jump to navigation

Un camino válido 29 mayo 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

Continuando donde lo dejamos, el (hasta ahora) último disco de Alan Parsons contiene varias sorpresas. En primer lugar, el giro descarado hacia lo electrónico, dejando a un lado la vertiente pop-rock sinfónico que le había caracterizado en casi toda su carrera musical. Por el otro, prescindir de sus habituales colaboradores para sustituirlos por grupos de música electrónica y artistas consagradísimos, que veremos más adelante.

En tercer lugar, Alan se siente arropado en la grabación por su familia, tanto por su esposa Lisa (que aparece en varias canciones en los coros), como por el hijo de ambos, Jeremy, que se ocupa (de tal palo, tal astilla…) de la programación de los secuenciadores y de la guitarra.

Para que os déis cuenta del giro espectacular que da míster Parsons, no tenéis más que escuchar el corte con el que se abre el disco, oscuro y complejo como él solo y que podría perfectamente encuadrarse en cualquiera de los múltiples recopilatorios de música chill-out que han salido al mercado con la etiqueta de “Café del Mar“. Su título, “Return to Tunguska”:

Este tema, compuesto por el propio Alan y el programador Simon Posford (que es la mitad del grupo de música “psybient(¿einnnn?) que se llama “Shpongle“), tiene como guitarrista a nada menos que David Gilmour, el mítico líder del no menos mítico grupo Pink Floyd y en las voces adicionales al mismo Parsons y a su mujer, Linda.

El título del tema hace referencia al evento que tuvo lugar en la localidad siberiana de Tunguska, es decir, la misteriosa explosión que arrasó la zona en 1908.

Continuando con el desarrollo del álbum, en el quinto corte nos encontramos con otra colaboración especial, la del Nortec Collective, un grupo de música electrónica de Tijuana, localidad mejicana fronteriza con los iunáitestéits, que fusiona la música popular de su zona con la electrónica, dando lugar a esta extraña mezcla que vais a escuchar en el siguiente vídeo. Su título es “Tijuaniac” y yo me atrevería a catalogarlo como “jazz electrónico”. Juzgad vosotr@s mism@s:

En esta pieza musical, Alan se ve arropado por los cinco integrantes del grupo, cada uno usando su propio sintetizador e interactuando con todos los demás, dando como resultado este tema instrumental.

El siguiente corte, que hace el número seis, se titula “L´arc en ciel” (El arco en el cielo, o Arco iris) y está dedicado a Anson Grossfeld, un buen amigo de Alan que falleció en el 2004 víctima de un cáncer. La viuda de Anson, Sonia, comentó a Alan que había un espectacular y bello arco iris sobre las colinas de Los Angeles en el momento en que Anson falleció. Y Alan quiso dedicarle este tema como póstumo homenaje a su amigo:

Alan trabajó en este tema con el músico Timothy Wiles (más conocido en el mundillo musical como Überzone, o como su nombre artístico, Q), grabando gotas de agua individuales y convirtiéndolas en patrones rítmicos. Los sonidos de la tormenta y de los truenos que se escuchan, sobre todo al principio, son efectos de sonido pregrabados, pero el de la lluvia que cae está grabado parcialmente en el propio patio del estudio de grabación, mezclándolo con el sonido de gotas de agua de una bañera que caen por el desagüe, generando el sonido que apreciáis en este tema. La estupenda guitarra que escucháis pertenece al músico Alastair Greene.

Qué mejor manera de finalizar el último disco que ha grabado hasta el momento míster Parsons, que volver a escuchar la voz de Orson Welles en esta remezcla de uno de los primeros éxitos de los Alan Parsons Project, titulada “A recurring dream within a dream” (Un sueño recurrente dentro de un sueño), en el que se mezclan (y modernizan) los dos primeros cortes de “Tales of mystery and imagination”:

La voz de Orson Welles es lo único que no he cambiado en esta canción, todo lo demás es absolutamente nuevo. Una de las razones para rehacer dos de estas antiguas canciones es guardar el enlace entre pasado y presente. Pienso que con ello se puede demostrar bastante bien cómo han cambiado los tiempos y hacer una interesante comparación entre la producción y las técnicas de sonido de entonces y las de ahora (Alan Parsons).

Pudiera parecer que con este último tema instrumental, cerramos el círculo que habíamos comenzado muchas entradas atrás, pero voy a intentar que esto no quede así… CONTINUARÁ…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: