jump to navigation

Más allá de los sueños 6 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Antes que nada, quiero deciros que este blog (y su correspondiente bloguero) participan desde hoy en la séptima edición de los “Premios 20Blogs 2.012” que organiza el diario gratuíto “20minutos“. Espero superar mi marca anterior del año pasado, en que este blog obtuvo (si la memoria no me falla…) unos seis votos. Este año, la principal novedad es que, además de todos los blogueros que participan en el concurso, podrán votar también cualquiera que sea un usuario registrado en la página siguiente: http://www.20minutos.es/usuarios/registro/ . O sea, que a registraros raud@s y veloces… Ya os iré informando sobre el desarrollo del susodicho concurso… y cuándo podéis empezar a votar. Dicho todo esto, continuamos…

Mi enfoque hacia mi trabajo es un poco peculiar. Pienso sobre este tipo de música, que si el sonido es demasiado perfecto, como una percusión real,  no resulta demasiado convincente, no es creíble. Por eso me gusta crear sonidos orgánicos que se adapten a la imaginación. Principalmente, uso samplers porque me gusta usar sonidos reales, instrumentos étnicos como el didgeridoo, y sonidos de animales como los de las ranas y los pájaros. También uso el “Korg Wavestation” para obtener sonidos cálidos, limpios y agradables. A través de mi disco, he pretendido dar un sentido a la música de lo que sentía cuando estaba allí. “Australia Beyond the Dreamtime”, es un intento por captar el sentimiento del lugar y representar la antigua presencia de seres humanos de una manera impresionista. Es mi homenaje, pero puramente impresionista, lo que no quiere decir que sea histórico en ningún caso (David Antony Clark).

El 31 de enero de 1.995, David publica en el sello discográfico “White Cloud” su segundo disco, titulado “Australia Beyond the Dreamtime” (Australia más allá de la época de los sueños):

Los Aborígenes creen en dos formas del tiempo; dos corrientes paralelas de actividad. Una es la actividad diaria objetiva, la otra es un ciclo infinito espiritual llamado el “tiempo de sueño”, más real que la realidad misma. Lo que sea que pase en el tiempo de sueño establece los valores, símbolos, y las leyes de la sociedad aborigen. Se creía que algunas gentes de poderes espirituales inusuales tenían contacto con el tiempo de sueño (Extraído del film “The last wave”, película del director australiano Peter Weir).

En este disco, David sale fuera de su Nueva Zelanda natal para dar un salto y explorar los sonidos de su vecina Australia. Un mundo similar pero, a la vez, radicalmente diferente a su país, como un mundo aparte:

Fue absolutamente espectacular. Algo totalmente diferente a lo que había esperado o imaginado; la aridez, la sequedad del paisaje, los gigantescos montículos de las termitas, cual estrañas estructuras arquitectónicas en el paisaje. Pero lo que era más abrumador era la edad, casi podías oler la edad. La tierra está tan gastada, tan antigua. Y hay una cantidad increíble de vida salvaje, muy densa. De noche, el sonido es increíble: desde grillos, pájaros nocturnos, sapos y criaturas de las ciénagas. Es como una fiesta sensual, casi como una agresión a los sentidos; los oídos, los ojos, la nariz, todo lleno a la vez (David Antony Clark).

Todo ese ambiente contra el que David se estrella se convierte en una historia que nos tiene que relatar musicalmente, basándose en las leyendas aborígenes sobre la creación de la Tierra y sobre las culturas australianas, ayudándose de instrumentos autóctonos (tal y como nos describía el propio David un poco más arriba) como el didgeridoo:

Aborigen soplando el didgeridoo.

que es un instrumento aerófono que se hace sonar con la vibración de los labios en el interior de un tubo de madera y que puede que tenga unos 40.000 años de existencia.

Vais a tener la posibilidad de escuchar su peculiarísimo sonido si os desplazáis un poquito más hacia arriba, hasta el Reproductor de Músicas Posibles, donde os está esperando el primero de los cortes del disco, titulado “Song of the rainbow serpent” (Canción de la serpiente arcoiris)

Serpierte irisada o del arco iris

que, según la mitología de los aborígenes australianos, es un ser creador de los “Wondjinas“,

Wondjinas o wandjinas

espíritus de las nubes y de la lluvia, que aún se pueden ver en las pinturas rupestres de la zona.

Seguiremos en la siguiente entrada…

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: