jump to navigation

Santiago y cierra Españolandia 7 junio 2013

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
trackback

Los Chieftains siempre han procurado explorar nuevas ideas musicales y sus viajes les han llevado a muchas partes del mundo. En 1.996, uno de esos viajes les lleva hasta “el país céltico menos descubierto”:

Hace más de veinte años, mi querido amigo Polig Monjarret me introdujo a la maravillosa música de Galicia, una región verde y montañosa del noroeste de España cuya economía se ha basado principalmente en la pesca y la agricultura. Ha sido, desde siempre, una de las regiones más pobres de Europa. Los gallegos hablan su propio idioma (más parecido al portugués que al español). La cultura, especialmente la música, tiene más en común con la de Bretaña, Gales, Escocia e Irlanda que con la de Castilla o Andalucía (Paddy Moloney).

A través del “Camino de Santiago“, Paddy y sus muchachos (aunque ya entrados en años) nos van a mostrar todo el universo musical que va desde el País Vasco hasta Galicia, para saltar al otro lado del “charco” y conectar musicalmente los dos “Santiagos” más famosos del mundo, en un disco publicado el 23 de septiembre del 96 y titulado, como no podía ser de otra manera, como “Santiago”:

The_Chieftains-Santiago-Frontal

Este disco, publicado por el sello habitual, “RCA Victor”, se reeditó en el año 2.007 y ganó el Grammy al “Mejor Álbum de Músicas del Mundo” en 1.997.

Para narrar el largo camino musical de Santiago, nuestros amigo irlandeses se van a rodear de múltiples figuras que tocarán los instrumentos más característicos de los lugares por donde pasen. Prefiero hablar de ellos a medida que vaya desgranando los temas más importantes del álbum, que vamos a comenzar sin más tardanza con el que abre el disco, titulado “Txalaparta”:

Este y los cuatro cortes siguientes del álbum constituyen un único tema que los “Chieftains” titularon “Pilgrimage to Santiago” (Peregrinación a Santiago), en el que recorren gran parte de la cornisa cantábrica a través de sus músicas.

El segundo corte se titula “Arku-Dantza/Arin-Arin” y son dos aires tradicionales vascos, que os comentaré más tarde:

Tanto en éste como en el anterior tema, las “estrellas invitadas” que participan seguro que os sonarán, sobre todo una en concreto. Se trataban del inigualable Kepa Junkera (que tendrá un apartado en este blog algún día), tocando la txalaparta, la trikitixa, el acordeón y la pandereta, por un lado. Por el otro, un músico portugués que se llama Júlio Pereira

1199450078059689

que toca el instrumento tradicional portugués que véis en la imagen superior y que se llama cavaquinho, una especie de pequeña guitarra parecida al timple canario.

Deciros que la “Arku-Dantza” (Baile de Arcos) es una danza guerrera que conmemora una victoria de los durangueses y que se parece remotamente a las antiguas marchas militares irlandesas:

y que el “Arin-Arin” es otro típico baile vasco, que se suele bailar por parejas con un ritmo pegadizo, muy rápido y muy bailable:

Seguimos nuestro camino y pasamos a tierras gallegas, donde nos encontramos con el cuarto corte, un tema tradicional del sur de Galicia titulado “Nao Vas Ao Mar, Toino” (No vayas al mar, Antonio), donde volvemos a tropezar con el cavaquinho del señor Pereira y con el bajo de Lance Doss:

Vamos a cerrar, momentáneamente, el desarrollo del álbum con el quinto corte, que cierra el primer tema del disco (“Pilgrimage to Santiago”), en el que las protagonistas son las voces del “Coro Ultreia“, que ha colaborado, entre otros, con el grupo “Milladoiro” y que cantan gregoriano maravillosamente:

El tema anterior lleva por título el de “Dum Paterfamilias/Ad Honorem” y… bueno, mejor que os lo explique el propio Paddy Moloney:

La grabación de estos dos himnos medievales de peregrinos, con marcado acento popular y que se encuentran en el Códice Calixtino compostelano, tuvo lugar en una mágica y lluviosa noche, en un recinto tan apropiado como el “Monasterio de San Pelayo de Antealtares“, en Santiago. Estábamos tan recogidos por la belleza del lugar y de su sonido, que tuvo que hacerse oír la famosa campana Berenguela, para que nos diésemos cuenta que, desde el otro lado de la reja de clausura, a oscuras y en estricto silencio, los monjes estaban disfrutando de la música tanto como nosotros (Paddy Moloney).

Bueno, os tengo que dejar a medias, pues durante unos días éste que os bloguea y el resto de la familia (Asun y Nina) nos vamos a tomar unos cortos (pero merecidísimos) días de descanso y faltaremos a vuestra cita durante más de una semana. Os dejo una pequeña pista de nuestro destino:

Oh, mes amis! Je suis desolé…un petit peu…

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: