jump to navigation

…Houston… tenemos un problema… 6 septiembre 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
trackback

Aunque no lo parezca, el vídeo anterior tiene mucho que ver con la presente entrada…

Resulta que Jean Michel fue invitado en el año 1985 a tocar en la ciudad de Houston (con motivo del 150 aniversario de la fundación de la ciudad) por el director de la Gran Opera de esa misma ciudad:

Gran Opera de Houston

Jarre declinó en un principio la invitación, debido a que estaba demasiado inmerso en otros proyectos musicales, pero después de visitar la ciudad y quedarse maravillado con el skyline de Houston

Panorama urbano de Houston

decidió cambiar de opinión y, ya que coincidía el aniversario de la ciudad con el 25 aniversario del Centro Espacial de Houston, la NASA propuso fusionar ambos acontecimientos en su espectáculo.

Durante dos meses, Jarre se vuelve a encerrar en su estudio para preparar la música del mismo, que se plasmaría en su siguiente disco, titulado “Rendez-vous” (La cita), cuya portada vuelve a ser de Michel Granger:

Trabajando en el proyecto, contactó con varios astronautas de dicho centro espacial y uno de ellos, Ronald McNair,

aficionado a tocar jazz con su saxofón, iba a ser el encargado de hacer algo inusual: tocar el saxo en un concierto desde el espacio exterior, en una conexión en directo haciendo un duo con Jean Michel.

Pero ocurriría ésto:

y los siete astronautas del Challenger fallecerían en el accidente, con lo que el evento musical (que estaba programado para 3 meses después) está a punto de suspenderse. Jarre consigue convencer a la organización para que el concierto siga adelante y se convierta en un homenaje a l@s fallecid@s.

Pero los problemas no acaban aquí. A la llegada a la aduana de Houston, pocos días antes del 5 de abril del 86, los disquetes donde Jarre lleva los acompañamientos orquestales y efectos de sonido pregrabados son borrados por los Rayos X al ser revisado su equipaje, con lo que Jean Michel se ve obligado a volver a rehacer el trabajo en un tiempo récord.

Además, la mayor de las gigantescas pantallas donde se iban a proyectar luces e imágenes, acaba rasgada e inutilizada poco antes del concierto.

Solventados los múltiples problemas, el concierto tiene lugar, reuniendo a casi un millón y medio de personas asistiendo a lo que se convertiría en un nuevo Récord Guiness, que supera al que también poseía Jean Michel. Dos mil proyectores plasman sobre las fachadas de los edificios, cubiertos de enormes pantallas, imágenes que describen la historia de la NASA y que convierten a los rascacielos de Houston en el escenario más grande jamás visto. Rayos láser forman dibujos en el espacio aéreo y fuegos artificiales magnifican más aún si cabe la grandiosidad del espectáculo, lo que contribuye al enorme atasco que se produce cuando los coches que circulaban por la autopista cercana se detienen a contemplar el evento:

El grueso del concierto lo constituyen casi la mitad de temas de “Oxygène”,  varios de “Equinoxe”, algunos temas de “Rendez-Vous” y una versión orquestal de algún corte de “The concerts in China”.

Si hablamos de lo concerniente al álbum “Rendez-Vous”, deciros que vuelve a retomar la forma de nombrar los temas por partes, o sea, que comienza con “First Rendez-Vous” (o “Primera cita”), que es un corte que recuerda a sus primeros éxitos planeadores:

La canción que más fama cosechó del álbum es el séptimo corte, titulado “Fourth Rendez-Vous” (o “Cuarta cita”), que ya va dando una idea sobre el giro comercial que daría la música de Jarre desde ese momento:

El vídeo anterior me trae a la memoria un recuerdo que aún permanece imborrable: cuando mi queridísima hermana, que por aquél entonces tendría unos diez u once añitos, después de haber visto este vídeo por televisión, imitaba a Jean Michel en el escritorio de mi habitación, tarareando la melodía de “Fourth Rendez-Vous” mientras recorría un estante con sus manitas, pulsando con sus dedos unas invisibles teclas, cosa que ella será seguramente incapaz de recordar… y yo, contemplándola a escondidas, me estremecía de satisfacción pensando que compartía la misma sensación que ella al sentir esta canción.

Una versión retocada de “Musique pour supermarché Part 3” se convierte en “Fifth Rendez-Vous Part III” al añadírsele nuevos efectos de sonido:

Finalizamos con el tema que Jarre había compuesto para Ronald McNair y que en el concierto tocaría el saxofonista Kirk Whalum. La canción era “Last Rendez-Vous” y acabaría llamándose “Ron´s  Piece”. Dedico esta pieza musical a tod@s l@s astronautas, cosmonautas y demás aventurer@s de cualquier siglo que dieron sus vidas por explorar tierras o mundos desconocidos… Descansen en paz:

NOTA DEL BLOGUERO: Esta entrada no debería haberse publicado en el día de hoy, pero el agobio y el poco tiempo libre del que dispongo últimamente han hecho que vea la luz hoy… un día que debería haber aprovechado para descansar y disfrutar… pero, qué le vamos a hacer… incluso EL DIA DE MI CUMPLEAÑOS no puedo faltar a la cita con tod@s vosotr@s…

Anuncios

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: