jump to navigation

Terra Inhabitata 4 noviembre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Melodías evocadoras y antiguos instrumentos maoríes tejen, a través de sonidos ambientales, una descripción clásica de Nueva Zelanda antes de que fuera habitada por el Hombre (Naxos. com)

Así describe, en pocas palabras, el álbum que os comentaba en la entrada anterior la prestigiosa web, que no sólo habla de música clásica…

Como era de esperar, un viajero siempre comienza por recorrer su propio país y David recorre musicalmente y de punta a punta Nueva Zelanda para brindarnos este disco que produce, compone, interpreta y graba él solito en su propio estudio de grabación, “Lotus Studios”.

El primer corte del disco está dedicado a la antigua porción de tierra donde se juntaban los ahora desmembrados continentes de Sudamérica, África, Australia y otras zonas del sur de Asia. “Gondwana´s Ark” es su nombre y es un tema instrumental muy ambient en el que, entre otros instumentos, predominan las flautas, de las que David es un fanático coleccionista:

Para la parte melódica siempre uso varios tipos de flautas: la flauta Maori “kooauau”, una colección de flautas de bambú de las islas del Pacífico y la flauta india “bansuri”, por mencionar algunas. Estos instrumentos tienen una calidad primitiva que aprecio. Tengo un ejemplar de flauta antiquísima (15.000 años de antigüedad) que uso en ocasiones (David Antony Clark).

La flauta “kooauau” que menciona David es ésta:

Flauta maorí Kooauau

que es un instrumento de madera que sólo lo pueden utilizar los hombres, ya que (aparte de su función musical) era un modo de llamar a sus amantes. Escuchadla en el siguiente vídeo:

Y seguimos con las flautas y con los sonidos de la naturaleza, en su segundo corte, que se titula “Primordial tide” (Marea primordial), en la que escuchamos, además, las voces de los aborígenes, en una perfecta mezcla de música electrónica y sonidos antiquísimos, un sonido absolutamente relajante:

Y seguimos, sobrevolando las tierras neozelandesas con este “Flight Of The Giant Eagle” (El vuelo del águila gigante), el tercer corte del álbum que continúa con ese sonido “ambient” tan característico de la música de míster Clark, un claro ejemplo de la “música planeadora”:

Acabamos el desarrollo del disco con ese goteo de las estalactitas con el que comienza el sexto corte del disco, que se titula “Glacial Retreat” (Retroceso glacial), con el que nos despedimos hasta la siguiente entrada:

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: