jump to navigation

Otras piedras preciosas musicales 9 octubre 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
trackback

Tras toda una semana sin tener noticias nuestras, vuelvo a daros la tabarra con la vida y milagros de míster Phil Cunningham.

Deciros, ante todo, que Phil estuvo en 1995 en Yakarta (Indonesia) acompañando a otros grupos y artistas celtas de la talla de Karen Matheson o Manus Lunny. Y en el 96, de gira (tanto solo como acompañado por Aly Bain y otros artistas) por varios países, entre ellos Bélgica, Dinamarca y España, en la que actuó en solitario en cinco ciudades. Además, participó en el Festival Celtic Connections junto con Aly Bain y otros artistas.

En cuanto a sus labores como producción, la lista de álbums en los que interviene tanto como músico colaborador como productor es, literalmente, interminable durante el año 1996. A destacar los temas de Phil incluídos en los recopilatorios “Celtic Spirit

del sello discográfico “Narada” o en el volúmen 2 del “Celtic Christmas

del sello “Windham Hill“.

Pero lo más importante tiene lugar en 1997, cuando el 15 de enero de 1997 tiene lugar el estreno en el “The Glasgow Royal Concert Hall” de una obra casi faraónica de Phil, comenzada en 1990, acabada en 1996 y escrita para 178 intérpretes, entre los cuales se encuentran los 73 componentes de la “The Scottish Chamber Orchestra”, los integrantes del “The Glasgow Phoenix Choir”, los violinistas de la “Highland Fiddle Orchestra” y varios solistas, entre los cuales están varios de los componentes de los grupos “Capercaillie” o “Shooglenifty”.

Esta colosal obra orquestal llevaría por título el de ” The Highlands & Islands Suite”:

Una semana después del estreno, debido al gran éxito cosechado por el espectáculo, se decidió que hubiese otro lugar de representación algo más hacia el norte, en Inverness, en el corazón de las Highlands. Concretamente en el “Eden Court Theatre”, estrenándose en esa nueva ubicación el 4 de junio de ese mismo año. Años más tarde, con motivo del 40 aniversario de Phil Cunningham, justamente en enero del año 2.000, se volvió a interpretar la “Highland suite”.

Desgraciadamente, no os puedo ofrecer ningún testimonio sonoro o visual de esta magnífica obra.

Siempre me ha gustado la combinación de una orquesta y de instrumentos tradicionales. Otros han hecho cosas similares, Shaun Davey y su “Brendan Voyage” es el más claro ejemplo, y aunque encuentro todo el proceso aterrador, y lo sigue siendo, es gratificante escuchar que esa música se sigue tocando actualmente – Phil Cunningham.

Durante el año siguiente, la sucesión interminable de proyectos y trabajos musicales de Phil hace que sufra el primero de sus dos ataques al corazón, a pesar de lo cual el listado de discos producidos o con colaboraciones del señor Cunningham no mengua en absoluto, tanto es así que durante su convalecencia en el hospital, Phil compone una de las obras de las que hablaremos más adelante.

Y así llegamos a 1998, año en el que (tranquil@s, que no os voy a relatar el largo listado de composiciones o colaboraciones de ese año…) ve la luz el día 25 de agosto el segundo trabajo a dúo con el violinista Aly Bain y que se titula “The Ruby”:

Del que se hablará en la siguiente entrada…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: