jump to navigation

Jarre in Liébana 2 mayo 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Cuando subes por la carretera estrecha y, de repente, se abre el paisaje, es como si el monasterio y el cielo te dieran la bienvenida. Un lugar que existía antes de nosotros y que seguirá existiendo después (Jean Michel Jarre).

Me hubiera encantado ir, pero tenía otro compromiso ineludible el mismo día y casi a la misma hora (futbolístico, of course… Un Derby contra el enemigo no se lo puede uno perder por nada del mundo…). Ya es mala suerte…

Las entradas para el concierto del pasado sábado día 29 en el Monasterio de Santo Toribio de Liébana, en Cantabria, se agotaron en cuestión de horas y ni siquiera pude verlo por “La 2“, que lo retransmitió en directo. Bueno sí, los tres últimos temas. Todavía no he tenido tiempo de ver el concierto entero, pero tanto la crítica como los 6.000 afortunados que pudieron presenciarlo en directo (venidos de todos los rincones de España), dicen que fue espectacular.

Tres horas antes del comienzo del concierto, los poseedores de la preciada entrada al evento abarrotaban ya el recinto. Muchos municipios cántabros pusieron pantallas gigantes para que nadie pudiera perderse el grandioso espectáculo de luz y sonido del músico francés.

25 canciones, la mayoría de los últimos discos y algunas clásicas rescatadas de sus primeros álbums, sonaron en tan especial paraje en unas dos horas, que transcurrieron como un suspiro, y que váis a poder degustar a continuación. Que lo disfrutéis:

Nunca he perdido la confianza en el ser humano. Siempre ha habido miedo al futuro, siglo tras siglo, y, a pesar de que se vivieron momentos muy duros, hubo progresos. No soy pesimista. El lado bueno de la humanidad siempre gana, como la democracia frente a los dictadores (Jean Michel Jarre).

Towards the West… 25 abril 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

¿Estáis cómod@s? ¿No? Pues sentaos, cerrad los ojos y abrochaos los cinturones porque os voy a hacer volar…:

Se trataba de “Melancholy”, el tercero de los cortes que componen el álbum que dejamos a medias en la anterior entrada y que da nombre a la presente.

No sé qué os habrá parecido, pero la primera vez que lo escuché, casi me hizo levitar… Continuemos, que aún no se ha acabado la fiesta…:

En esta ocasión, el tema instrumental que os habrá dejado anonadad@s es el cuarto, que se titula como “Embayment” (Ensenada) y sigue en la tónica habitual de “música planeadora”, esa que te transporta hacia lugares insospechados… Tengo que decir, como crítica constructiva, que este disco, si escuchamos cada tema por separado, se queda cojo, como en el que acabáis de escuchar, que se interrumpe bruscamente.

Menos mal que continúa en “Great voyage” (El gran viaje), el quinto corte del disco y que suena así:

Los sintetizadores dan pie a una poderosa batería, que marca el ritmo de la tonada. Simplemente espectacular…

Prosigamos, no sea que se os enfríen las ganas de escuchar más:

Llegamos al corte más largo del disco, aunque en realidad es la unión de dos temas. Se titula “Sacred Mountain-Sunrise” (Montaña sagrada – Amanecer), es el sexto en el orden del álbum y seguramente es el más tranquilo y reposado de todos.

Pasamos al séptimo, con el nombre de “Delight” (Goce), que es la versión instrumental original de otro tema del que hablaremos después. Disfrutadlo:

¿Es o no es un deleite, un placer, un regocijo, un encanto, un goce y muchas cosas más para los sentidos escuchar algo como ésto?

Posteriormente, hubo una versión orquestal con letra, con la voz de la actriz y cantante de Hong Kong Anita Mui, que murió en 2.003 a los cuarenta años por culpa del cáncer. La canción se llama “Años fluyendo como el agua” y suena así:

Volvamos al disco, en el que nos encontramos en el octavo de sus cortes con otro tema suave y relajante titulado como “In peace” (En paz), subrayado con unas preciosas imágenes en el siguiente vídeo:

El noveno y penúltimo se titula “Utopia” y es el más cortito de todos. Realmente, sirve como un simple enlace entre el anterior y el que le sucede. No os lo perdáis…:

Finalizaremos el recorrido por los cortes del disco con el que lo cierra, de nombre “Endless Journey” (Viaje interminable), que es el nombre con el que se publicó el álbum en su primera edición en Japón:

Para mí, es un disco muy muy especial, el mejor de Kitaro y me dolió mucho deshacerme de él hace tiempo por causas que no vienen ahora al caso.

Escuchadlo entero, de una sola tirada. Os aseguro que no se os hará largo en absoluto.

Nos vemos en la siguiente entrada, espero no tardar mucho…

Hacia el Oeste… 18 abril 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Ya sé que voy con varios días de retraso, pero es que este finde no he tenido tiempo ni de rascarme… Por lo que vamos a conmemorar, como se merece, el 86º aniversario de la proclamación de la gloriosa II República Española:

Una vez cumplidos los reglamentarios honores, vayamos al meollo…

Llegamos a 1.985, año en el que descubro en una casa de discos del centro de Barcelona un álbum con una portada que me llamó poderosamente la atención. Me pareció muy bonita y le pedí a uno de los empleados que me pusiera el disco para escucharlo por los auriculares que tenían a disposición del público para, antes de comprarlo, poderlo oír (las nuevas generaciones que estén leyendo esto estarán flipando…) y decidir o no su compra.

Me pareció fantástico, me derretía por dentro al sentir por primera vez a Kitaro, artista que desconocía totalmente en aquel tiempo, y no dudé en comprar el álbum. Su título era “Towards the West” (“Hacia Occidente” o “Hacia el Oeste”):

Publicado también como “Endless Journey” (Viaje sin fín), “Sei Ho”, “The West” o “Toward the West”, se reeditó en 1.986, 1.987 y 1.991, siendo compuestos íntegramente todos sus cortes por Kitaro y publicados anteriormente como partes de los álbums “Four Seasons of Quality” y “Aura No Saiten”, de los que hablamos en la anterior entrada, además de aparecer como parte de la banda sonora del film “Homecoming”, todos ellos discos que vieron la luz el año 1.984.

Vamos a comenzar sin más dilación a degustarlo:

Se titula como “Auspicious Omen” (algo así como “Buenos augurios” o “Signos alentadores”), es el corte que abre el disco y, si bien es cierto que ya habéis escuchado temas parecidos (y que seguiréis escuchando si no os cansáis y me enviáis a la porra…), para mí fue maravilloso escuchar algo tan alejado de las radiofórmulas de la época (Los 40 “Criminales”, etc…).

Seguimos con el segundo corte, “Halo”, que tiene algo más de percusiones de lo habitual al principio, para pasar súbitamente al piano y los sintetizadores e integrar en el conjunto a la batería, convirtiéndolo un poco casi en un tema con tímidos aromas de rock sinfónico:

Seguiremos el recorrido del álbum en la siguiente entrada…

Anclados en el 84 11 abril 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
add a comment

Vamos a continuar en el 1.984, ya que Kitaro sigue componiendo música como un poseso…

En primer lugar, tenemos la banda sonora de un manga que se titula “Kuroi Ame ni Utarete” (algo así como “Golpeados por la lluvia negra”):

El film trata sobre el bombardeo de la ciudad japonesa de Hiroshima y sus terribles secuelas y sólo está disponible en japonés, sin subtítulos. Es el segundo anime cuya banda sonora está compuesta por Kitaro. Desgraciadamente, como banda sonora no ha sido publicada, por lo que no puedo ofreceros ná siquiera…

También tenemos un EP que se titula “Four seasons of quality” (Cuatro estaciones de calidad):

que compuso nuesto amigo japonés con motivo de la inauguración del centro comercial subterráneo “Tenjin Chikagai” de la localidad de Fukuoka. Como en alguna ocasión anterior, este mini álbum se distribuyó gratuitamente para la ocasión sólo en Japón y no salió al mercado discográfico.

Tiene cuatro canciones, cada una de ellas dedicada a las cuatro estaciones del año y las dos primeras, que conforman la cara A del EP, dedicadas al invierno y a la primavera respectivamente, se publicaron posteriormente con otros nombres en un álbum del que hablaremos muy pronto.

La primer canción de la cara B, dedicada al verano, es “Heat Haze”, o sea, “calima“, es una versión de un tema del disco “Ki” (Energía), del que hablamos en febrero de este mismo año, que se llamaba “Tree” (Árbol), pero ahora casi sin los omnipresentes sintetizadores y tan solo con una guitarra. La segunda canción de la cara B, correspondiente al otoño, se llama “Silver grass” (Hierba plateada) y es la única que no aparece en ningún disco posterior.

Para finalizar el 1.984, deciros que también compuso Kitaro un disco a medio camino entre un LP y un EP en cuanto a su duración, que iba destinado a promocionar el “Aura No Saiten” (Festival del Aura):

promovido por la “Agon Shu“, una organización budista.

La imagen que aparece en la portada del disco es una gran pila ardiente, que forma parte importante de dicho festival. El disco, de nuevo, no salió a la venta y sólo está disponible en páginas web de venta de música de segunda mano.

Todas las canciones, excepto una (que está basada en la banda sonora de “Silk Road II“, de la que hablamos a mediados del pasado año), aparecerán también en el mismo disco del que hablaba un poco más arriba y que se publicó en 1.985.

Esperad un poco, que merecerá la pena…

¡Feliz Semana Atea a tod@s!

1984 6 abril 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , , ,
add a comment

No, no. No me voy a referir al célebre libro de George Orwell, ni a la película (de menor calidad que el libro, como suele ocurrir a menudo…). Lo que quería deciros es que el año 1.984 es tan estresante o más que los dos anteriores en cuanto a toda la publicación de trabajos musicales de nuestro querido Kitaro.

En primer lugar, lanza al mercado un recopilatorio sinfónico con la “Royal Symphonic Orchestra” y titulado como “Kitaro No Kiseki” (El mundo de Kitaro):

del cual no cabe destacar nada en absoluto…

Por otro lado, compone la banda sonora de la película “Si Shiu Liu Nian” (algo así como “Regreso al hogar” o “Vuelta a casa”),

película hongkonesa que tuvo una nominación a los “Hong Kong Film Awards” y que podéis ver y escuchar a continuación, subtitulada en inglés:

Además, se publican varios discos no oficiales (más bien piratas…) de conciertos en su gira por Asia, que incluyó por primera vez Taiwan y China. Los más destacados fueron los que tuvieron lugar el 15 de febrero en el “Osaka Festival Hall”, registrado en un doble cedé de catorce canciones, y el 12 de junio en el “Fukuoka Palace Sun Hall”, también con catorce temas, aunque el orden y las composiciones incluídas no son las mismas que en el anterior.

Dicha gira por el continente asiático cristaliza en un disco (esta vez sí que sale al mercado “legalmente”) con varios nombres, dependiendo del país y/o año de publicación: “Asia Tour Super Live”, “Asia” o “Live in Asia”:

Incluye grabaciones de los conciertos que tuvieron lugar el 2 de agosto en el “Shanghai People´s Gymnasium” (“Gimnasio del Pueblo de Shanghai”… supongo que apartarían las mancuernas y las bicis estáticas para que pudiese actuar…), el 9 de septiembre en el “Garden Park” de Kuala Lumpur (capital de Malasia) y el 11 de septiembre en el “State People´s Gymnasium” de Kota Kinabalu (otra ciudad del mismo país asiático), con la intención de promocionar su disco anterior, “Silver Cloud“, del que hablamos en la anterior entrada.

Se reeditó en los años 1.985 y 1.992 y el único tema incluído en el mismo que no se había publicado con anterioridad es “Dawn in Malaysia” (Amanecer en Malasia) que, curiosamente, no está compuesto por Kitaro, sino por el actor, director de cine, compositor, productor y cantante malayo llamado “Tan Sri Datur Amar Teuku Zakaria Teuku Nyak Putih”. Como su nombre es un pelín corto, se le conoce familiarmente como “P. Ramlee” y la canción está basada en un tema compuesto por el señor Ramlee que se llama (trankis, que no es tan larga como su nombre…) “Getaran Jiwa” (algo así como “La emoción de mi corazón”):

Seguiremos con el 1984 en la siguiente entrada…

La nube plateada 3 abril 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Bueno, sin anestesia ni ná, ya os he encasquetado el primero de los cortes de “Silver Cloud”. Se titula “Earth born” (algo así como “Nacido en la Tierra”) y Kitaro vuelve, por enésima vez, a ponerse el mono de trabajo de multiinstrumentista. De momento, nada a destacar… Aunque, tened cuidado, que se acercan unas nubes que presagian tormenta…

Falsa alarma, al final sólo se trataba de “Flying cloud” (Nube volante), el segundo de los ocho temas de los que se compone el álbum, en el que la trayectoria musical no varía de rumbo.

Como los siguientes cortes me parecen demasiado sensibleros y melosos, incluso tristes, vamos a regresar a Rusia:

Pues la alegría de la huerta tampoco es, que se diga… Su título era “Return to Russia” (Regreso a Rusia) y constituía el sexto de los cortes del disco.

Y ahora, vamos a detenernos a contemplar el panorama:

Las imágenes del vídeo, espectaculares, resaltan aún más si cabe la preciosa música compuesta por Kitaro en el séptimo y penúltimo corte del álbum, titulado como “Panorama”. Para mí, es el que más me ha gustado, aunque creo que es uno de los discos de esta época más flojitos del músico japonés. De todas maneras, al ser tan prolífico y publicar tantos discos en tan poco tiempo, no puede ser nada fácil mantener el altísimo nivel al que nos tenía malacostumbrad@s nuestro amigo nipón.

Acabaremos con el tema instrumental que cierra el disco, titulado como “Straight away to Orion” (más o menos traducido sería algo así como “Camino directo a Orion”, con el que nos despedimos hasta la siguiente entrada:

Seguimos en el 83 30 marzo 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Como dice el título de la entrada de hoy, 1.983 vuelve a ser un año muy prolífico para Kitaro.

En primer lugar, aparece como invitado en el programa japonés en lengua inglesa “Personalies of Today”, un documental de treinta minutos realizado por el Ministerio de Asuntos Exteriores, en el que nuestro amigo es entrevistado para que dé su visión sobre su país y el modo de vida nipón. Además de descubrirnos su estudio privado en las montañas de Nagano, nos habla sobre su música y lo que le inspira, además de verle en los ensayos de un concierto de la gira “Prayer for the 21st Century” (Plegaria para el siglo XXI), sobre el que hablaremos enseguida. Un documental muy recomendable para su legión de fans que, desgraciadamente, no he podido encontrar…

En segundo lugar, publica un disco en directo de la gira “Prayer for…” (que os acabo de comentar) que tiene lugar en una actuación el día 9 de octubre de ese año en el recién estrenado polideportivo cubierto “Osaka-jo Hall

y que sale a la luz con el original título de “Live in Osaka”:

en formato Laserdisc, algo así como un cedé pero de tamaño elepé, algo revolucionario para la época aunque ahora dicho modo de almacenamiento esté completamente desfasado. No contiene ningún tema nuevo, por lo que nos vamos a centrar en otro disco, también del 83.

Es una versión orquestal de la Ruta de la Seda, “Symphonic Silk Road”:

en la que la “NHK Grand Orchestra” (la gran orquesta de la televisión pública japonesa) versiona lo mejorcito de los cuatro álbums de la serie documental, de la que os he dado ya información sobrada.

Por último, deciros que también en 1.983 sale a la luz otro disco (joer, más que músico parece un churrero el joío…) en el que nos detendremos un poco más. Tiene varios títulos, dependiendo del país y/o año de publicación: “Hi Un”, “Flying Cloud” (Nube volante) o “Silver Cloud” (Nube plateada):

Se reeditó en 1.984, 1.985, 1.986, 1.988, 1991, 1.992 y 2.004 y nos lleva delicadamente más allá de las nubes en un relajante viaje espacial que comenzaremos en la siguiente entrada…

La cuarta ruta de la seda 27 marzo 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

¿A que es absolutamente maravilloso…?

Acabáis de escuchar “Mountain Streams” (algo así como “torrente de montaña” o “manantial de montaña”), tercer corte perteneciente a la banda sonora de la cuarta parte de los documentales de la Ruta de la Seda. No hay nada destacable en él, ya que sigue la tónica habitual en la música de Kitaro, pero sigue siendo espectacular…

Ahora vamos a seguir con una plegaria:

“Orar” o “rezar”, es como se podría traducirse el cuarto tema instrumental del álbum, de título “Pray”, bello como él solo. Y, aunque parezca que nos vamos de rebajas, a continuación nos vamos a ir de cabeza al río…:

“Ganga” es como se titula el suave y delicado quinto corte de la banda sonora. También es como los hindúes denominan al río Ganges:

Su nombre significa “que se mueve con rapidez” y en él se bañan con frecuencia los creyentes en el hinduísmo, ya que cada vez que lo hacen expían sus pecados. También en él depositan las cenizas de los difuntos… Lo siento, prefiero seguir siendo un “pecador de la pradera” y ducharme en mi casita…

Como se nos va haciendo de noche, vamos a contemplar el atardecer:

“Sunset” o “Puesta de Sol” es como se titula el sexto de los temas del disco que estamos recorriendo. Otra relajante maravilla que es un regalo para nuestros oídos…

Sí, ya lo sé, todas las canciones de Kitaro se parece como dos gotas de agua… Por eso hay que tomarlas en pequeñas dosis para no empalagarse, como los perfumes… Sólo unas gotitas y ya está.

Y ya que de por sí la música de este japonesito es relajante, ya veréis cuando escuchéis “Linden”, o sea, “Tilo:

o “Árbol de la tila”:

Era el séptimo y penúltimo corte del disco, que se cierra con el más largo de los ocho en que se divide. Se llama “Moon Star” (“Estrella Luna”) y quizá es el más orquestal de todos, aunque para mí es el más flojito. Al menos, aprenderemos cómo son los principales satélites del Sistema Solar en el siguiente vídeo:

Nos vemos en la siguiente entrada…

La maravillosa cuarta parte 21 marzo 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Hoy vamos a hablar de la maravillosa cuarta parte…

Así es como comenzaba “La cuarta parte”, una sección del programa “La bola de cristal” que, en los años 80, presentaba el ínclito y polémico Javier Gurruchaga y donde hacía de las suyas… Pero luego hablaremos de eso…

En 1.983, Kitaro se casa con Yuki Taoka. Supongo que eso no os dice nada, pero si os comento que Yuki era la hija de Kazuo Taoka… os seguiréis quedando igual… Pero es que Kazuo era, en aquél entonces, nada menos que el jefe supremo del “Yamaguchi-gumi“, el sindicato Yakuza más poderoso de Japón. O sea, el “capo di tutti capi” nipón… Qué coño hacía Kitaro emparentándose con la mafia japo, no lo puedo entender…

Pero vamos a seguir con lo musical. Es también ese año cuando Kitaro comienza una curiosa costumbre: celebrar durante la luna llena del mes de agosto un concierto que dura desde el atardecer hasta el amanecer, tocando sin parar un tambor taiko como forma de agradecimiento hacia la Madre Naturaleza. Algo como ésto:

Y así tól rato, el joío cansino… Menos mal que elige sitios como el monte Fuji o las montañas de Colorado, donde pueda dar la tabarra sin miedo a que aparezca la Urbana…

Por otro lado, ese mismo año “vuelve a dar la lata” con otra continuación de la Ruta de la Seda. Se trata del cuarto volúmen (o cuarta parte) de la serie documental del mismo nombre, aunque se publica con varios títulos: “Ten-Jiku”, “India” o, simplemente, “Silk Road IV”:

Se publican también reediciones en 1.985, 1.986, 1.987, 1.993  y 1.996 de este álbum, grabado íntegramente en el estudio privado de Kitaro en Nagano, donde el artista toca, de nuevo, todos los instrumentos, ya sean digitales o analógicos, incluyendo una guitarra de doce cuerdas:

Como siempre, el álbum comienza de una manera que ya os es conocida de sobras, con el sonido inconfundible que volvéis a escuchar en el corte que lo abre, titulado como “The mist” (La bruma):

Vamos a cerrar la entrada de hoy con uno de los cortes más archiconocidos de Kitaro. Lleva por nombre el de una palabra persa que define las edificaciones típicas de la Ruta de la Seda, donde los integrantes humanos y animales de las caravanas solían descansar antes de continuar su camino. Se llama caravasar

y era algo así como el equivalente a los hoteles o moteles de carretera de nuestros días.

Os dejo con “Caravansary” (Caravasar), segundo corte del disco. Que lo disfrutéis:

Seguimos anclados en el 82 14 marzo 2017

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Os dije en la entrada anterior que no habíamos acabado con la banda sonora de “Queen Millennia”, ya que ese mismo año que aparece en el título de la presente entrada se publicaron otros dos trabajos más, versiones diferentes basadas en la misma historia.

Por un lado, tenemos la “banda sonora literal” de la película, es decir, el audio completo (incluída toda la música) tal y como se escucha si estuviéramos viendo la película, pero sin las imágenes:

Dejando aparte que es una frikada y que sólo los fanáticos irreductibles de Kitaro se lo comprarían, deciros que está en japonés (obviously) y que se compone de dos discos con sus correspondientes caras A y B.

Destaca, por ser una novedad, la inclusión de la primera canción con letra en inglés compuesta por Kitaro. En mi opinión, se la podía haber ahorrado (lo comprobaréis vosotr@s mism@s a continuación). Se llama “Angel Queen” (Reina Angel) y aparece como cantante Dara Sedaka, la hija del también cantante Neil Sedaka:

Por otro lado, hubo también una versión orquestal de la dichosa banda sonora de marras, en este caso de la mano de la “Los Angeles Symphonic Orchestra”, con el nombre de “Queen Millennia Symphonic Suite”:

Contiene ligeras variaciones respecto de la banda sonora original compuesta por Kitaro, ya que sólo contiene siete cortes y, al igual que el anterior, sólo se publicó en Japón.

Para acabar con el año 1.982, deciros que se grabó un concierto de Kitaro el seis de diciembre en la sala “Budokan” de la ciudad de Tokyo, grabación que se plasmó en el álbum con el “original” título de “Live at Budokan”:

Consta de tan sólo ocho cortes, de los cuales sólo quiero destacar el segundo, de nombre “God of sand” (Dios de arena), en el que se puede ver a Kitaro tocar el sitar y los teclados:

Si queréis ver el concierto completo, os lo dejo a continuación como despedida y cierre de la presente entrada: