jump to navigation

Un escocés de cincuenta y dos años 8 julio 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Los buenos whiskys llevan siempre detrás de su marca un distintivo que los califica y les da un prestigio según los años que ha envejecido en barrica de roble. Mientras más años ha permanecido en la barrica, mejor suele ser su calidad y su sabor. Los hay de diez años, de doce años, de catorce, de quince, de diecisiete, de dieciocho, de veintiuno, de veinticinco, de treinta y de más años, que tienen (dependiendo de la marca) un nombre especial, tal y como veréis en el siguiente vídeo:

Hace doce años, un servidor tuvo la gran suerte de degustar uno de estos whiskys:

concretamente, paladeé un Glenfiddich de 18 años que me supo a gloria, más aún si cabe si os digo que me lo ofrecieron gratuitamente, después de la visita guiada a su destilería durante mi viaje a Escocia, el único que, de momento, he podido hacer a tan bello país.

Hay varias clases de whisky según su elaboración, según la edad y según la procedencia. En este última clasificación, los hay irlandeses, canadienses, estadounidenses, galeses, japoneses, indios e incluso españoles; pero el mejor, sin nunguna duda, es el whisky escocés.

¿Qué tiene que ver todo esto con la música y con este blog? Pues que, como el whisky, los músicos ganan generalmente con los años: la potencia y la fuerza de la juventud (en la que seríamos capaces de comernos el mundo) dan paso a una madurez en la que disfrutamos de las cosas, ya que con el tiempo hemos aprendido de nuestros errores y sabemos perfectamente lo que queremos y lo que no.

Uno de estos músicos, que ha fermentado y destilado en el alambique de la vida, que ha ido creciendo con la experiencia que le ha dado recorrer el mundo con su acordeón, que toca de una manera que sólo él sabe y cuyo sonido es inconfundible, que ha envejecido cincuenta y dos años en la barrica de roble de la música; este músico, pues, es escocés para más señas. Y de él y de su carrera musical vamos a hablar en las siguientes entradas.

Subamos al barco, pues vamos a acompañarle en el siguiente vídeo (que nos va a servir de humilde presentación, aunque ya he hablado de él infinidad de veces en este blog) en el que toca su acordeón con unos pescadores bretones:

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: