jump to navigation

Acabamos con la paz y con la profundidad… 5 octubre 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

Absolutamente glorioso el comienzo del tema que acabáis de ver/escuchar, con un piano sublime y con el resto de instrumentos que rayan a gran altura. El título de la composición instrumental es “Return to Innishmore” y constituye el noveno de los cortes que componen “Deep Peace”, el álbum que llevamos ya dos entradas desgranando.

Disco que continúa con el tema número diez, que lleva por nombre el de “The voices of children” (Las voces de los niños), basada de nuevo en un poema de William Blake, que también comienza con un suave y tranquilo piano al que se suman las voces celestiales de los “Ars Nova Singers”. Dicha canción la podéis escuchar y disfrutar en el “Reproductor de Músicas Posibles” (como ya sabréis, más abajo a la derecha de vuestra pantalla) y su letra dice lo siguiente:

Cuando las voces de los niños se han escuchado sobre el césped y sus risas sobre las colinas, mi corazón descansa en mi pecho y todo lo demás no importa. Luego mis niños vuelven a casa cuando el sol se oculta y el rocío de la noche resurge. Vamos, vamos, dejemos de jugar y vayámonos hasta que la mañana vuelva a aparecer en los cielos. No, no, dejadnos jugar, todavía es de día y no podemos irnos a dormir. Además, en el cielo los pajarillos vuelan y las colinas todavía están llenas de ovejas. Bueno, está bien, id y jugad hasta que la luz del día se consuma, y luego iros a casa a dormir. Los pequeños saltan y gritan y rien, y todas las colinas les hacen eco (The voices of children – Bill Douglas).

Como llega la tarde, sale la estrella vespertina, que es como se titula el corte número once del disco, “Evening Star”, que aunque tiene una estructura musical ya conocida, merece la pena no dejarla a un lado y escucharla debidamente en el siguiente vídeo:

Acabaremos el desarrollo del álbum con el corte número doce, titulado “Irish lullaby” (Canción de cuna irlandesa), con letra basada en una composición del poeta dublinés Alfred Graves y en el que las verdaderas protagonistas son las angelicales voces de l@s integrantes del grupo coral “Ars Nova”, del que volveremos a hablar con ocasión del siguiente disco de Bill Douglas. Pero eso será en la siguiente entrada…

De momento, conformaos con la canción antes mencionada:

Nana, nana, dulce pequeñín, no llores. Yo te meceré, mi dulce niño, para que estés en una cuna de oro, sobre la rama de un sauce. Duerme, querido, duerme sin miedo, mamá está aquí, junto a tu almohada. Yo te puesto, mi dulce niño, a dormir en una barca de plata sobre un bello río, donde susurran las blancas cascadas y ondean las verdes banderas. Duerme, mi querido bebé, duerme sin miedo, mamá está aquí, siempre contigo (Irish lullaby – Bill Douglas).

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: