jump to navigation

En pleno equinoccio 2 agosto 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

Hay dos momentos durante el lento movimiento de traslación de nuestro planeta Tierra en su giro alrededor del Sol, en el que la duración del día y de la noche es exactamente la misma. A esos dos momentos del año los denominamos equinoccios. En ambos equinoccios (en el de primavera, sobre el 21 de marzo y en el de otoño, sobre el 21 de septiembre), ocurre este asombroso evento en la pirámide del Templo de Kukulkán, en la antigua ciudad maya de Chichén Itzá:

Pues Equinoxe (Equinoccio) es exactamente el nombre del segundo álbum de Jean Michel Jarre,

quien, después del rotundo éxito de su primer disco (Oxygène), se atreve a hacer un doble salto mortal sacando al mercado otro álbum en la compañía discográfica de Francis Dreyfus (Disques Dreyfus) en el año 1978, que grabó en el estudio de su casa, estudio que financió con las ganancias de su anterior trabajo.

La portada también es del pintor Michel Granger y, según Jean Michel, los ocho cortes que componen el disco (nombrados otra vez como en Oxygène, o sea, Partes 1 al 8), reflejan el día a día de una persona, de la mañana hasta la noche. En este disco, Jean Michel emplea más instrumentos electrónicos que en el álbum anterior (unos dieciséis) con la inestimable colaboración del músico, diseñador de instrumentos e ingeniero de sonido francés Michael Geiss. Además de los sintetizadores, utiliza secuenciadores , o sea, aparatejos como éste que vais a ver a continuación:

Equinoxe es el desarrollo natural de su anterior disco, en el que la música es más … cómo diríamos… más barroca, tiene más desarrollo musical, sus melodías son más futuristas y el sonido se podría definir como acuático, pues además del sonido de las olas incluye (como veréis más adelante) el de la lluvia. Llegó a estar en el número 11 en las listas británicas y ha vendido más de 10.000.000 de discos.

Pero pasemos ya directamente a la música. Con todos ustedes, Equinoxe Parts 1 y 2:

Como habéis podido escuchar, las partes I y II están juntas, pero definidas por una transición musical o cambio de ritmo que las diferencia (como ocurre con el resto de cortes del disco). La Part 1 comienza muy suavemente y va incrementando su sonido y su ritmo para, alrededor del minuto 2 y 23 segundos, cambiar radicalmente y convertir la melodía en algo mucho más suave y etéreo, pareciendo que planea a nuestro alrededor, siendo entonces el corte titulado Equinoxe Part II.

Sin apenas transición, la cara A del disco continúa en el tema titulado Equinoxe Part 3, uno de mis cortes favoritos del disco, absolutamente minimalista, subrayado por este magnífico vídeo:

Uno de los singles del disco es este archifamoso tema titulado Equinoxe Part 4, canción con la que acaba la cara A del álbum y que no falta en la mayoría de sus conciertos. Ha sido versionada en multitud de ocasiones en posteriores discos de Jean Michel, tanto en conciertos en vivo como en recopilatorios y remixes. Con este temazo, nos despedimos hasta el siguiente EQUINOCCIO…:


Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: