jump to navigation

La esperada visita 29 enero 2011

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , ,
trackback

TOC, TOC, TOC!!!

Llaman a nuestra puerta…¿Quién será a estas horas…?

La hoguera rodea toda la colina, las figuras danzan alrededor con tambores que suenan con ecos de oscuridad, moviéndose con sonidos paganos. En algún lugar de una oculta memoria, las imágenes flotan ante mis ojos, de fragantes noches de paja y de hogueras y bailando hasta el nuevo amanecer. Puedo ver luces en la distancia, estremeciéndose en el oscuro manto nocturno, luces y linternas están bailando un vals en la Noche de Todos los Santos. (Loreena McKennitt).

Pues quien llamaba insistentemente a la puerta no era otra que nuestra querida Loreena y la canción anterior es la que abre “The visit” (La visita)

su cuarto álbum, grabado en 1991 y que se convierte en el disco definitivo que la consagra como la gran artista que sigue siendo en la actualidad. Recibe por el mismo, al año siguiente, el Premio Juno al mejor disco de música tradicional.

Desde hace mucho tiempo considero los impulsos creativos como una visita, una especie de bendición, quizá, no impuesta o poseída tanto como esperada, para la que me preparo. Una especie, también, de misterio. Esta grabación se esfuerza por explorar algo de dicho misterio. (Loreena McKennitt).

Loreena se embarca en un viaje por varios países de Europa para empaparse de su cultura e inspirarse, entre ellos Hungría, Italia, España o Ucrania, dando como fruto de su periplo el disco del que hablamos. Es el primero que, sin renunciar a la libertad e independencia que conlleva tener su propio sello discográfico (Quinlan Road), es distribuído por una multinacional (Warner Music), con la que firma un contrato que le sigue garantizando la libertad creativa.

Volviendo al vídeo anterior, deciros que el primer tema del disco se titula “All souls night” (La noche de todas las almas o de Todos los Santos):

Esta pieza está inspirada por las imágenes e iconos de una tradición japonesa que consiste en encender antorchas a lo largo de los canales de agua que desembocan al mar, a veces en pequeños botes, con el fin de celebrar las almas de los que nos dejan; al igual que las imágenes e iconos de las celebraciones celtas de La Noche de Todos los Santos, durante las cuales enormes fogatas son prendidas no solo para marcar el comienzo del nuevo año, sino para calentar las almas de los que se van. (Loreena McKennitt).

La segunda canción del disco es un tema tradicional que apareció en la banda sonora de esta película:

Se trata de “Bonnie Portmore”, canción dedicada a uno de los robles que adornaban el Castillo de Portmore y que, como muchos otros que llenaban los bosques irlandeses, fue arrancado de la tierra para fines militares y para la construcción naval:

Acabamos la presente entrada (que no el disco) con el único corte instrumental del disco, el tercero de los que componen el mismo y que se titula “Between the shadows” (Entre las sombras) y que interpretan, además de Loreena y su arpa, los siguientes músicos: Brian Hughes, a los instrumentos de cuerda; Al Cross, a las percusiones; Hugh Marsh, al violín y George Koller, al violoncello:

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: