jump to navigation

Otra tanda de lugares sagrados. 12 diciembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

La noche se contiene, la luna inflama nuestro caravasar. Mágicas voces antiguas, Zenobia danzará. Aunque la arena y el tiempo te dañen tal vez, un millón de años te embalsaman. Siempre serás el templo de mi alma (Midnight in the temple of Baal – David Antony Clark).

Esta es la letra de un poema de David, cantado por Huda Melsom, que constituye el tercer corte del disco que estábamos comentando en la entrada anterior y que se titula (el corte, no el disco…) “Midnight in the temple of Baal” (Medianoche en el templo de Baal), divinidad del Asia Menor a la que se dedica este corte, en el que podéis escuchar la bella voz de Huda y el lastimero sonido de un laúd árabe:

Pasamos al cuarto corte, donde los coros que elevan hasta el cielo sus voces con el canto gregoriano, nos envuelve en el misterio de la abadía de Glastonbury,

Glastonbury_1720395c

Ruinas de la Abadía de Glastonbury

lugar mágico envuelto en leyendas por ser el emplazamiento de la primera iglesia cristiana en suelo británico (destinada a albergar al Santo Grial) y por creerse que era el lugar donde estaba la artúrica Avalon.

El nombre del tema, absolutamente precioso, es “The abbey and the thorntree” (La abadía y el espino) y lo encontraréis en el famoso y archiconocido “Reproductor de Músicas Posibles” que tenéis a la derecha de vuestra pantalla.

Acabáis de ver el quinto corte del álbum, titulado “Ghosts of Culloden” (Fantasmas de Culloden), dedicado al lugar que tuvo como escenario la famosa batalla del mismo nombre, a unos cinco kilómetros al este de Inverness, donde el 16 de abril de 1746, el ejército jacobita escocés obtuvo la derrota final en su lucha contra las tropas británicas, teniendo como desastroso resultado (además de no conseguir su objetivo de restaurar la dinastía Estuardo en el trono de Inglaterra) la erradicación del sistema de clanes, la prohibición de tocar la gaita (hay que ser hdp…) y de llevar la vestimenta tradicional escocesa.

La verdad es que esos terrenos donde tuvo lugar dicha batalla,

culloden-450

Terrenos donde tuvo lugar la Batalla de Culloden

que yo pude pisar en mi viaje a Escocia, hace ya doce años, no me transmitieron nada. Me decepcionó profundamente, me pareció un lugar más, sin ningún tipo de significación. Sí que recuerdo que fuí de mala gana, obligado por un amigo que compartía el mismo viaje, cosa que me impidió ver un museo de la música en Inverness que me moría por ver y que siempre me reprocharé no haber visitado. Bueno, quizá David sintió algo que yo no fui capaz de captar…

Continuamos con el sexto corte, titulado “The martyrs’ stone” (La piedra de los mártires), que está dedicado a las lápidas del cementerio de Glasnevin,

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Vista parcial del Cementerio de Glasnevin

en la localidad de Dublín, lleno de las cruces célticas que aparecen en la portada del álbum y donde están enterrados, entre otros, Michael Collins y Éamon de Valera (presidente de Irlanda y rival del anterior). Dicho tema, enteramente instrumental, en el que podéis escuchar al principio el sonido de la gaita y el arpa electrónica, lo podéis escuchar en el “Músicas Posibles”.

En el mismo lugar podréis descargaros y disfrutar del séptimo corte, “Brú na Bóinne” (Palacio del Boyne), un tema donde el whistle y el bodhrán son los protagonistas y que está dedicado a Newgrange,

newgrange-aerial

Vista aérea de Newgrange

el famoso montículo funerario de más de CINCO MIL AÑOS de antigüedad (más antiguo que las Pirámides o Stonehenge), sito en el complejo arqueológico irlandés que da nombre al tema y que ha sido fuente de inspiración de muchas canciones del folclore celta.

Acabamos la presente entrada con el octavo y penúltimo corte del disco, dedicado a “Machu Pichu”:

Ejem… creo que me he equivocado. El “Machu Picchu” al que me quería referir no era el de “Aída“, sino éste:

M

Antigua ciudadela de Machu Picchu

Escalar Machu Picchu antes del atardecer y encontrarme solo en el ocaso, es algo que nunca olvidaré. Probablemente, ya no sea posible hacer esto ahora, pero recomiendo llevar una copia del poema de Pablo Neruda “Las Cumbres de Machu Picchu” contigo e intentarlo de todas formas (David Antony Clark).

Si los “señores lisensiados” lo estiman oportuno, os volvéis a desplazar hasta el “Músicas”, donde podréis escuchar la letra, que contiene un poema recitado en español por el mismo David, una especie de diálogo imaginario con el escrito chileno Pablo Neruda:

Y entonces, Pablo, ¿qué podría preguntarte, habiendo escalado tras tus pasos hasta tu bastión perdido? Abajo, Urabumba se enrolla cual serpiente enfurecida, abriéndose paso hacia la libertad. Aquí, donde una vez creció el maíz sagrado, aves rapaces vuelan en círculos, pacientes esperando mi muerte. Tal vez, desde estas alturas, también yo pueda aprender a ver tan lejos como tú. Äguila sideral, tu aguda voz ha respondido a mis preguntas (Machu Pichu – David Antony Clark).

Hay más lugares sagrados en el mundo, esperemos que David nos los vuelva a musicar…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: