jump to navigation

Acabamos rodeando lo que es “casi una isla” 28 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Seguimos donde lo dejamos, es decir, en el sexto corte del álbum “Almost an island” (Casi una isla), un tema instrumental compuesto por el gran Phil Cunningham que lleva por título el de “5/4 Madness”, o sea, “Cinco cuartas partes de locura”. Hala, a volvernos tod@s loc@s, clicando en VER EN YOUTUBE:

Continuamos con el séptimo de los temas del disco, compuesto por el gaitero Stevie Saint, otro de los cortes en que predomina más el rock que el folk (así venía siendo en los últimos discos del grupo). El nombre del corte, instrumental una vez más, es “Davie´s last reel” (El último reel de David) y suena así de fuerte:

El siguiente y octavo tema del álbum es un retorno a los sonidos folk originarios del grupo mezclado con algún toquecillo heavymetalero, todo ello aderezado con la voz de Stuart Eaglesham, quien compone (con la ayuda inestimable de Duncan Chisholm) esta canción titulada “Jericho” y que podéis escuchar (y descargaros) en el Reproductor Box habitual (ésta va por tí, Orly…).

Acabamos la entrada con el tema que acaba el disco, otro tema más instrumental más relajado que el resto de los que componen el álbum y que se titula “The Panda”. Está dividido en otros dos: el primero de ellos es el que da nombre al corte y el segundo, con un sonido mucho más guitarrero, lleva como título “The soup dragon”, es decir, “La sopa de dragón”. Ambos temas están compuestos por Gordon Duncan, malogrado gaitero que tocó como músico de sesión con Wolfstone en alguno de sus discos y que, a pesar de ser uno de los mejores gaiteros de todos los tiempos (llegó a alcanzar la escala mixolidia), sus problemas con el alcohol hicieron que lo perdiésemos, tanto como músico como persona, el 14 de diciembre de 2005, con tan sólo 39 años de edad:

No quiero acabar la presente entrada sin hacer un homenaje a este gran gaitero, ofreciéndoos una de sus grandiosas interpretaciones. Descansa en paz, Gordon:

Casi una isla 26 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

El sonido del piano rompe suavemente el silencio, suena el rasguido del violín y sacude el aire las notas que brotan furiosas de la gaita…

Así suena el primer corte del álbum (“Almost an island”) que os avancé al final de la anterior entrada. El tema en concreto se titula “The piper and the shrew” (El gaitero y la musaraña) y está compuesto por el flautista norirlandés Leo Mc Cann.

Y ahora vamos a hacer el bárbaro, siguiendo a las hordas invasoras vikingas…

La canción del anterior vídeo es “Elav the terrible”, compuesta por R.S. McDonald y es el segundo tema del disco, al que sigue (obviamente) el tercero, que es una de las pocas canciones con letra, en el que los integrantes del grupo nos hablan del destino turístico donde pasan irremisiblemente las vacaciones estivales. Con todos ustedes, “Where the summers go” (Donde voy todos los veranos):

Y acabamos la presente entrada (pero no el disco…) con el cuarto tema, un tema con aires bretones compuesto por el flautista Martin Hugues, del grupo “Eclipse first“. El tema se titula “La grande nuit du port de peche” (La gran noche en el puerto pesquero) y suena así de bien en esta versión en directo, que podréis ver y escuchar si clicáis en Ver en Youtube:

Nos vemos en la siguiente entrada…

La puerta de los santos 24 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Después de la publicación de “Not enough shouting”, el violinista de Wolfstone, Duncan Chisholm, decide reemprender su carrera en solitario y en paralelo al grupo, presentando su segundo disco, de título “The door of saints” (La puerta de los santos):

No fué hasta el año 2000 cuando me planteé hacer una continuación del disco “Redpoint”. Había estado durante ese mismo verano en España y me habían inspirado muchos de los lugares que había visitado. Busqué grabar un disco que quisiera reflejar el amor que tengo por ese país, en particular por el norte de España (Duncan Chisholm).

La carátula del disco es del artista asturiano Carlos Barral Alvarez y en el disco, mezcla de influencias españolas y gaélicas, se hace un homenaje a varios aspectos de la cultura y el paisaje español, incluso haciendo mención al luchador anarquista Buenaventura Durruti.

De este disco es el tema que os voy a mostrar a continuación, en concreto del segundo corte del mismo, que es la particular versión de un clásico que se llama “Chi Mi Geamhradh”, o sea, “Veo el invierno”:

Ya véis que todo lo que era ritmo y fuerza en el Duncan de Wolfstone se traduce en ternura y delicadeza en el Duncan en solitario… Otra muestra más de su buen hacer es el séptimo tema, en el que hace una particular versión de una canción del grupo asturiano “Tejedor“, que se titula “Añada pa Gael”:

En este disco, que sale al mercado en diciembre de 2001, colaboraron también Phil Cunningham (a la percusión, teclados y acordeón), Ivan Drever (ex integrante de Wolfstone, a la guitarra), James Mackintosh (percusión), Marc Clement (guitarra), Jim Hunter (guitarra) y Carlos Barral (que además de crear la carátula, también canta).

Poco después del lanzamiento del disco de Duncan, el grupo Wolfstone (reducido a tan sólo cuatro miembros: el mismo Duncan, Wayne Mackenzie, Stevie Saint y Stuart Eaglesham) se reúne en los “CAP Studios” de la pequeña localidad de Beauly para “cocinar” otro de sus “sabrosos platos musicales”, que sale a la venta el 24 de septiembre de 2002 en el propio sello del grupo, “Once Bitten Records”.

Tienen como “pinches de cocina”a Phil Cunningham (siempre en todos los fregaos…), Alyn Cosker a la batería, Brian McNeill a las percusiones y “Cous-cous”Mac Afferty a la mandolina.

El disco, que casi me olvidaba, se titula “Almost an island” (Casi una isla)

y del mismo hablaremos en la siguiente entrada…

No hay dos sin tres… 22 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
add a comment

Venga, va… Todos a una: cojamos aire fuertemente, llenemos nuestros pulmones, mentalmente pidamos un deseo y soplemos las velitas. A la una, a las dos… y a las… ¡TRES!:

¡Feliz cumpleaños, musicalmenteincorrecto!

Pues nada, que ya toca hacer el anual ejercicio de autobombo y contemplación del propio ombligo, puesto que este blog que estáis leyendo tiene ya tres años de vida.

Durante estos tres largos años, han visto la luz 324 entradas (incluída la presente), han sido publicados 269 comentarios y ha sido visitado TREINTA Y CINCO MIL CUATROCIENTAS OCHENTA Y SEIS VECES, es decir, una media de 32 visitas diarias. El día con más visitas, el récord, ha sido de 172 veces, concretamente el doce de abril del año pasado, o sea, el dia después de publicar la entrada “Seguimos rugiendo“, en la que seguíamos hablando de la trayectoria musical del gran YOUSSOU N´DOUR.

Quiero agradecer públicamente a tod@s y cada un@ de las personas que se han acercado a éste, vuestro blog, para asomarse a una visión particularísima de la música no comercial, haciendo un hincapié especial en tod@s l@s que habéis dejado algún comentario. A Oscar Nadie, a Jose Arnedoedo, a Super Soul, a David del Bas y, como no podía ser menos, al gran OBÉLIX, mi mejor amigo y mi mejor comentarista, al que le pido públicamente disculpas si alguna que otra vez (por falta de tiempo y no de ganas) me he olvidado de contestar alguno de sus siempre jugosos comentarios.

Y como tampoco podía ser menos, gracias a mi queridísima ASUN, por su paciencia conmigo, por consentir que este blog sea un “amante infiel” con el que “le pongo los cuernos”…, por todo el apoyo logístico y moral que siempre me ha brindado, ya que muchas de las ideas o vídeos que he colgado me los ha inspirado ella o me los ha hecho llegar de alguna forma.

Gracias a mi amigo Orlando y a mi querida hermana Inés, por seguirme en silencio y aportar algún granito de arena que, más tarde o más temprano, me han acabado sirviendo de inspiración.

También quiero dar las gracias a l@s doce seguidores/as de este blog, o followers, como se dice ahora…

Sé que este último año he tratado de temas que no han sido estrictamente musicales, como en la serie de entradas que dediqué al Movimiento 15-M o aquella otra serie que dediqué a la campaña electoral del 20-N, con la que, sin querer, supongo que contribuí (aunque fuera levísimamente) a aumentar el clima de crispación social de la época. Pero creo que hubiera hecho muy mal dejándo todos mis pensamientos en mi interior y que hablando de ello en el blog, encontré una válvula de escape con la que evité tener que acudir al psicólogo… Por lo que tengo que decir que NO ME ARREPIENTO DE NADA…

Como compensación a todo ello, creo que no estaría de más que os deje una aportación musical para que os relajéis. Una propuesta que mi querida hermana Inés me ha hecho llegar y que espero os sirva para desestresaros. A continuación, la canción más relajante del mundo, según los creadores de la misma, el trío británico “Marconi Union“, que participado en un experimento musical con la colaboración de la “Academia Británica de Terapia del Sonido”, han creado ésto :

Dedico cariñosamente este tema a l@s integrantes de la policía de Valencia, que les hará falta relajarse después de un duro día de trabajo, l@s muy hij@s de la gran puta…

No os he comentado que en la votación de los premios 20Blogs del diario gratuíto 20 Minutos, musicalmenteincorrecto ha cosechado un total de CINCO votos, quedando en el puesto número 39 de un total de 284 blogs participantes en la categoría de Música (lo que está francamente bien) machacando los resultados de anteriores años, en los que nos hemos tenido que conformar con un solo voto.

Espero poder seguir publicando entradas, como mínimo, tres añazos más (os puedo decir que material tengo de sobra para eso y más…) y que sigamos disfrutando y aprendiendo sobre música y sobre instrumentos musicales, por estrafalarios y raros que sean, como por ejemplo éste, el “Bolarmonio“:

No quiero despedir esta entrada sin un guiño a la nostalgia, a cuando éramos unos críos y todavía éramos felices e inocentes y podíamos soñar con cambiar el mundo. Desde este pequeña plataforma, un servidor (y bloguero) se ha asomado al mundo desde este blog con la sana intención de intentar cambiarlo en la medida de lo posible… Sin más preámbulos, con todos ustedes, los payasos de la tele:

UN MILLÓN DE GRACIAS A TOD@S… Nos vemos en la siguiente entrada…

No gritáis lo suficiente… 18 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

En enero de 1999, Duncan Chisholm participa en uno de los proyectos del gran Phil Cunningham, junto con otras figuras de la música celta, como Manus Lunny (del grupo Capercaillie) o James Mackintosh (percusionista de Shooglenifty). Dicho proyecto musical es una suite celta que lleva por título el de “Highlands an islands suite”, presentado en la edición del festival “Celtic Connections“de Glasgow, del cual me ha sido imposible, por más que he buscado y rebuscado, encontrar nada que os pudiese ofrecer…

Siempre me gustó la combinación de una orquesta con instrumentos tradicionales. Otros han hecho cosas similares: Shaun Davey con ” The Brendan voyage” constituye el ejemplo más obvio. A pesar de que me pareció todo el proceso como algo terrorífico (y sigue siéndolo), es algo magnífico escuchar que ese tipo de música se sigue tocando actualmente (Phil Cunningham).

En enero del año siguiente, los artistas participantes en dicho evento se volverían a reunir, con la excusa del 40 cumpleaños de Phil.

Después del éxito de su disco ” Seven” (y como venía siendo costumbre después de la publicación de cada álbum), los integrantes de Wolfstone se dedican a irse de gira por esos mundos durante todo el año 2000, a presentar su trabajo ante el gran público. En esas estamos cuando sobreviene la tragedia: el fallecimiento del encargado de tocar el piano y teclados, Andy Simmers.

El grupo se plantea si seguir o no con la gira, adoptando la difícil decisión de hacer tripas corazón y seguir adelante. Como diría Freddy Mercury: “Show must go on“, “El espectáculo debe continuar”… Y no sólo eso, sino que se decide fundar su propio sello discográfico, que se llamará “Once bitten Records“.

Y se decide publicar el primer álbum en directo del grupo, como homenaje a Andy, que verá la luz en España en el sello “Resistencia“. Está grabado entre los meses de enero y febrero del año 2000, en los escenarios de las salas “The Lemon Tree” de Aberdeen y “The old fruitmarket” de Glasgow:

"El viejo mercado de fruta" de Glasgow

El título del disco es “Live. Not enough shouting”, algo así como ” En vivo. Griterío insuficiente”:

y en él se van desgranando catorce canciones, casi todas las del álbum “Seven” y unos cuantos éxitos de discos anteriores, sin que toquen temas nuevos.

No es hasta dos años más tarde cuando ve la luz el siguiente trabajo del grupo, del que hablaremos largo y tendido en la siguiente entrada…

Más de Siete 16 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
add a comment

Continuamos el repaso pormenorizado de “Seven” donde lo habíamos dejado, concretamente en el sexto corte del disco, un tema totalmente diferente a lo que estábamos acostumbrados a escuchar del grupo Wolfstone. Nada de rock, nada de celta, nada de violines, nada de gaitas… Tan sólo el piano desnudo del recién llegado al grupo, Andy Simmers, que compone esta bella pieza en memoria de su padre, recién fallecido. “John Simmers” es como se llama y la podéis escuchar aquí:

Y una vez acabado el momento intimista del disco, los Wolfstonianos retoman la senda habitual y nos presentan, en su séptimo corte del álbum, el (para mi humilde opinión) mejor tema del disco, “J-Time”:

Continuamos con el noveno corte de “Seven”, titulado “Crowfeathers”, y que podéis escuchar en esta versión en directo, grabada el año pasado en Glasgow:

Y nos despedimos, tanto de la presente entrada como del disco, adentrándonos en uno de los muchos parajes pintorescos de la costa escocesa. En una de las muchas islas que rodean a Escocia, concretamente en el islote de Staffa (que en nórdico antiguo, el idioma de los vikingos, significa “isla de columnas”) hay una cueva rodeada de columnas de basalto y que sirvió al gran compositor alemán Felix Mendelssohn cuando las visitó en 1830 para inspirarle una de sus oberturas: “Die Hebriden”, Opus 26, (o sea, “Las Hébridas“) más conocida como el nombre con el que se conoce en Escocia a dicha cueva, o sea, “Fingal´s Cave” o Gruta de Fingal:

Fingal (o Fionn Mac Cumhaill, que es el nombre irlandés) es el nombre de uno de los héroes escoceses del poeta James Macpherson que, según la mitología celta, se convierte en el jefe de los Fianna al probar accidentalmente el salmón de la sabiduría.

Después de todo este circunloquio para explicaros el origen del título con el que despedimos el disco, qué menos que poneros la canción en sí. Otra visión musical inspirada en un mismo lugar, “Fingal´s Cave”:

Mendelssohn y Wolfstone no son los únicos que se inspiraron en la gruta de Fingal para componer algún tema. Sin ir más lejos, los archiconocidos Pink Floyd también visitaron musicalmente dicha cueva, con el resultado sicodélico que vais a ver a continuación:

 Ya me diréis cuál de las tres versiones es vuestra preferida… aunque creo que está bastante claro.

Siete 14 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
add a comment

Que levante la mano quien no haya visto alguna vez esta película:

Bueno, a decir verdad me refiero a la versión original de esta parodia de esta película, o sea, ésto (Clicad en Ver en Youtube):

Seven es el nombre de esta famosa película de suspense, estrenada en 1995. Y “Seven” es el nombre del séptimo disco oficial (si no tenemos en cuenta los dos primeros, titulados “Wolfstone I” y “Wolfstone II”, de los que hablé hace unas cuantas entradas…) de Wolfstone, publicado el 18 de mayo de 1999 en la discográfica “Green Linnet”:

No estaría de más recordaros cómo quedaba el grupo, en vista de la gran cantidad de cambios habidos desde su fundación. En la grabación del disco, que tuvo lugar en el “CAVA Sound Workshops” de Glasgow entre finales de 1998 y principios del 99, tenemos a Stuart Eaglesham a la guitarra y a la voz; Duncan Chisholm, al violín y los coros; Stevie Saint, a la gaita y flautas; Andy Simmers (que sustituía a Stuan Eaglesham), al piano y a los teclados; Wayne MacKenzie, al bajo y coros y, por último, a Tony Soave (que sustituye a Mop Youngson) a la batería.

Además, colaboran Colette O´Leary al acordeón; Marc Duff, al bodhran; Robin Rankin, a las percusiones y Marc Clement, ayudando en los coros.

Deciros, por cierto, que el grupo se había más o menos disuelto al acabar el anterior disco, pero que las obligaciones contractuales con su casa de discos les hizo reunirse de nuevo, muy a su pesar, para cumplir lo acordado con “Green Linnet”. Contrariamente a lo que pudiera parecer, esa “reunión forzosa” se traduce en todo un éxito, con lo que los componentes de Wolfstone deciden seguir adelante con el grupo…

Pero vayamos directamente al grano con el tema que abre el disco, titulado “Psycho woman” (Mujer psicópata), una canción instrumental muy rockera con la que suelen comenzar sus conciertos:

En este disco, la vertiente rock desplaza cada vez más a la vertiente céltica de sus músicas, dejándoles poco a poco como un grupo de rock con influencias celtas, cuando en sus comienzos había sido todo lo contrario.

Mucho más reposada y suave que la anterior es la tercera canción del álbum, titulada “Jen´s tune” y que podréis escuchar en el Reproductor BOX, donde podréis apreciar la calidad de la interpretación de Stevie Saint a la gaita y de Duncan Chisholm al violín.

En el quinto corte, tenemos otra poderosa canción instrumental en la que los componentes del grupo demuestran todo su buen hacer. Se divide en otras dos: la primera es ” Struan and Frazer´s” y la segunda es la que le da nombre al tema, “Quinie fae rhynie”. Os la dejo en una versión en directo:

Por ahora, nada más. Continuaremos el repaso a “Seven” en la siguiente entrada… Feliz San Valentín a tod@s, en especial a mi queridísima Asun… que se lo merece todo y a la que no hay nada en el mundo que se le pueda comparar…

Dejamos este extraño lugar… 11 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
add a comment

Continuamos donde lo dejamos en la anterior entrada, o sea, en el sexto corte de “This strange place”, otro de los cinco temas instrumentales que componen dicho álbum, que se titula “Stevie´s set” y que se divide en otros dos: el primero lleva por nombre el de “The wild monkey dance” (El baile del mono salvaje), y el segundo es “Black Eyed Jam”. Aquí lo tenéis:

Y ahora nos trasladamos a algún país árabe en el octavo corte, titulado como “The Arab set” y compuesto por dos temas consecutivos. El primero de ellos es “An Arab in the Court of Kintail” (Un árabe en la corte de Kintail“, que es el nombre de una cadena montañosa del noroeste de las Highlands), el segundo es “The Redwood Reel” y lo podréis escuchar en el Reproductor BOX.

Continuaremos con el noveno corte, que lleva por título el de “Reluctant journey” (o sea, algo así como “Viaje a regañadientes”) y que también tenéis en el BOX.

Acabamos el “escaneado” del disco con el que le da cierre, el décimo corte, que se titula “Kazakhstan” y que, para variar, también se subdivide en dos: el primero es “A thief in the night” (Un ladrón en la noche) y el segundo es “The hills of Kazakhstan”. También para variar, tendréis que desplazaros hasta el BOX para escuchar la gaita de Northumbria

Small Pipe o Gaita de Northumbria

o “small pipe” de Stevie Saint, que le da ese aire distinto y misterioso al tema.

Hay una anécdota jugosa sobre este disco y es que, al final del listado de temas incluidos en el mismo, aparece una canción fantasma. Efectivamente, consta como corte número 15 (cuando sólo hay 10 temas) una canción titulada “Inverness”, que ni aparece en el disco ni ha sido nunca grabada en ningún otro trabajo del grupo.

Tengo que decir que, en mi humilde opinión, este disco es, salvo alguna canción que destaca, de menor calidad que los trabajos anteriores. Aunque hay que tener en cuenta, como os expliqué hace varias entradas, que no es un disco del grupo propiamente dicho…

Una vez acabada la grabación del álbum, Ivan Drever abandona definitivamente la formación para comenzar su carrera musical fuera del grupo (que ya había empezado en 1989 con un disco titulado “Homeland”) aunque publicaría varios trabajos suyos en colaboración con varios de los integrantes de Wolfstone, como por ejemplo “The Lewis Blue”, que aparece en el mercado discográfico al mismo tiempo que “This strange place”, grabado a dúo con Duncan Chisholm. Este tipo de colaboraciones entre Ivan y Duncan todavía se sigue dando en la actualidad, aunque el tipo de música que ambos practican está cada vez más cercana al folk y más alejada del rock celta, que ambos habían utilizado como sello personal de Wolfstone. Como se puede apreciar en el siguiente tema, con el que os dejo hasta la siguiente entrada. Que lo disfrutéis:

Por cierto, el último tema que ambos tocan en el vídeo anterior, seguro que os suena. Es “Bok Espok”, una colaboración de Kepa Junkera con el grupo sueco Hedningarna, del que alguna vez os he hablado de pasada… y que os dejo a continuación para que comparéis:

Este extraño lugar 9 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , , ,
add a comment

Hace unos días os comunicaba que el bueno de Youssou N´Dour pretendía presentarse a las elecciones a la presidencia de su país, Senegal. Pues bien, ayer aparecía en el periódico “Público” la noticia de que su candidatura había sido invalidada por el Consejo Constitucional. Para ver dicha noticia, clicad aquí.

Por lo que, espero, no tendremos que despertarnos, mi querido Obélix y mi queridísima Asun, con la noticia de que su cadáver ha sido encontrado en cualquier playa de su país…

Dicho esto, continuamos…

El nuevo trabajo del grupo Wolfstone ve la luz en Inverness, concretamente el 24 de febrero de 1998, publicado (una vez más) por el sello “Green Linnet” y es más introspectivo que los anteriores. Su título es “This Strange place” (Este extraño lugar):

Esta escalera, que aparentemente no conduce a ningún sitio, es la carátula del álbum, compuesto por cinco canciones con letra y cinco instrumentales, que constituyen un tributo al lugar de nacimiento del grupo.

Notaréis cómo el sonido (aunque no el ambiente y el tipo de música) es ligeramente diferente, como si el grupo perdiera algo de fuelle. Para lo cual, habréis de ir al NUEVO Reproductor BOX (a la derecha de vuestra pantalla, debajo de la pestaña “Categorías” y rebautizado pomposamente como “Músicas Posibles” (que es el nombre de uno de mis programas favoritos de Radio 3, de Radio Nacional de España), donde encontraréis el corte que abre el álbum, un tema instrumental que se divide en dos unidos: el primero, que da nombre al corte, se denomina “The Harlequin”; el segundo, se titula “Pipe Major Stevie Saint” (o sea, “Gaitero Mayor Stevie Saint”), que es como se llama el componente del grupo que toca la gaita tanto en éste como en el resto de cortes del disco.

El siguiente corte interesante es el que hace el cuarto del disco, una maravilla instrumental que se llama “Banks of the Ness” (Orillas del Lago Ness), lugar que pude recorrer, mucho tiempo atrás, a borde de un pequeño barco que recorre de punta a punta sus negras aguas y que se llama (si no recuerdo mal) “Jacobite Legend”:

El “Leyenda Jacobita”

 Y como os podéis suponer, por más que puse todo mi empeño, no pude ver a Nessie…Este cuarto corte también lo podréis degustar en el Reproductor BOX.

Y hablando de lagos escoceses, recuerdo una de mis canciones preferidas de un grupo “musicalmentecorrecto” que recordé aquel día, mientras la tarde caía sobre el Loch Ness y que me vaís a permitir la licencia de poner aquí, ya que me viene como anillo al dedo:

A muchas millas de allí, algo se arrastra por el cieno, en el fondo de un oscuro lago escocés (Sinchronicity II – The Police).

Acabamos la presente entrada (pero no el álbum) con el tema que da nombre al disco, que es el que hace el número cinco del mismo, “This strange place”:

Nos vamos de copas… 7 febrero 2012

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: ,
add a comment

No quiero engañaros, la entrada de hoy no va a ser dedicada al frenesí alcohólico o al desenfreno del botellón… Ni mucho menos… Va a tratar (entre otras cosas) de un pequeño milagro musical que pude disfrutar mientras contemplaba el programa “El Hormiguero“.

Es difícil descubrir un nuevo instrumento, pues parece que ya todo esté inventado… pero no. El ingenio humano es superior a cualquier traba que le podamos poner. Siempre habrá alguien a quien se le ocurra sacar sonido del objeto más insospechado. En este mismo blog, hace poco os descubría cómo unos italianos habían descubierto que a los aperos de labranza (en concreto, a unas hoces) o a unos barricas de vino se les podía sacar sonido y hacer música al ser golpeadas.

Pues ya tenemos una nueva pieza en nuestra colección de instrumentos raros: el arpa de cristal o “glass harp”.

Esta pareja de polacos, Anna y Arkadiusz Szafraniec (de nombre artístico “Glass duo“), estuvo compartiendo escenario con Pablo Motos y su inseparable pareja de hormigas, Trancas y Barrancas, acariciando una enorme fila de copas con las yemas de los dedos y sacándoles esos hermosos sonidos. 

Os preguntaréis dónde está el truco para poder convertir una hilera de copas en un instrumento musical: pues en ordenarlas de menor a mayor tamaño (las más pequeñas consiguen los tonos más agudos, mientras que las más grandes producen sonidos mucho más graves) y en que estén extremadamente limpias, como recíen sacadas del lavavajillas…

Digo que he descubierto este instrumento, pero la verdad es que ya existen noticias de instrumentos rudimentarios parecidos allá por la Edad Media, en el Lejano Oriente, hacia el siglo XII en China y un par de siglos más tarde en Persia.

Habréis visto alguna vez algún músico aficionado a tocar algo parecido, pero con la diferencia de que construía la escala musical ayudándose de copas con más o menos cantidad de agua en su interior, para hacer el sonido más o menos grave, como por ejemplo, este señor:

A mí me parece mucho más difícil lo que hacen la parejita polaca…

Os puedo decir que el arpa de cristal tiene un “primo lejano” musical: la armónica de cristal, inventada por (quién si no…) Benjamin Franklin en el año 1762, nada menos y consiste en una ristra de boles de cristal ordenados por tamaños, superpuestos y atravesados por el centro por un eje que está conectado, a su vez, a un pedal que hace que los boles giren, como si estuviéramos en una máquina de coser musical:

Habréis observado que el sonido es similar al del arpa de cristal y os puedo decir que hay infinidad de compositores de música clásica que han creado música para la armónica de cristal, desde Strauss hasta Beethoven o el mismísimo Mozart.

Es tanto el furor que hay en hacer música con cualquier cosa que, buscando y rebuscando en internet, he encontrado a este japonés consiguiendo sacarle música a… bueno… pues a ésto:

Hala, venga, ya estáis tod@s corriendo como poseídos hacia la verdulería más próxima, a ver si alguno de nuestros familiares es un virtuoso de, por ejemplo, el rábano o de la alcachofa, se hace famosill@ y os saca de la crisis…

Os prometo solemnemente que en la próxima entrada volveremos con los Wolfstone. Mientras tanto, yo preferiré seguir escuchando la “glass harp”, aunque sea con las copas llenas de agua: