jump to navigation

Sympathy for the débil… 26 mayo 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

A veces hago un parón en mi recorrido por las músicas que me (nos) gustan, para daros un descanso y comentar alguna cosilla que me haya llamado la atención sobre lo que pasa a nuestro alrededor. La entrada de hoy es una de esas veces, os ruego que me perdonéis…

Este fin de semana había muchas cosas en juego: algunas muy importantes, otras no tanto. Entre esas no tan importantes (al menos para mí) estaban veintidós tíos en pantalón corto corriendo detrás de una pelotita, jugándose el título más importante de Europa a nivel de clubs de fútbol: la Champions.

Tengo amig@s en los dos bandos que se la disputaban el pasado sábado y mis colores no eran ninguno de los dos, por lo que pude apreciar por la retransmisión televisiva la belleza (o su ausencia, a veces) de la competición sin que me cegara el corazón. Aunque sí que deseaba que ganara el más débil…

Pero no pudo ser, les sobraron tres minutos para poderse traer la Orejona a casa:

Lo siento en el alma, chicos… Otra vez será…

Por otro lado, también se jugaba algo (mucho más importante, a mi entender) en otros “campos de juego”.

Las elecciones europeas nos han traído una gratísima sorpresa que nadie se esperaba, ni siquiera alguien tan soñador como un servidor (y bloguero…).

Tengo que decir, ahora que ya ha pasado, que participé en las primarias del partido que más ha subido en estas elecciones, que me molesté en irme un sábado por la tarde hasta la plaza Universitat para estampar mi firma junto a la de otros treinta y tres mil avalistas para que pudieran presentarse a las elecciones, que colaboré con ellos económicamente (con una cantidad simbólica, por supuesto) y que se me pasó por la cabeza presentarme como uno de sus apoderados en algún colegio electoral para vigilar que todo se desarrollara como es debido, aunque luego no lo hiciera.

Y poco más de las once de la noche, mientras contemplaba “Al rojo vivo“, pegué un salto en mi sofá y lancé un grito de alegría cuando me enteré de que (más allá de toda lógica y de toda encuesta electoral) habían conseguido UN MILLÓN DOSCIENTOS CUARENTA Y CINCO MIL NOVECIENTOS CUARENTA Y OCHO votos (uno de ellos el mío…) y cinco Europarlamentarios.

Todo eso sin subvenciones del Estado, sin créditos de los bancos y con sólo el apoyo de sus simpatizantes.

Era difícil, sí. Pero ya hemos conseguido lo contrario de lo que coreábamos a grito pelado en las manifestaciones del 15 de mayo de 2.011:

¡QUE SÍ, QUE SÍ, QUE SÍ NOS REPRESENTAN, QUE SÍ, QUE SÍ, QUE SÍ NOS REPRESENTAN…!!!:

Ahora, por fín, ya tenemos a quién votar…

Como ya sabréis, desde siempre he tenido simpatía por el débil:

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: