jump to navigation

Conciertos made in China 20 agosto 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Antes de nada, deciros que toda esta semana no he podido publicar ninguna entrada por dos razones: la primera, que un servidor (y bloguero) ha finalizado sus vacaciones estivales (snif, snif,…) y que ya hemos vuelto al duro trabajo. La segunda, que hemos estado haciendo unos arreglillos en casa para adecentar la habitación donde se encuentra el ordenador desde el que os estoy escribiendo y no he tenido tiempo ni disponibilidad para seguir contándoos la vida y milagros de monsieur Jarre. Dicho todo esto, continuamos…

Debido al tremendo éxito de su álbum anterior, “Les chants magnétiques”, la embajada británica en Pekín entrega a Radio Pekín copias de los anteriores trabajos de Jarre, que se convierten en la primera emisión de música extranjera emitidas por pimera vez por la radio china. Debido a ello, es invitado por el gobierno chino a dar una serie de cinco conciertos en recintos cerrados (dos en Pekín y tres en Shanghai) entre el 18 de octubre y el 5 de noviembre de 1981, en un contexto (tanto político como cultural) tremendamente difícil, ya que empezaba a verse muy tímidamente una apertura hacia occidente en el gigantesco país asiático tras la muerte del Gran Timonel, Mao Zedong.

La organización de dicho evento fue muy complicada, entre otras cosas por las enormes diferencias culturales entre Francia y China y el tipo de conciertos al que estaban habituados tradicionalmente en dicho país, siendo Jean Michel el primer músico occidental invitado oficialmente para dar una gira por un país comunista. Entre otras cosas, como no había energía suficiente para poder realizar los juegos de luces y demás parafernalia que acompaña habitualmente a la música en vivo del músico francés, el gobierno chino dejó sin luz a los barrios circundantes a donde se realizaban los conciertos durante la duración de los mismos…

El primero de estos conciertos tuvo como público exclusivamente a personal militar (se puede notar en la frialdad de los aplausos que se escuchan al final de varios de los temas grabados en directo), siendo el resto de los conciertos presenciado por gente de la calle, a la que se le intentó regalar la entrada para que acudiera a los mismos (algo realmente insólito e impensable en la actualidad), aunque las autoridades chinas gravaron con 0,20 libras la emisión de las entradas (¡menudos comunistas…!).  Otra de las anécdotas de la gira fue que al principio de los mismos, el recinto se encontraba abarrotado de gente, pero durante el transcurso del mismo la gente iba abandonando la sala, quedándose el aforo más o menos hasta la mitad hacia el final del concierto, ya que a las 10 de la noche dejaba de funcionar el servicio de autobuses.

Además, más de 800 millones de chinos pudieron disfrutar de la retransmisión por radio de la serie de conciertos, que se publicaron en formato de disco doble al año siguiente, 1982,  con el nombre de “The Concerts in China” y con esta preciosa portada:

El repertorio incluía piezas de sus dos anteriores discos (Equinoxe y Les Chants Magnétiques), pero también incluía versiones y temas nuevos compuestos para tan magno acontecimiento. El estilo era fiel a su música, pero (como veréis a continuación) también incluía novedades, como incluir música tradicional china.

El disco, del que se han vendido hasta el momento más de 5 millones de ejemplares y que (para mí) es uno de sus mejores discos en vivo, comienza con una versión lenta de la Part 1 de su anterior trabajo, Les chants magnétiques, y Jarre lo titula “The overture” (La obertura):

El segundo corte del disco es, si tenéis un poco de memoria, el tema con el que os presenté al principio a Jean Michel, el de la banda sonora de 9 Semanas y media. Se titula “Arpegiator” y es el primero de los temas nuevos. El cuarto corte del disco también es nuevo y presenta la combinación extraordinaria de música tradicional china mezclada con la música electrónica habitual de Jarre. Comienza el tema la Orquesta Sinfónica del Conservatorio de Pekín y Jean Michel va “respondiendo” musicalmente a los chinos en un inusual duelo que acaba en empate al finalizar el tema tocando Jean Michel y la Orquesta al unísono. Es un tributo a un precioso tema tradicional chino (uno de mis favoritos de este concierto) que se titula “Fishing junks at sunset” (Juncos pescando al atardecer):

¿Qué puedo decir después de escuchar esta maravilla???

Pues que nos vemos en la siguiente entrada, en la que acabaremos de escuchar la música “MADE IN CHINA”…

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: