jump to navigation

Seguimos tumbados en el diván… 10 mayo 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

Continuaremos donde lo dejamos en la anterior entrada, diciéndoos que hubo un rosario de artistas (esta vez mucho más conocidos que los colaboradores de discos anteriores) que prestaron su voz en varios de los cortes de la banda sonora del espectáculo “Freudiana”. Nombres tan conocidos como Leo Sayer, The Flying Pickets o la cantante Kiki Dee aparecen en varios de los cortes del álbum, pero, desgraciadamente, la temática y la música de dichas canciones no les hace merecedores de aparecer en este blog. Por lo que pasamos directamente al noveno corte de “Freudiana”, titulado “Let Yourself Go” (Déjate ir), dedicado al hipnólogo y psicoterapeuta francés Jean- Martin Charcot, que influyó decisivamente a Freud respecto del psicoanálisis. Podréis escucharlo, con la inconfundible voz de Eric Woolfson, si váis al Nuevo Reproductor BOX (a la derecha de vuestra pantalla debajo de la indicación “Músicas Posibles”).

El Maestro Charcot puede enviarte donde el viento sopla, mira en sus ojos y tu mente te llevará hasta el limbo. Dijeron que estaba loco de remate, no es el “hombre medicina”. Déjate ir, déjate ir, déjate ir. El Maestro Charcot puede enseñarte lo que tú no sabes, mira en sus ojos y el reloj correrá fuera del tiempo. El lo sabe, es la mente que domina la materia. Te conocerá como la palma de su mano. Déjate ir, déjate ir, déjate ir. No necesita demasiada explicación, no necesita parecerlo para ser tan duro. Tú sólo cuenta hasta diez y entonces regresa, mucho antes de lo que tú quisieras estar. El Maestro Charcot te atrapará si te dejas ir. Mira en sus ojos y tu pensamiento irá a cámara lenta. Planea, como un pájaro. Él vuela tan alto como tú. Déjate ir, déjate ir, déjate ir. Si acaso te queda alguna duda, déjame recordarte una vez más: tú sólo cierra tus ojos y volarás como un águila, y antes de lo que crees no sentirás ningún dolor, ningún dolor. Me gustaría quedarme aquí para siempre, ¿quién necesita tanto alboroto? Déjate ir, déjate ir, déjate ir (Let yourself go – Eric Woolfson).

El siguiente tema destacable es otro corte instrumental, de título “Beyond the pleasure principle” (Más allá del principio del placer). Es el corte número diez del álbum y es el único que no está compuesto por Eric Woolfson, sino íntegramente por Alan Parsons. Lo tenéis en este vídeo:

Destacable es, tanto en el anterior corte como en éste, el saxo de Richard Cottle. Para terminar el comentario sobre el disco, acabamos con el tema que hace el número diecisiete, una cortita canción titulada “Destiny”, en el que escuchamos la voz de Chris Rainbow:

Y ahora tú estás solo, amigo mío, y debo dejarte libre, y debes enfrentarte al mundo exterior y encontrar tu propio destino (Destiny- Eric Woolfson).

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: