jump to navigation

Una antigua musa 4 marzo 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
trackback

Bueno, pues vuelvo a estar otra vez con tod@s vosotr@s una vez solventados mis problemas tecnológicos…

Como le había comentado a Obélix en la entrada anterior, el monitor de mi ordenador había decidido (unilateralmente y sin consultarme) jubilarse anticipadamente y dejarme, literalmente, tirao. Y no he tenido más remedio que, en plena crisis, tirar de ahorros y comprarme uno nuevo.

Pues eso, que vamos al turrón…

Después de una larga ausencia de unos siete años sin dar señales de vida, Loreena se plantea volver al mundo musical con un disco que es algo así como la continuación de “The book of secrets” y que ve la luz ya en pleno siglo XXI, concretamente en 2006. Lleva por título (que casi podríamos calificar como autobiográfico) el de “An ancient muse” (Una antigua musa):

La portada del disco es como una invitación a entrar en su mundo: enigmático, místico y misterioso.

La primera piedra de este camino de descubrimiento fue mi exploración de los celtas y su historia, y de los numerosos caminos que parten de los suyos, tanto históricamente como geográficamente. Este documento musical ha evolucionado desde la perspectiva de esta historia, con reflexiones acerca de los temas humanos universales de la vida y el amor, conquistas y muertes, el hogar, la identidad, las migraciones de gentes y la evolución de las culturas. Creo que nuestros caminos pueden diferir pero nuestros objetivos son compartidos: nuestro deseo de amar y de ser amados, nuestra sed de libertad y nuestra necesidad de ser apreciados como individuos únicos dentro de nuestra sociedad colectiva. Los viajes que he realizado para prepararme para esta grabación me llevaron a conocer la hospitalidad de gentes de muchos lugares, incluyendo una familia nómada en el interior de Mongolia y los Uighur en el noroeste de China donde se cree se hallaban los predecesores de los celtas. Visité las grandes llanuras en el  interior de Anatolia y Ephesus en Turquía; caminé entre los embriagadores floridos campos anaranjados en la isla griega de Chíos; y en Jordan, escuché los ecos de las voces circasianas y vi las piedras de la antigua ciudad de Petra (Loreena McKennitt).

La hermosa canción que acabáis de escuchar/ver en el vídeo anterior lleva por título “Caravanserai” (en español se traduciría como “Caravasar“) y es el tercer corte del disco, además de ser el single del mismo.

Fué grabado, como otros discos anteriores, en los Real World Studios y la lista de músicos que colaboran en él es casi interminable. Los innumerables instrumentos que se tocan en el tema anterior incluye al qanun

Qanun

que es un instrumento de cuerda originario de Oriente Medio que se pulsa con unas púas o directamente con las uñas; la zanfona (de la que os he hablado en anteriores entradas); el buzuki

Bouzouki

del que también hemos hablado con anterioridad, la lira

Lira

otro instrumento de cuerda pulsada, etc…

Baste deciros que es un tema precioso que habla sobre la mezcla de culturas y su impacto en nuestras vidas:

Camino a Konya visitamos un caravanserai; es un edificio asombroso. Susan Whitfield, en su libro Life Along The Silk Road (La vida a lo largo de la Ruta de la Seda), describe estas estructuras como “lugares de parada para los mercaderes itinerantes, sus sirvientes  y animales… El bazar estaba aquí… Diez o más lenguas se podían escuchar en un momento dado, mientras las gentes discutían acerca de las sedas, especias y otros lujos…” Esto hace que reflexione acerca del concepto de hogar, el impulso nómada y nuestra relación con la naturaleza, la tierra… y nuestras historias colectivas se mezclan para crear una nueva. ¿Está ocurriendo esto demasiado rápido en la actualidad? (Loreena McKennitt).

El cuarto corte del disco está basado en un poema del inmortal poeta escocés Walter Scott, que se titula como el primer verso del mismo “It was an English ladye bright” (Erase una bella dama inglesa) y que Loreena transformó en “The English ladye and the knight” (La dama inglesa y el caballero):

La letra trata de una bella pero trágica historia de amor entre una dama inglesa y un caballero escocés que marcha a las Cruzadas y en vez de encontrar la gloria y volver triunfante junto a su amada, encuentra la muerte en Palestina:

Estudios Real World, Wiltshire, 14 de julio de 2006: Hay algo intrigante acerca de esta historia de amor, guerra y aquellos que amamos y por qué. Se centra en Carlisle, un antiguo lugar celta que se convirtió en un asentamiento romano conocido como Luguvalium. El castillo de Carlisle, el cual se encuentra en la frontera entre Escocia e Inglaterra, es conocido históricamente por proteger los límites políticos y tribales. Y aún así, hay asuntos del corazón que no tienen límites. Esta historia hace hincapié en el poder del amor perdido que nos lleva a luchar en batallas en el nombre de la persona amada; en este caso, la guerra de las Cruzadas en Palestina. Medito sobre cómo las historias humanas se entrelazan con la historia de lugares específicos, y sobre cómo esos días pasados están conectados con los nuestros (Loreena McKennitt).

Además de la sin par voz de Loreena, tenemos al principio de la canción un coro de voces casi celestial compuesto por el Ensemble Plus Ultra Choir

Ensemble Plus Ultra Coro

y varios de los integrantes del coro de la Abadia de Westminster

Abadía de Westminster

Finalmente, nos empapamos de aromas musicales orientales en el tema instrumental con el que acabamos la entrada de hoy (que no el disco), una pieza llena de ritmo y sensualidad, uno de mis temas favoritos y que lleva por título “Kecharitomene” (Llena de gracia):

Stratford, Ontario, junio de 2005: El libro de Susan Whitfield titulado Life Along the Silk Road (La vida a lo largo de la Ruta de la Seda) describe a muchas gentes, religiones y culturas que habitaron las incontables hebras de lo que llamamos la Ruta de la Seda – entre ellos monjas, soldados y mercaderes – en una lenta fusión de culturas desde el año 500 A.C. hasta alrededor del año 1400 D.C. En este periodo, los celtas vagaron, saquearon Delfos e inspiraron a San Pablo a escribir sus cartas a los Galatianos; estos eventos conocidos como las Cruzadas llegaron y pasaron, junto con aquellos que lucharon en ellas, desde Ricardo Corazón de León hasta Saladin. Claramente hay mucho más por conocer acerca de estas historias – pero ¿desde el punto de vista de quién? Estudios Real World, Wiltshire, mayo de 2006: Mi atención se dirige a Anna Comnena, una princesa bizantina y posiblemente la primera historiadora en occidente, la cual observó la sociedad, política, guerra y paz desde su posición en el cruce de las culturas bizantina, occidental y musulmana. Fue una gran cronista de la Primera Cruzada y terminó sus días en un convento llamado Kecharitomene (que significa “llena de gracia” en griego (Loreena McKennitt).

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: