jump to navigation

El sueño del trapero 5 mayo 2014

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Llegamos al tercer disco en solitario de Mark Knopfler, que ve la luz el 30 de septiembre de 2.002 con el título de “The Ragpicker´s dream” (El sueño del trapero)

MK_The_Ragpickers_Dream

La foto que ilustra la carátula está hecha por el fotógrafo parisino Elliot Erwitt y se tiula “España, Valencia, 1.952. Robert y Mary Frank”, que son el matrimonio que está bailando en la cocina de su propia casa. Fue elegida por Mark porque “representa todo lo que es bueno en la vida”, según sus propias palabras.

El disco fue grabado en los “Emerald Studios” y “Ocean Way Studios” de Nashville y los “Home Studios” de Londres entre enero y abril del 2.002. Publicado en el sello habitual de Mark, “Mercury Records”, tuvo una edición limitada para el Reino Unido y Canadá que incluía las doce pistas en un cedé y, aparte, cuatro cortes grabados en directo y un vídeo de uno de sus cortes en otro deuvedé.

La atmósfera del disco es eminentemente acústica y las letras hablan de la vida de un pobre pero digno vagabundo que lucha por abrirse camino en la vida, consiguiendo de vez en cuando algún que otro pequeño triunfo.

Para no repetirme, deciros que los músicos son los habituales en los discos de Mark Knopfler y que tan sólo puedo destacar dos de sus cortes, el primero de ellos titulado como “Hill farmer´s blues” (El blues del granjero de la colina):

Y el corte número cuatro de la versión limitada, que no es más que una versión en directo, grabada en el “Massey Hall” de Toronto el 3 de mayo de 2.0001, del archifamoso “Brothers in arms” y que no necesita ninguna presentación:

Estas montañas cubiertas de brumas, ahora son un hogar para mí. Pero mi hogar son las tierras bajas de Escocia y siempre lo serán. Algún día volverás a tus valles y a tus granjas y no seguirás quemándote para ser compañero de armas. A través de estos campos de destrucción, bautismos de fuego, he presenciado vuestro sufrimiento, cómo la batalla se hacía más cruenta. Y aunque me hicieron mucho daño, en el miedo y el sobresalto, no me dejásteis solo, mis compañeros de armas. Hay muchos mundos diferentes, demasiados soles diferentes, y sólo tenemos un mundo, pero vivimos cada uno en el nuestro. Ahora el Sol se ha ido al infierno y la Luna cabalga bien alto, dejadme que me despida. Cada hombre tiene que morir, pues está escrito en las estrellas y en cada línea de la mano. Estamos locos por hacerle la guerra a nuestros compañeros de armas (Brothers in arms – Mark Knopfler).

No quiero extenderme más sobre la carrera de Mark Knopfler, que ha seguido publicando discos en solitario y colaborando ampliamente con todo tipo de músicos, puesto que mi verdadero interés era mostraros su faceta de compositor de bandas sonoras.

Queda tan sólo mostraros esta pequeña rareza, a dúo con el gran Chet Atkins (que ya ha aparecido en otras entradas de este mismo blog), que seguro que os sonará y con la que nos despedimos de este gran guitarrista, que hace algún tiempo estaba “en graves apuros”:

Gracias y hasta siempre, querido Mark…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: