jump to navigation

Sus últimos trabajos 19 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Las últimas obras musicales del señor Clark, de las que, desgraciadamente, casi no tengo material que ofreceros, son las que va a tratar la presente entrada.

El uno de enero de 2.008, se publica un disco atípico, con sólo cuatro temas, que son cuatro poemas del propio David musicados por él mismo, de apenas 16 minutos de duración y titulado como “Songs of magic, sex and war” (Canciones de magia, sexo y guerra):

magic, sex and war

 todas ellas desprovistas absolutamente de interés…

El once de diciembre de 2.010, David presenta al gran público un recopilatorio de remixes de sus mejores temas, titulado “Rock Art (Remixes)”:

Rock+Art

compuesto por 10 de sus más emotivos cortes publicados con anterioridad.

De ese mismo año es un disco de seis canciones, compuesto a medias con Rawiri Toia (experto en la cultura maorí y letrista del disco) y la colaboración de cantantes y grupos de la zona, titulado “Tribal blood – Maori Heartbeat” (Sangre tribal – Latido maorí):

tribal blood

del que sí os puedo ofrecer uno de sus temas, aunque, la verdad, tampoco es que sea para tirar cohetes. Aquí os dejo el segundo corte, titulado “The Moa Hunters”:

Siguiendo con los remixes, David publica en el año 2.011 tres discos (como diría mi querido amigo Obélix: discos como churros…), de dos temáticas diferentes. Por un lado, el 13 de mayo sale a la venta un álbum recopilatorio de remixes de temas antiguos suyos de “world music”, que David titula, simplemente, como “World (remixes)”:

world remixes

Otra de la publicaciones es una nueva mezcla de remixes varios, titulado “Ambient World, New Age Spirit” (Mundo Ambient, Espíritu Nueva Era):

Ambient+World+New+Age+Spirit

Carátula del disco

publicado el 2 de octubre de 2.011, con 17 cortes ya editados con anterioridad.

Para acabar, el último de los discos publicados por el señor Clark, a medias con la cantante y compositora neozelandesa Radha Sahar, vuelve a revisitar la cultura celta, con temas de inspiración en los folklores irlandés y escocés, en un disco de ocho cortes titulado “Céltica Romántica (Remixes)”:

cover_celtica

que, aunque remezcla alguno de los temas ya publicados en otros discos, también está desprovisto de interés.

Pues, se acabó lo que se daba. Hasta aquí, todo lo que podía ofreceros de este músico, originario de una región lejana, desconocida para casi tod@s, que ha intentado explicarnos su visión del mundo a través de sus composiciones musicales. Cada uno de sus temas es un canto de amor a la naturaleza y al planeta en el que vivimos:

Si estudiamos nuestro pasado como especies sin prejuicios, como una de las 6 millones y medio de especies que hay en la Tierra, obtendremos una verdadera imagen de nuestro planeta dentro del gran esquema de las cosas. Ahora nosotros tenemos una poderosa posición en el planeta. Y tener poder conlleva también una gran resposabilidad. No veo hoy en día evidencias de que se lleve a cabo esta responsabilidad. Si realmente queremos conservar Gaia, todos tenemos que decidir hoy a qué debemos renunciar. Es una gran decisión para todos nosotros. No podemos esperar a que nuestros líderes tomen esa decisión por nosotros. Por ejemplo, la raíz de muchos de nuestros problemas globales es la superpoblación, y esto es algo por lo que debemos y podemos hacer algo. ¿Estamos matando a Gaia? Si yo fuera optimista diría que sí. Si yo fuera pesimista diría que ya la hemos matado hace tiempo. Mientras que toda la ciencia actual me hace ser pesimista, todavía rezo por el optimismo y el buen juicio de la Humanidad (David Antony Clark).

NOTA DEL BLOGUERO: Ya podéis empezar a votar a los mejores blogs de los Premios 20Blogs. Entre los participantes a dicho concurso, como otros años, figura musicalmenteincorrecto. Para participar tan sólo tenéis que registraros previamente en la página www.20minutos.es y votar al blog que más os guste (tanto de música como de otras materias). Si este blog es el que vosotr@s creéis que se merece que lo votéis en la categoría de música, podéis hacerlo directamente clicando aquí. Tenéis hasta el 28 de enero para hacerlo. Que gane el mejor…

El baile del chamán 17 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Aparte de colaborar en algunos de sus cortes en innumerables colecciones, recopilaciones y compendios de música new age y similares, David lanza al mercado el día de Año nuevo de 2.006 el típico “grandes éxitos” con lo mejor de sus temas de álbums anteriores, al que nombra con el título de “Natural Selection: The best of David Antony Clark” (Selección natural: Lo mejor de David Antony Clark):

selección natural david

Trece cortes extraídos de sus seis anteriores trabajos discográficos componen dicho álbum, de los que ya hemos hablado en otras entradas, por lo que no voy a extenderme en ello.

Ese mismo año, concretamente el 13 de octubre, sale al mercado el séptimo trabajo de David (el sexto en solitario), dedicado íntegramente no a un lugar, sino a una figura mítica: los chamanes y titulado como la presente entrada, “Shaman dancing” (El baile del chamán):

Shaman+Dancing

A pesar de que el término chamán proviene de Siberia, todas las sociedades indígenas a lo largo del mundo tienen y han tenido sus chamanes, hombres y mujeres medicinales que son doctores, cuyos conocimientos y prácticas son increíblemente similares. Muchas sociedades indígenas en Asia, el Pacífico y Sudamérica todavía mantienen sus chamanes tradicionales mientras que otras culturas como los Maoríes en Nueva Zelanda tratan a sus “tohunga” y sus doctores modernos con igual respeto. El rol del chamán es actuar como intermediario entre el mundo material y el mundo espiritual, lo conocido y lo desconocido, explicar el mundo, predecir el futuro y curar a los enfermos. Tenemos gente que hace esto por nosotros hoy en día en el mundo moderno: ¡científicos! (David Antony Clark).

De los siete cortes que componen el álbum, tan sólo puedo destacar tres de ellos, comenzando por el cuarto, titulado “Hymn to the sky father” (Himno al Padre Cielo), tema de estilo pausado y relajante que podéis disfrutar en el “Reproductor de Músicas Posibles”.

El siguiente tema, el quinto de los componen el disco, se titula “The garden of visions” (El jardín de las visiones) y podéis degustarlo en el siguiente vídeo:

Acabaremos este disco con el sexto corte, titulado “The healing mask” (La máscara curativa), con sus hipnóticos sonidos y en el que, si cerramos los ojos y echamos volar la imaginación, casi podemos vislumbrar al chamán alrededor del fuego, agitando sus collares y sus calabazas musicales, para expulsar los espíritus malignos del poseído:

Pienso que he encontrado mi “groove” con ‘Shaman Dancing‘. Es el album con el que expreso mi ser real, lo más cercano a mí dentro de mis proyectos. Estoy realmente contento con ello, por lo que pienso que investigaré dentro de ese área por un tiempo (David Antony Clark).

Otra tanda de lugares sagrados. 12 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

La noche se contiene, la luna inflama nuestro caravasar. Mágicas voces antiguas, Zenobia danzará. Aunque la arena y el tiempo te dañen tal vez, un millón de años te embalsaman. Siempre serás el templo de mi alma (Midnight in the temple of Baal – David Antony Clark).

Esta es la letra de un poema de David, cantado por Huda Melsom, que constituye el tercer corte del disco que estábamos comentando en la entrada anterior y que se titula (el corte, no el disco…) “Midnight in the temple of Baal” (Medianoche en el templo de Baal), divinidad del Asia Menor a la que se dedica este corte, en el que podéis escuchar la bella voz de Huda y el lastimero sonido de un laúd árabe:

Pasamos al cuarto corte, donde los coros que elevan hasta el cielo sus voces con el canto gregoriano, nos envuelve en el misterio de la abadía de Glastonbury,

Glastonbury_1720395c

Ruinas de la Abadía de Glastonbury

lugar mágico envuelto en leyendas por ser el emplazamiento de la primera iglesia cristiana en suelo británico (destinada a albergar al Santo Grial) y por creerse que era el lugar donde estaba la artúrica Avalon.

El nombre del tema, absolutamente precioso, es “The abbey and the thorntree” (La abadía y el espino) y lo encontraréis en el famoso y archiconocido “Reproductor de Músicas Posibles” que tenéis a la derecha de vuestra pantalla.

Acabáis de ver el quinto corte del álbum, titulado “Ghosts of Culloden” (Fantasmas de Culloden), dedicado al lugar que tuvo como escenario la famosa batalla del mismo nombre, a unos cinco kilómetros al este de Inverness, donde el 16 de abril de 1746, el ejército jacobita escocés obtuvo la derrota final en su lucha contra las tropas británicas, teniendo como desastroso resultado (además de no conseguir su objetivo de restaurar la dinastía Estuardo en el trono de Inglaterra) la erradicación del sistema de clanes, la prohibición de tocar la gaita (hay que ser hdp…) y de llevar la vestimenta tradicional escocesa.

La verdad es que esos terrenos donde tuvo lugar dicha batalla,

culloden-450

Terrenos donde tuvo lugar la Batalla de Culloden

que yo pude pisar en mi viaje a Escocia, hace ya doce años, no me transmitieron nada. Me decepcionó profundamente, me pareció un lugar más, sin ningún tipo de significación. Sí que recuerdo que fuí de mala gana, obligado por un amigo que compartía el mismo viaje, cosa que me impidió ver un museo de la música en Inverness que me moría por ver y que siempre me reprocharé no haber visitado. Bueno, quizá David sintió algo que yo no fui capaz de captar…

Continuamos con el sexto corte, titulado “The martyrs’ stone” (La piedra de los mártires), que está dedicado a las lápidas del cementerio de Glasnevin,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vista parcial del Cementerio de Glasnevin

en la localidad de Dublín, lleno de las cruces célticas que aparecen en la portada del álbum y donde están enterrados, entre otros, Michael Collins y Éamon de Valera (presidente de Irlanda y rival del anterior). Dicho tema, enteramente instrumental, en el que podéis escuchar al principio el sonido de la gaita y el arpa electrónica, lo podéis escuchar en el “Músicas Posibles”.

En el mismo lugar podréis descargaros y disfrutar del séptimo corte, “Brú na Bóinne” (Palacio del Boyne), un tema donde el whistle y el bodhrán son los protagonistas y que está dedicado a Newgrange,

newgrange-aerial

Vista aérea de Newgrange

el famoso montículo funerario de más de CINCO MIL AÑOS de antigüedad (más antiguo que las Pirámides o Stonehenge), sito en el complejo arqueológico irlandés que da nombre al tema y que ha sido fuente de inspiración de muchas canciones del folclore celta.

Acabamos la presente entrada con el octavo y penúltimo corte del disco, dedicado a “Machu Pichu”:

Ejem… creo que me he equivocado. El “Machu Picchu” al que me quería referir no era el de “Aída“, sino éste:

M

Antigua ciudadela de Machu Picchu

Escalar Machu Picchu antes del atardecer y encontrarme solo en el ocaso, es algo que nunca olvidaré. Probablemente, ya no sea posible hacer esto ahora, pero recomiendo llevar una copia del poema de Pablo Neruda “Las Cumbres de Machu Picchu” contigo e intentarlo de todas formas (David Antony Clark).

Si los “señores lisensiados” lo estiman oportuno, os volvéis a desplazar hasta el “Músicas”, donde podréis escuchar la letra, que contiene un poema recitado en español por el mismo David, una especie de diálogo imaginario con el escrito chileno Pablo Neruda:

Y entonces, Pablo, ¿qué podría preguntarte, habiendo escalado tras tus pasos hasta tu bastión perdido? Abajo, Urabumba se enrolla cual serpiente enfurecida, abriéndose paso hacia la libertad. Aquí, donde una vez creció el maíz sagrado, aves rapaces vuelan en círculos, pacientes esperando mi muerte. Tal vez, desde estas alturas, también yo pueda aprender a ver tan lejos como tú. Äguila sideral, tu aguda voz ha respondido a mis preguntas (Machu Pichu – David Antony Clark).

Hay más lugares sagrados en el mundo, esperemos que David nos los vuelva a musicar…

Lugares sagrados 8 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Damos un enorme salto en el tiempo para aterrizar en el siglo XXI, en pleno año 2.003, año en el que David, en colaboración con el ornitólogo y archivista de sonidos de la naturaleza Les B. McPherson, graba un álbum… digamos… peculiar en el que se recogen el canto de hasta 61 especies distintas de aves de Nueva Zelanda . Dicho álbum lleva por título el de “Paradise: New Zealand’s Natural Soundscape” (Paraíso: Paisaje sonoro natural de Nueva Zelanda):

61dVJorvT1L__SL500_AA280_

Un disco de quince cortes y de apenas una hora de duración, cuyo sonido nos lleva por zonas inexploradas de las islas neozelandesas y que es… un auténtico COÑAZO, sólo interesante para los frikis de los pájaros… Lo siento, pero alguien tenía que decirlo.

Por lo que pasamos olímpicamente de escucharlo, para dedicarnos a la siguiente obra discográfica, que David publica el 3 de marzo de 2.004 (como el resto de sus discos, en el sello “White Cloud”, aunque en España se publica en el sello “Resistencia”) y que se titula “Sacred sites” (Lugares sagrados):

David%20Antony%20Clark%20-%20Sacred%20Sites-f

Esta vez, David no se limita a inspirar su música hacia un lugar determinado del planeta, sino a todos aquellos lugares que, por una u otra razón, hacen que las energías del planeta en el que vivimos se hagan más patentes y cobren una mayor fuerza, motivo por el cual, desde los tiempos más remotos, se han construido en ellos monumentos, altares, catedrales e incluso ciudades enteras y han sido lugares de peregrinación espiritual o religiosa:

Los lugares que aparecen reflejados en ‘Sacred Sites‘ son todos sitios donde he experimentado un profundo sentimiento de goce, más alla de lo que sentirías como un turista normal (David Antony Clark).

Vamos a comenzar el viaje mágico y musical por todos esos lugares del globo terráqueo en el país natal de David, Nueva Zelanda, donde se encuentra “El cabo de las almas inquietas” (The Cape of restless souls”), primer corte del disco donde escucharemos, entre otros, cantos maoríes y sonidos de ballenas:

El segundo lugar sagrado se encuentra muy alto, en el Nepal, y es una cueva del monte Kailash donde se rinde culto a Shiva:

David, helado de frío, posa al llegar a la cima.

David, helado de frío, posa al llegar a la cima.

Actualmente, después de grabar ‘Sacred Sites‘, he regresado al lugar que es conocido como “To the Ice God” (Al Dios Helado), en Muktinath en Nepal. Debido a la ruta que escogí, tuve que cruzar el paso “Throrung La” situado a 5.400 metros de altura. Debido a esto cuando llegué a mi destino estaba demasiado cansado y dolorido para sentir algo (David Antony Clark).

A pesar de todo, cuando bajó al nivel del mar, se le ocurrió inspirarse en la ascensión para componer el segundo corte de este disco, “To the ice god”, con el que despedimos la entrada de hoy:

El hombre que pintaba las cavernas 6 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Continuamos (o mejor dicho, empezamos) el recorrido “cavernario” del disco con su primer tema, titulado “Forest gods” (Dioses del bosque), con sus habituales gorjeos pajariles, sonidos de la naturaleza y efectos varios que acompañan a los teclados de David, tal y como podréis escuchar en el Reproductor de Músicas Posibles que tenéis donde siempre, más abajo a vuestra derecha de la pantalla.

El segundo tema se titula “Cry of the Spirit-Cat” y también está plagado de sonidos de animales (y algún homínido…). Lo único destacado del tema es la imitación del floreo de gaita, efectuado con alguna flauta de la que desconozco su nombre. Por lo demás, es un tema relajante que también está en el “Músicas Posibles”.

Uno de los mejores cortes del disco es el tercero, titulado “The bison hunters” (Los cazadores de bisontes), que posee un cierto regusto de música andina, probablemente por la utilización de la flauta de pan,

Pan-Flute-Large

Indígena amerindio tocando la flauta de pan

tema que también está a vuestra disposición en el “Músicas” habitual.

Seguimos y, esta vez sí, tenemos un vídeo que ofreceros, el del cuarto corte del álbum, titulado “The Shaman´s wings” (Las alas del Chamán), un tema de música planeadora que podéis escuchar a continuación:

Más adelante, en un álbum posterior, volverá el señor Clark a hablarnos de los chamanes, dedicándole un disco enterito a este concepto.

Saltamos hasta el quinto corte, que es el que le da nombre al disco, con un ritmillo muy pegadizo y con la reentrada, de nuevo, del didgeridoo como uno de los instrumentos principales del tema. Otra vez vais que tener que desplazaros al “Músicas” para escucharlo.

También en el “Músicas” podréis escuchar el goteo en la oscuridad de las estalactitas, en el comienzo del octavo corte del álbum, que lleva por título el de “Limestone cathedrals” (Catedrales de piedra caliza), un tema muy “new age”, bastante diferente al sonido habitual de David.

Siento deciros que, de este disco, sólo he encontrado un vídeo al que podáis acudir para visionar (y a la vez escuchar) los temas instrumentales del álbum, por lo que, el noveno corte (y siguientes)también están en el Reproductor de marras. O sea, que en el “Músicas Posibles” tenéis (para escuchar y descargaros) el noveno corte del disco, titulado “Sacred Chambers” (Cámaras sagradas), un precioso y relajante tema en el que destaca el suave sonido de la flauta de David.

En el penúltimo y décimo corte, titulado “The hall of dancing horses” (La sala de los caballos bailarines), quien lleva el ritmo son las atípicas percusiones de las que hemos hablado en anteriores ocasiones, finalizando con el último tema del álbum, también de temática “ambient” y que lleva por título el de “Silent Fire” (Fuego silencioso), ambos temas a vuestra disposición en el Reproductor de Músicas Posibles. Dejaos llevar por la música y… hasta la próxima entrada.

El hombre que firmaba de pie 30 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
3 comments

Ayer, sobre las diez menos cuarto. La noche hacía rato que había caído sobre Barcelona, con un frío que hacía que me alegrara haberme acercardo hasta la biblioteca Jaume Fuster, en plena plaza Lesseps para, bien calentito y resguardado, ver la presentación de su último libro. Tras hora y cuarto de cola, que se me había hecho eterna, por fín estaba cerca de mi objetivo. Ascendí los escalones hacia la tarima, donde me esperaba, risueño, como si para él fuera cosa fácil permanecer druante horas de pie, firmando libros y saludando a sus fans.

– Buenas noche, Don Arturo – le dije, mientras se alargaba un ejemplar de mi propiedad de uno de sus muchos libros por él escritos.

– ¿Para quién es?

– Es para mí. Ponga algo así como: “Para Juan, marinero de agua dulce” (los que sabéis a qué me dedico, ya sabréis el porqué de esa frase…)

Sonrió mientras, sin apoyarse en el atril que tenía a su lado, aguantaba el peso del libro, firmando a mano alzada mientras le preguntaba: – ¿Sigue escribiendo en “El Semanal”?

– Pues sí. No falto a la cita ni una sola semana. Todavía sigo escribiendo.

– Es que hace tiempo que ya no sigo su artículo dominical.

– Pues sigo escribiendo… Tenga… – exclamó alargándome el ejemplar firmado- Muchas gracias por venir a la presentación, amigo.

– No, gracias a usted por seguir escribiendo, Don Arturo.

Y me bajé del entarimado, más felíz que una perdiz, contemplando su letra de médico y su rúbrica al final del texto, semejante al que un esgrimista hubiera hecho con su florete en el aire,

A Juan, marinero de agua dulce. De su amigo, Arturo.

aunque un tanto mohíno por no haberme atrevido a comentarle que esa misma tarde había caído un mito: todo un Académico de la Lengua (Sillón T mayúscula) se había quedado sin palabras más de una vez a preguntas del entrevistador… Si lo hubiera dicho, seguro que hubiera exclamado un “Pardiez”, un “Voto a Bríos” y un “Recibirá a mis padrinos”, mientras que me lanzaba en plena cara un guante de desafío y me emplazaba a batirme en duelo a primera hora de la mañana… cuando uno, quizá por cobardía o por eso de la crisis, a esas horas el único desafío al que está dispuesto a enfrentarse es al de coger el metro camino del trabajo…

No era el hombre más honesto ni el más piadoso, pero era un hombre valiente. Se llamaba Diego Alatriste y Tenorio, y había luchado como soldado de los tercios viejos en las guerras de Flandes. Cuando lo conocí, malvivía en Madrid, alquilándose por cuatro maravedís en trabajos de poco lustre, a menudo en calidad de espadachín por cuenta de otros que no tenían la destreza o los arrestos para solventar sus propias querellas (El Capitán Alatriste – Arturo Pérez-Reverte Gutiérrez).

Pero vayamos a lo nuestro…

El 17 de septiembre de 1999, vuelve nuestro amigo David a sacar al mercado discográfico otra de sus obras musicales, como siempre, editada en el sello “White Cloud” y titulada “The man who painted caves” (El hombre que pintaba en las cavernas):

David%20Antony%20Clark%20-%20The%20Man%20Who%20Painted%20Caves%20-%20front

David Antony Clark tiene tres profundas pasiones: la música, viajar y la naturaleza. El músico neozelandés ha entrelazado esos tres elementos en sus aclamadas grabaciones. Con una innata fascinación por la historia natural y la música de las culturas indígenas, Clark ha mezclado de una forma muy precisa lo indígena con lo más actual para producir un sonido cuya mejor descripción sería “Neo-Primario”. Su nueva colección de temas musicales es una seductora interpretación de una era en que la historia se grababa en los muros de las cavernas. Con sus percusiones rítmicas pegadizas y sus arreglos pausados, recrea con perfección una vida donde el Tiempo estaba marcado por el Sol y la tecnología más moderna era una rueda (Comentario del disco en la web www.naxos.com).

Con estos mimbres ya trenzados, procederemos en la siguiente entrada a descubrir las “músicas rupestres” de David.

The leaving of Ireland 27 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Una vez recuperados la rutina y el quehacer diario, repuesto de una agradable estancia en la capital del reino, sigamos con el desarrollo del disco que da nombre a la entrada de hoy.

Saltamos al quinto corte del álbum, un magnífico y dulce “slow air” compuesto por David que se titula “Hills of home” (Colinas del hogar) y, como ya os advierto para el resto del disco, que está a vuestra disposición (y para que os la descarguéis, si os place) en el Reproductor de Músicas Posibles habitual…

El octavo tema del disco, con la melodiosa voz de Deidre Starr,

La cantante irlandesa Deidre Starr.

lleva por título el de “Kathleen”(Catalina) y es la menos celta de las composiciones de Jon Mark

Jon Mark

para este disco, impregnado por el sonido “ambient” que domina el corte, que también está en el “Músicas”.

Pasamos al siguiente tema instrumental, el noveno de “The leaving of Ireland” y que da nombre al disco. Comienza con el sonido de los cascos de los caballos, el rumor de las olas y el aleteo de los pájaros, que dan paso a los teclados, que planean a lo largo de todo el corte, también compuesto por Jon y que es el más largo en duración del álbum. Como los anteriores, tendréis que visitar el “Músicas Posibles” para poderlo degustar.

En el penúltimo corte, el que hace el número once del mismo, nos encontramos con una serie de seres que van diciendo su nombre, su lugar de nacimiento y su profesión, mientra suena la música en un tema titulado “A new and blessed land” (Una nueva y bendita tierra). De nuevo, desplazaros hasta el “Músicas” para escuchar este tema, compuesto esta vez por David Antony Clark.

Cerramos definitivamente el vistazo al disco en su último y doceavo corte, también compuesto por David y que también es un “slow air” (como habréis visto, nada de jigas ni reels… que sosos que son David y Jon). Su nombre es “New world” (Nuevo mundo) y con él nos despedimos hasta la siguiente entrada, no sin antes visitar el Reproductor de Músicas Posibles, aquí al ladito, a vuestra derecha, donde podréis escucharlo.

Millones de irlandeses han dejado su hogar durante mucho tiempo, llevando con ellos sus esperanzas, su talento y su cultura perdurable (David Antony Clark).

Irlanda, abandonada… 17 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
2 comments

Damos otro salto musical, aún mayor que los anteriores hasta la isla de Irlanda, donde nos vamos a encontrar que el 24 de septiembre de 1.998, David publica junto a Jon Mark en la discográfica “White Cloud”, el disco titulado “The leaving of Ireland” (La despedida de Irlanda):

en el que David entra, por primera vez, en el interior del mundo celta:

Mi abuela era católica irlandesa y mis antepasados eran protestantes irlandeses. Todo esto tuvo poco impacto en mí cuando era niño. Pero cuando me ofrecieron un trabajo durante un año en Derry, Irlanda del Norte, todo esto cambió. De repente me sentí como si volviera a casa. Sentí un profundo sentimiento de “heimat“. Pasé todo ese año escuchando música folk irlandesa en los pubs de Derry, Donegal y Dublín y debido a eso una pasión de toda mi vida empezó. He vuelto varias veces a Irlanda recientemente. Cuando Jon y yo grabamos ‘The Leaving of Ireland‘ yo tocaba en una banda irlandesa de musica folk aquí en Nueva Zelanda y había interés mundial por la música celta. Jon Mark, siendo de Cornwall,  había hecho varios CDs de música celta por lo que yo le propuse que trabajaramos juntos en un tema que nos interesara a ambos: la emigración de la gente desde Irlanda durante el periodo de hambruna. Viajé a Irlanda y estuve durante un mes visitando lugares en la costa oeste donde la hambruna tuvo más impacto y ‘The Leaving of Ireland‘ fue el resultado de todo ello (David Antony Clark).

Este disco es una especie de tributo al espíritu indomable irlandés, siendo algo así como un cuaderno de bitácora musical de la emigración masiva a Norteamérica en los pasados siglos, como consecuencia de la hambruna y la opresión política y religiosa hacia los habitantes de la verde isla, en busca de una nueva oportunidad de mejora de sus condiciones, mejora que (la mayoría de las veces) no se llegó a lograr…

Una sublime combinación de whistles y gaitas con la voz de la cantante irlandesa Deirdre Starr que comienza con un pequeño corte de apenas un minuto, compuesto por Jon Mark y titulado “Shanachie” (que proviene de la palabra gaélica “Seanchaí”, que significa “contador de historias”), en los que un narrador nos introduce, con el sonido de una gaita de fondo, en la historia de la gran migración. Dicho tema os lo podréis descargar y escuchar en el Reproductor de Músicas Posibles…

Durante cientos de años, el sueño que se convirtió en Norteamérica fue un sueño que perteneció a la gente de Irlanda. Dejando atrás todo lo que conocían, los irlandeses llevaron consigo todo lo que tenían para “hacer América”. Desafiando al inmenso océano Atlántico y a las fuerzas de la naturaleza, los irlandeses no sólo lucharon y murieron por cumplir su sueño, sino que, lentos pero seguros,  lo hicieron posible. Gran aventura, tristeza y triunfo, esa es su historia. (Shanachie –  Jon Mark y David Antony Clark).

El segundo corte del disco es un “slow air” céltico pasado por la batidora del señor Clark, titulado “Éirinn” (“Irlanda”, en gaélico). Una deliciosa y bucólica tonada que podéis degustar en el siguiente vídeo:

Cerramos la entrada de hoy (que no el desarrollo del disco) con el tercer corte del mismo, “A hundred shades of green” (Cientos de tonos verdes), compuesto también por Jon y que nos describe metafóricamente el típico paisaje irlandés. Para escucharlo, acudid, de nuevo al “Músicas Posibles” que tenéis a vuestra derecha de la pantalla.

Continuaremos a partir del 26 de este mismo mes, ya que este bloguero se coge unas minivacaciones para, entre otras cosas, ir a escupir a l@s de la calle Génova y comer bocadillos de calamares…

Antes de África 13 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
2 comments

De isla en isla, David Antony Clark salta en su segundo disco de Nueva Zelanda a Australia y en su tercer álbum, a África (que es una enorme península, casi una isla). En agosto de 1996 se publica, de nuevo en la discográfica “White Cloud”, el disco titulado “Before Africa” (Antes de África):

en el que David nos describe musicalmente la cultura del continente negro, en especial la música centroafricana y particularmente la de Tanzania, presunta cuna de la Humanidad, en la que se han encontrado los asentamientos de homínidos más antiguos del planeta.

Cuando estuve viajando a través de África, me sentí abrumado por la dureza visual de los elementos que allí encontré, que me sirvieron de inspiración para imaginar el continente africano hace cientos de miles de años, pleno de vida salvaje, con espacios abiertos llenos de color. Aunque todo es puramente impresionismo musical, eso es precisamente lo que buscaba y lo que transmite mi disco “Before Africa” (David Antony Clark).

Los mimbres con los que se trenza el disco son los mismos de sus discos anteriores, con algunas excepciones:

Cuando estuve preparado para grabar, llevé a mi hijo Stephan a la playa para recoger conchas, palos y piedras. Conseguimos una deslumbrante variedad de sonidos golpeando diversos materiales orgánicos, digitalmente sampleados posteriormente para desarrollar los fundamentos de los contagiosos ritmos del disco. Las percusiones étnicas adicionales son obra de Sam Manzanza, un zaireño ahora residente en Nueva Zelanda (David Antony Clark).

El disco comienza con un tema titulado “A land before Eden” (Una tierra anterior al Edén), que también comienza con el sonido de una de las famosas flautas de David, a la que le siguen una serie de percusiones africanas, tal y como podéis escuchar en el siguiente vídeo:

David sigue haciendo experimentos con las percusiones en el segundo corte del disco, titulado “The stone children” (Los niños de piedra) que podéis escuchar en el Reproductor de Músicas Posibles (aquí a vuestra derecha).

Finalizamos, momentáneamente, el recorrido a través de la sabana africana con el tercer corte del álbum, “Flamingo lake” (El lago de los flamencos). O sea, que ya estáis yendo a la pata coja (como las rosadas aves) al “Músicas Posibles” para escuchar dicho tema.

NOTA DEL BLOGUERO: Este blog se solidariza totalmente con la Huelga General que tendrá lugar mañana miéracoles 14 de noviembre, contra la política fascistoide de nuestro “querido” gobierno y os ruega encarecidamente que apoyéis y difundáis en vuestros puestos de trabajo tanto la convocatoria de huelga como las manifestaciones de apoyo a la misma. Un servidor (y bloguero) estará como un clavo en la “mani” convocada por el sindicato anarcosindicalista CGT en Barcelona, a las 18 horas en la confluencia de las calles Córcega y Avenida Diagonal:

Australia… más allá de la época de los sueños… 10 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Continuamos con “Australia Beyond the dreamtime” allí donde lo dejamos en la anterior entrada…

En muchas sociedades, especialmente en las “no civilizadas”, como la aborigen de muchas partes de Oceanía (Australia inclusive), hay un momento concreto en la vida (el brusco paso de la niñez a la adolescencia) que es celebrado por toda la comunidad con diversos ritos más o menos complicados… y muchas veces, peligrosos o dolorosos. Dicho paso se denomina iniciación, como aquí en Vanuatu, donde se celebra el “Bungee Jumping“:

¿Os creíais muy “modernos” los que hacéis “puenting“? Pues ya habéis visto que es más antiguo que la sopa de ajo…

“Initiation” (Iniciación) es como se llama el segundo corte del álbum, que podéis escuchar en el Reproductor de Músicas Posibles que tenéis a vuestra derecha, un poco más abajo.

El cuarto corte del disco es “Frog dancing” (Ranas bailarinas), en el que nos encontramos con el sonido de dichos batracios, imitados tanto por los sintetizadores como por el didgeridoo. Pues nada, oigámoslas en el siguiente vídeo:

Bueno, ya habréis notado que tanto éste como el tema anterior no tienen mayor transcendencia musical que el de añadir algún sonidito que otro a la melodía del sintetizador, siendo éste disco manifiestamente mejorable respecto al anterior.

El sonido del arpa nos trae a la imaginación las gotas de lluvia que caen en el siguiente corte, el quinto de los que componen el disco y que se llama “The morning the rains came” (La mañana que trajo las lluvias), tema que también habréis de escuchar en el “Músicas Posibles”.

Y ahora vamos a ver arder arbustos, mientras suena el didgeridoo:

El vídeo anterior era el correspondiente al séptimo corte del álbum, titulado “Bush fire” (Incendio forestal), quizá el mejor del disco, aunque excesivamente largo para mi gusto.

Acabamos el álbum con su octavo y último corte, titulado “No Footprints” (Sin huellas), tema “ambient” relajante que podéis escuchar en el “Músicas Posibles” (aquí al ladito…) con el que nos despedimos hasta la siguiente entrada, en la que daremos otro “salto” continental.