jump to navigation

Música sin ánimo de lucro 19 mayo 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

Compaginé mi labor docente con la composición mientras estudiaba la carrera técnica de Informática, pero sin ánimo de publicar, sólo de compartir. Luego apareció en escena “MP3.com” y decidí compartir mi música. Empezó un sistema denominado “Payback for Playback”, que permitía que cobrases cada vez que se escuchaba tu música, y como ya había tenido experiencias con el shareware con ciertos programas que compartí a través de “Compuserve”, decidí que mi música pudiese escucharse y descargarse libremente, pero no formar parte de ninguna actividad comercial (Jorge Grundman).

Qué diferencia, amig@s míos, con el mundillo de la música pop actual… Vamos, que el propósito musical de Jorge Grundman y el propósito musical de las Shakiras y Justins Biebers de hoy en día, se parecen tanto como un huevo a una castaña.

¿Hay algo más desinteresado que crear música con sentimiento y NO QUERER LUCRARSE con ello? Pues eso es lo que pensó en su momento (y sigue pensando en la actualidad) don Jorge Grundman, pues se dedicó en el año 2.003 a componer música new age por el simple placer de componerla y que la gente la escuchase para recaudar fondos con destino a la ONGMédicos Sin Fronteras“:

Yo me dedicaba a donar lo que recibía a Médicos Sin Fronteras, 3.500 dólares el primer año, el segundo… y así hasta que me sugirieron darle una forma ortodoxa y crear una casa de discos, ya que un millón y medio de descargas empezaba a sonar raro con tanta donación. Así se créo el sello “Non Profit Music” (Música sin ánimo de lucro). Mientras, el dinero que iba ingresando y luego donando a MSF, era un dinero por el que tenía que pagar a Hacienda. Si bien lo donaba íntegramente, tenía que tributar por él y luego sólo podía desgravarme el 15%. Resultado: Hacienda recaudaba más que MSF, pero yo no hacía música para que Hacienda recaudase fondos. Y entre varios amigos y mi hermano, me sugirieron crear una fundación (Jorge Grundman).

Esa fundación de la que habla Jorge no es otra que la “Fundación Non Profit Music“, una organización que ve la luz el 23 de diciembre de 2.004 y que tiene como objetivos el fomento y la introducción de nuevas tecnologías en la enseñanza que se imparte en las Escuelas Superiores de Música y en los Conservatorios, promoviendo la realización de tesis doctorales dedicadas a la investigación. Aunque el propósito supremo de dicha Fundación no es más que recoger fondos para causas humanitarias y conseguir acercar a la gente al mundillo del voluntariado, ayudando a través de la música a los más necesitados.

El resultado de todo esto es que se consiguen millones de descargas gratuítas de canciones, que se traducen en dinero que pasa íntegramente a proyectos de las ONG´s Médicos Sin Fronteras y Medicus Mundi:

Cada concierto, cada promoción que hacemos a través de nuestros discos y las labores de difusión de la música de los autores contemporáneos van unidas siempre a campañas de sensibilización. Hasta ahora hemos trabajado con Médicos Sin Fronteras y con Medicus Mundi. Hemos hecho conciertos solidarios para ellos y tenemos una línea de discos abiertos de nuevas músicas en el que el 100% de los beneficios se destina íntegramente a Médicos Sin Fronteras. Hemos colaborado con ellos por ejemplo en campañas contra la meningitis, en las que gracias a las ventas de los CDs que obteníamos hemos conseguido vacunar a muchísima gente, de lo que estamos muy orgullosos (Jorge Grundman).

El culpable de que todo esto se pusiera en marcha fue un tema instumental que escuché en “Diálogos 3” que, después de su radiodifusión y de la explicación de la campaña solidaria de Jorge Grundman en el programa de don Ramón Trecet, consiguió miles de descargas y ser el número uno en las listas de música new age del momento durante 27 ocasiones, permaneciendo en dichas listas durante más de seis meses, compartiendo lugar con artistas de renombre como Suzanne Ciani o la mísmísima Enya (de la que algún día hablaremos largo y tendido en este mismo blog).

Ese tema lleva por nombre el de “The sons of the cold” (Los hijos del frío), que nos sirve de aperitivo (¡y vaya aperitivo!) para las músicas del bueno del señor Grundman (Si tenéis problemas para visualizarlo, clicad en la parte inferior derecha del vídeo, sobre el icono de YouTube):

“Non Profit Music” trata de emocionar a la gente, ayudar a la gente y difundir la música contemporánea. Aunque cada vez tengo menos ayuda, pero sarna con gusto… Y para mí, eso significa la razón de componer (Jorge Grundman).

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: