jump to navigation

La fiesta de la Luna 25 septiembre 2013

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Como os comenté en una entrada anterior, el pasado jueves día 19 tuvo lugar en la Biblioteca Sagrada Familia un concierto de música china, protagonizado por Jiawen Wang. Con motivo de la “Fiesta de la Luna“, también llamada “Fiesta del Medio Otoño”, esta fiesta sirve para dar gracias por la cosecha y para unir a la familia, algo así como un “Thanksgiving” chino.

Nos presentaron el concierto, que iba a tener lugar en dos partes: cuatro primeras composiciones de música clásica china seguidas por seis composiciones del siglo XX. La propia Jiawen, en un español más que aceptable, nos explicó los instrumentos que iban a ser tocados: el guzheng, del que hablé la semana pasada en este mismo blog, que se toca de la siguiente manera: la melodía, con los cuatro dedos de la mano derecha (excepto el meñique), con la inestimable ayuda de unas uñas postizas hechas con caparazón de tortuga muy duras, y los acordes, ya sea pulsando las cuerdas o punteándolas, con uno o dos dedos de la mano izquierda; el Guqin,

12-6-2010_6309_l_u

Guqin

que en chino significa “antiguo instrumento de cuerda”, parecido al anterior y semejante a una larga cítara de siete cuerdas, con un sonido… del que luego hablaremos… y, finalmente, el erhu

erhu1

o violín chino de sólo dos cuerdas, que ha aparecido aquí en alguna ocasión.

Con estos mimbres, comenzó el concierto con una composición del siglo IX en el que Rafael Caro tocaba el guqin a la vez que cantaba. Escuchar el sonido del guqin, a pesar de ser bajo y muy suave, es la tortura más horrorosa a que se haya sometido alguna vez a cualquier ser humano. Os confieso que me faltó un pelo para salir corriendo de la sala…

Por fortuna, cambiaron de tercio y entró Jianwen a “desfacer el entuerto” con “Gao Shan Liu Shui” (Altas montañas, Ríos que corren), obra antiquísima de la música tradicional china y que en origen eran dos composiciones independientes para guqin que han sufrido varias modificaciones hasta sonar así con el guzheng:

El vídeo anterior no es el de la actuación, como os habréis dado cuenta. Lo siento, se me olvidó mi flamante cámara Olympus, regalada hace unos días por mi querida Asun y con la que hubiera podido grabar y hacer fotos de la actuación, pero intentaré que os podáis hacer una idea bastante adecuada de los temas que se tocaron. Ruego me disculpéis…

El concierto siguió dando entrada a Xisi Sofia Ye Chen, alumna de Jiawen Wang, quienes nos hicieron disfrutar con un dúo de guzhengs en ese tema tan maravilloso que se llama “Yu Zhou Chang Wan” (Barqueros cantando al atardecer). Basado en una melodía tradicional titulada “Vuelta a casa”, toma el título de un poema del siglo VII del poeta chino Wang Bo, en el que describe una escena de pescadores que cantan en sus barcas a la caída del sol. Es el famoso tema en que se basó Jean Michel Jarre y que apareció en su disco “Concerts in China” (y del que ya he hablado en una entrada anterior).

El siguiente tema era un solo de guqin de Rafael Caro, que consistía en la repetición, por tres veces, de una “hermosa” melodía cuyo título lo dice todo: “Tres variaciones sobre Flor de Ciruelo”… Alguno salió corriendo (no es broma, lo digo en sentido literal…) cuando empezaron a sonar los primeros acordes del temita…

Afortunadamente, era el último tema instrumental en solitario de Rafael y del dichoso guqin, ya que pasamos a la parte moderna del concierto, con Jiawen y su guzhen, en un tema del año 1.965 compuesto por Changyuan Wang y titulado “Zhan Taifeng” (Luchando contra el tifón):

Estuve a punto de sufrir un ataque cardíaco cuando ví que Rafael volvía a subir al escenario (no, por favor, más guqin no…) pero me relajé cuando ví que cogía el erhu, con el que interpretó una melodía que me pareció estupenda (esta vez sí, Rafa…) Se trataba de “Sai Ma” (Caballo de carreras), compuesto por Haihuai Huan en 1.964 e inspirada en las carreras de caballos de los mongoles:

¿Cómo pueden obtener las siete notas si sólo tiene dos cuerdas???

Bueno. Siguieron con un tema interpretado por cuatro de las alumnas aventajadas de Jiawen que nos deleitaron con una melodía cuyo título no hacía presagiar nada bueno: “Ji Niunai” (Ordeñando las vacas), pero es una lástima que no os lo pueda ofrecer.

A las cuatro alumnas se les unió Xisi Sofia para formar un quinteto de guzhengs que interpretaron, atronadora pero bellísimamente, una canción compuesta por Ma Ke en 1.943 titulada “Nanniwan”:

Finalmente, todos los músicos interpretaron “Cang Hai Yi Sheng Xiao” (La sonrisa del mar azul), que comenzaba con Rafael y la tortura china (nunca mejor dicho) del guqin. Menos mal que a mitad del tema hubo un repentino cambio de ritmo en el momento que entraron en acción Jiawen y sus cinco alumnas, a las que se le añadió el erhu de Rafael (abandona el guqin, hombre…) apenas audible:

Las imágenes anteriores corresponden al film “El viajero sonriente y orgulloso”, del que es tema principal de la banda sonora de dicha película.

Una vez acabado el concierto, nos obsequiaron con unas porciones de pastelitos chinos que se llaman “tortas de Luna”

五仁

dulces que se comen en esta festividad, con el que se nos quitó el mar sabor de boca que nos había dejado el puñetero guqin.

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: