jump to navigation

Búsquedas, danzas y dedicatorias 26 marzo 2015

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Y ahora, busquemos a Maurizia en el corte número once, titulado “Nondik jo Maurizia” (¿Adónde vamos Maurizia?), que ya apareció en un álbum anterior:

Un diálogo imposible entre el banjo de Béla Fleck y la trikitixa de Kepa Junkera que nos deja mirando de izquierda a derecha y de derecha a izquierda, como si fuera un partido de tenis, viendo cómo la música va superando la red, cual pelota que sale golpeada de la raqueta y va dirigida de un campo a otro, esperando un fallo del contrario que no se llega nunca a producir…

¿A dónde vamos, Maurizia? A las Montañas Rocosas, a los versos de Whiltman, a las colinas de Nebraska, al horizonte sin final de las llanuras, a las mesetas de Colorado, a las praderas al oeste de los ríos, al banjo de los primeros músicos de jazz, a la arquitectura de Chicago, a los bosques de Nevada, a Idaho donde cientos de vascos fueron a pastorear, a las carreteras que recorrió Kerouac, a los tugurios de Nueva Orleans (Kepa Junkera).

Terminamos finalmente el disco con el tema que le da fin, titulado “Arin-Argiñeta & Ortigueira Dantza”, que suena a despedida desde sus primeros acordes:

El lugar donde estamos es Argiñeta, una antígua necrópolis paleocristiana del siglo IX, en el interior de Bizkaia. Junto a ese lugar ha podido crecer una hierba verde que al pisarla se convierte en rocío, formando una suerte de marisma nórdica. A veces esas aguas se confunden con el agua de la ría, porque en Ortigueira, como en todas las rías del norte de Galicia, el mar está y no está. Es fácil imaginar un castro celta. Aquí, en el norte, viene la música a contarnos el pasado de todos esos pueblos unidos por colores, nombres y sonidos. Todos los años, cuando llega el verano, la música celta construye aquí su hogar (Kepa Junkera).

La necrópolis a la que se refiere Kepa es la de la imagen inferior

2

Tumbas situadas junto a la ermita de San Adrián de Argiñeta.

cercana a la villa de Elorrio, a menos de un kilómetro del pueblo y de origen incierto.

Tan sólo deciros que me gusta mucho más la segunda parte del tema, con una gaita gallega espectacular, tocada magistralmente por Xosé Manuel Budiño, que le da un toque final cual guinda de un pastel, a la que no se le puede añadir nada más.

Acabo el recorrido del disco con una última pincelada, y es una foto de la dedicatoria y de un boceto que el propio Kepa me dibujó en mi ejemplar de “Bilbao 00.00h” y que guardo con muchísimo cariño:

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Eskerrik asko, Kepa!!!

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: