jump to navigation

La electricidad del Sáhara 18 diciembre 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
trackback

Disculpadme, pero quiero comenzar esta entrada haciendo un pequeño homenaje a una gran mujer que ayer nos dejó para seguir cantando en otros escenarios menos terrenales. A la edad de 70 años, sus pies descalzos (en solidaridad con los pobres de su pequeño país) y su voz grave nos han abandonado para descansar por fín. Cesaria Évora, la cantante de morna (el típico blues de Cabo Verde), cuya carrera había sido reconocida con la Legión de Honor en el 2.007, ha dejado de existir por culpa de un edema pulmonar y nos ha sumido en la más amarga de las nostalgias:

¿Quién te mostrará ese largo camino?¿Quién te mostrará ese largo camino? Ese camino hacia Santo Tomás. Tristeza. Tristeza. Tristeza. Desde la tierra de San Nicolás. Si tú me escribes, te escribiré. Si tú me olvidas, te olvidaré, hasta el día que regreses. Tristeza. Tristeza. Tristeza. Desde la tierra de San Nicolás (Sodade – Cesária Évora).

Ahora, esa bellísima canción sólo nos la podrá ofrecer la sin par Dulce Pontes, quien nos desgarrará el corazón con su particular versión del tema anterior.

Descanse, por fín, en paz…

Pero tenemos que continuar: Después de su estancia en la India (cómodamente instalados en el palacio del Maharaja Bhalkrishna Bharti, nada menos…) nuestros disidentes musicales se desplazan el año 1984 hacia el norte de Africa, concretamente hasta Tánger, en Marruecos. Allí les está esperando el compositor y escritor estadounidense Paul Bowles, el creador de la novela “El cielo protector“, llevada posteriormente al cine por Bernardo Bertolucci:

Paul les hace de anfitrión, presentándo a los “Dissidenten” lo más granado de los grupos musicales autóctonos: Jil Jilala, que hacen música “Malhun” (que en árabe quiere decir “poema melódico” y es muy parecida a la música andalusí). Os dejo un vídeo de su canción más famosa, para lo cual tendréis que clicar en VER EN YOUTUBE :

También  conocieron a los “Nass El Ghiwane“, grupo que hace un tipo de música que se denomina “Chaabi” (parecida al Raï argelino) y en el que se fijó Scorsesse para que apareciera en la banda sonora de “La última tentación de Cristo” (de la que hablamos a principios de mes en este mismo blog):

Evidentemente influenciados por dichas músicas, los “Dissidenten” se encierran en el Palacio de Abdesalam Akaaboune para dar a luz en 1985 un nuevo trabajo titulado “Sahara Elektrik”:

Disco que comienza con una frase típica en el mundo árabe. “Inshallah“, o sea, “si Alá quiere”, es el primer tema del disco de estos alemanes (os vuelvo a recordar que NO SON ÁRABES, aunque parezca mentira…):

El resto del disco… en la siguiente entrada…

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: