jump to navigation

A veces, las segundas partes son buenas… 3 octubre 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

-Y por ventura -dijo don Quijote-, ¿promete el autor segunda parte? -Sí promete -respondió Sansón-, pero dice que no ha hallado ni sabe quién la tiene, y así, estamos en duda si saldrá o no; y así por esto como porque algunos dicen: «Nunca segundas partes fueron buenas», y otros: «De las cosas de don Quijote bastan las escritas», se duda que no ha de haber segunda parte; aunque algunos que son más joviales que saturninos dicen: «Vengan más quijotadas: embista don Quijote y hable Sancho Panza, y sea lo que fuere, que con eso nos contentamos». (Don Quijote de la Mancha: Segunda Parte, Capítulo IV: Donde Sancho Panza satisface al bachiller Sansón Carrasco de sus dudas y preguntas, con otros sucesos dignos de saberse y de contarse. Miguel de Cervantes Saavedra).

Al cumplirse 20 años de su primer éxito, en 1996 Jean Michel Jarre decide que ya es hora de salir a los campos a “desfacer entuertos” y reeditar viejas y gloriosas batallas musicales, para lo que se aísla en su estudio para sacar a la luz una segunda parte de su “Oxygène”.

Inicialmente, al igual que en 1992 nuestro querido Mike Oldfield compone su obra “Tubular Bells II”, Jarre nombra provisionalmente a la segunda parte de su éxito como “Oxygène II” y consta, como la primera parte, de seis cortes numerados del 7 al 12. Tenía previsto salir a la luz en noviembre de 1996, coincidiendo con el 20 aniversario de la publicación de “Oxygène”, pero siguiendo el consejo de su colaborador Francis Rimbert, Jarre decide añadir un tema más al disco, cambiarlo de nombre y posponer su publicación al mes de mayo del año siguiente, 1997. El título definitivo del disco sería “Oxygène 7-13”:

Como se deduce por el nombre, se puede decir que el nuevo disco es la secuela natural de “Oxygène”, y aunque algunos de los instrumentos que utiliza Jean Michel en su grabación son exactamente los mismos (sintetizadores analógicos de los 70), el ambiente musical es mucho más techno y más trance. La combinación de instrumentos analógicos con los sintetizadores y demás cacharrería electrónica de última generación (de la época…) haría que el sonido fuera absolutamente especial.

La excitación de poder trabajar los sonidos de manera táctil, manual y casi sensual es lo que me condujo en primer lugar hacia la música electrónica… La falta de limitaciones es muy peligrosa. Es como la diferencia para un pintor de conseguir cuatro tubos con cuatro colores primarios o estando frente a un ordenador con dos millones de colores disponibles. Tienes que examinar los dos millones de colores y cuando llegas al último, obviamente has olvidado el primero. En los 80, nos convertimos en archiveros y todo se convirtió en algo tan frío como un simple resultado. (Jean Michel Jarre).

Al fallecer en 1995 el músico Pierre Schaeffer (que había sido el principal “culpable” de que Jarre se hubiera dedicado a la experimentación y creación de la música a la que nos tiene acostumbrados), Jean Michel pensó en dedicarle el álbum en su memoria. En este disco, Jarre firma con la discográfica Epic, con lo que ya no es “Disques Dreyfuss” su discográfica habitual. Ademas, es el último trabajo con Michel Geiss como colaborador.

Pero comencemos sin más dilación a descubrir la segunda parte de “Oxygène”:

Las imágenes que acompañan a este vídeo corresponden a paisajes de la sierra de Collserola, pequeña cordillera montañosa que rodea la ciudad de Barcelona y la corona metropolitana que la envuelve.

Como habréis apreciado, “Oxygène Part 7” corresponde a algunas partes de “Oxygène Part 1”, pero tal y como se hubiera compuesto veinte años después, tanto por la logística empleada en componerlo como en la experiencia en traducir los sentimientos de Jarre en música. Es como si yo volviera a visitar la ciudad de Roma, cosa que hice hace 21 años… La ciudad seguiría siendo la misma… o no… ya que seguro que tanto ella como yo habremos cambiado muchísimo… Me gustaría tanto como hace dos décadas, pero por razones distintas…

Pues así podemos ver o sentir esta segunda parte, con otros ojos y otros oídos, que aunque son los mismos que teníamos antes, ven y sienten de manera diferente. Esta segunda parte de “Oxygène” me gusta tanto como la primera, pero es diferente… Sigamos…

Si tenéis buen oído, también habréis reconocido que “Oxygène Part 8” es la viva imagen y sonido de  “Oxygène Part 4”, pero con veinte años más de solera

Concluímos la presente entrada de hoy con “Oxygène Part 9″…

…que, evidentemente, es una versión diferente de algunas partes de “Oxygène Part 1″…

Igual os estáis liando… Lo más fácil es que escuchéis los dos discos y hagáis las preceptivas comparaciones…

Hala, seguiremos con la segunda parte de la segunda parte de “Oxígène”…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: