (Fragancia de luz)

alb_91130_big2

que contiene once “cortes” que comienzan con “Altair”, una maravilla electrónica que suena así de bien:

Os comento que la composición inicial de esta tremenda pieza musical, compuesta y subida a la red en el año 1.995, es de sólo tres minutos y treinta segundos, es decir, que en el vídeo anterior lo escucháis dos veces seguidas…

El segundo de las piezas de dicho “trabajo discográfico” es “Virtuality II”, que a mí no me gusta tanto como el anterior y que se compuso un año antes que “Altair”:

Como sé que os habéis quedado con ganas de más, os emplazo a seguir descubriendo olores y perfumes musicales similares a los anteriores en la siguiente entrada…

La industria mira por ganar dinero, por eso es industria; busca el máximo beneficio de un producto altamente vendible. La música que compongo está casi en el polo opuesto; es música que requiere reflexión, composición detallada, y que llega a una minoría. Es la diferencia entre un corredor de velocidad y uno de fondo. No sería capaz de entrar en la dinámica de una discográfica, porque me convertiría en un “trabajador de la musica”. El mercado discográfico es eso, un mercado (David Caballero).

 

Gnomusy 8 junio 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
add a comment

A la mayoría de los que hayamos leído el título de la entrada de hoy nos sonará a chino… o a algo ininteligible.

Pues bien, detrás de ese enigmático nombre se esconde un ingeniero de montes que se llama David Caballero Valero

gnomusy_transpa_1

Madrileño, nacido el día 23 de enero de 1.963, se sintió atraído por primera vez por la música a la temprana edad de 6 años, oyendo tocar el piano a su abuelo y también el armonio

180px-Harmoniumfrisia

de una iglesia, consiguiendo que un año después su padre le comprara un órgano Farfisa 

Farfisa_Orgel

con el que “martirizaba” a su familia, mientras iba aprendiendo poco a poco las composiciones electrónicas de la época.

Incansable devorador de todo tipo de música, ingresó en el Real Conservatorio de Música de Madrid a los 12 años, con la intención de convertirse en organista, cosa que no consigue al sentirse defraudado tras tres largos años aporreando las teclas del piano, repitiendo una y otra vez las mismas composiciones, saltándose las clases para acudir a las de órgano, instrumento que le fascinaba.

Decide abandonar el Conservatorio para formarse a sí mismo, consultando libros de armonía y contrapunto, explorando los orígenes de la música y su relación con las emociones. Se sintió atraído por la música andina, llegando a tocar el charango

Charango_boliviano

y la quena

quena

Cambia de adicción musical, interesándose por el jazz hasta tal punto que se va a los EE.UU. a estudiarlo en profundidad.

Salta de nuevo de estilo, esta vez hacia el ragtime, quedándose fascinado por el “fingerpicking“, con el que aprende a tocar la guitarra, para después deslizarse hasta el “bluegrass“, especializándose en tocar el banjo.

Este “culo de mal asiento” salta hacia el folk irlandés y la música celta, comprobando las similitudes que hay entre los diversos tipos de música de los que se había empapado con anterioridad, para volverse adicto a la música electrónica, iniciándose en la composición secuencial por ordenador, adquiriendo diversos tipos de secuenciadores, que aún conserva en la actualidad.

Y todo esto a la vez que se convertía en Ingeniero forestal en la Universidad Politécnica de Madrid, se aficionaba a la fotografía, hace patinaje artístico y juega al hockey sobre hielo… ¿Pero cuándo dormía este hombre??????

En 1.999 decide dar el gran salto del anonimato hacia la “red de redes”, dándose a conocer con el nombre de “Gnomusy” (Gnomo de la Música), de lo que seguiremos hablando en la siguiente entrada…