jump to navigation

Los hombres que no amaban a las txalapartas 22 noviembre 2010

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , , , ,
trackback

Si pensáis que el título de la entrada de hoy hace referencia a la cuarta parte de la trilogía de Stieg Larsson,

estás un pelín equivocados…

Os había anunciado la presentación del nuevo disco de Kepa Junkera en l´FNAC. Pues bien, el disco que presentaba no era “Kalea” (que ya había sido publicado el año pasado), sino “Herria” (Pueblo):

Ya habréis identificado una muy free version de “The Flintstones” que no tiene nada que ver con el disco en cuestión.

Bueno, pues un servidor de ustedes y una colaboradora (y comentarista) del blog, Asun, estuvimos presentes en el Fòrum de l´FNAC para degustar las músicas del trikitilari vasco.

Nos sorprendió la escasa asistencia al evento, unas 25 personas siendo optimistas, cosa que no amilanó a Kepa, que nos saludó con una cálida Bona tarda. Pasó enseguida a explicarnos su propuesta, que consistía en repasar la trilogía de discos (Etxea, Kalea, Herria) que ha dedicado a las canciones tradicionales vascas cantadas en euskera por cantantes cuya lengua materna es cualquier otra que no sea la lengua vasca.

Nos mostró el making off del disco, con una presentación difícil de digerir por cualquiera que no estuviera familiarizado con las músicas del mundo, mezclando cánticos de tribus norteamericanas con música y cantos vascos.

Pasó a enumerar y mostrar algunos de los distintos instrumentos del folklore vasco, empezando (como era de suponer) con el que ha demostrado su maestría, con la trikitixa:

Tocó un par de temas de un álbum anterior titulado “Habana Sessions”, concretamente “Madagascar” y “Huriondo”:

Después pasó a explicar a los asistentes cómo se toca el pandero y cuáles son los diferentes ritmos vascos, para, a continuación, mostrarnos qué es una alboka y cómo se puede tocar utilizando la técnica de respiración circular. La verdad es que desconocía que tocase este último instrumento, cosa que hace notablemente bien.

Seguidamente, nos mostró una txalaparta y,para ayudarlo en la demostración de cómo se toca, preguntó al respetable público si alguien sabía tocarla. Asun levantó la mano para señalar a este humilde servidor (y bloguero), el cual, ante la insistencia de la susodicha y a pesar de negar la mayor no tuvo más remedio que subir al escenario entre aplausos de los asistentes, los cuales no sabían lo que se les venía encima… como veréis en el siguiente vídeo:

Bueno, como habréis podido comprobar, Kepa nos enseñó a tod@s cómo tocar (y amar) la txalaparta y un servidor… a cómo NO tocarla…

Después subió al escenario un colaborador suyo con el que compartió, además de la txalaparta, el manejo de otro instrumento musical formado por unos tubos alargados (decorados con colores que me recordaban al bosque de Oma)

Bosque de Oma

y hechos de policloruro de vinilo (o PVC) que son golpeados (de forma semejante a como se toca la txalaparta) sobre una estera de tatami.

A continuación, varios de l@s asistentes se arriesgaron a caer en el mismo ridículo en que había caído yo, compartiendo escenario y txalaparta con Kepa, para finalizar la clase magistral con un par de vídeos más de la trilogía que cerraba “Herria”.

Después pudimos conversar brevemente con Kepa, que me dedicó uno de sus discos, que poseía desde hace años, “Bilbao 00:00 h”:

con lo que ese día se convirtió en uno de los más memorables de éste que os escribe.

Debo destacar que esta entrada no habría sido posible sin la inestimable colaboración de Asun, que grabó el vídeo e hizo las fotos que habéis contemplado, y que engañó descaradamente a todo un maestro de la trikitixa, haciéndole creer que yo era todo un experto txalapartari…

…¡Que más quisiera yo, si no sé ni coger un destornillador…!

Nos vemos en la siguiente entrada, donde seguiremos hablando del grupo “Sétima legiao”.

ESKERRIK ASKO, KEPA!!!

Anuncios

Comentarios»

1. Asun - 30 noviembre 2010

Esto,Obelix,no acaba de una vez me temo.
Adivina adivinanza,dos personas viendo a Kepa Junkera,una de ellas lleva braga y la otra lleva calzoncillos…..

Me gusta

2. Obelix - 29 noviembre 2010

¡¡Acabemos con esto de una vez!! Txalapartaris “muy interesantes” que juguetean con la lengua, mientras estudia si la música es un acompañamiento positivo para el acto……………

de estudiar. ¡Que lo complicais mucho, coño!

Me gusta

3. Asun - 28 noviembre 2010

Aquí de nuevo la lianta,nunca mejor dicho.
Realmente,la forma correcta de presentar el artículo es la que tu describes.
Pero como sabes,me gusta jugar con la lengua y así, ver si veladamente os indicaba el nombre de la revista de la cual saque la información.
La confusión era buscada,por eso puse ente paréntesis: Use discernimiento el lector.
Por cierto,espero que la editorial no me pida derechos de autor….
Bon Diumenge

Me gusta

irreductiblepuntocom - 27 noviembre 2010

Estimada Asun: tal y como esta redactado el encabezamiento, las palabras “muy interesante” parecen adjetivar al artículo en vez de nominarlo. Es decir, la forma correcta del encabezado debería haber sido la siguiente:
Acabo de dar con un articulo de la revista “Muy interesante” sobre los efectos de la música…
Vale que a veces un servidor es un poco cortico, pero es que daba pié a confusión.
Le reitero una vez más mi más profundo y sincero agradecimiento por su estimado e interesante comentario.
Por favor, no deje de seguir aderezando este blog con su buen hacer…

Me gusta

4. Asun - 26 noviembre 2010

Estimado Irreductible,le invito a que relea el encabezamiento de mi anterior comentario,se lo copio para mas comodidad:
Acabo de dar con un articulo de revista muy interesante (use discernimiento el lector) sobre los efectos de la música

El nombre de la revista es : Muy interesante

Me gusta

irreductiblepuntocom - 26 noviembre 2010

Querida LIANTA:
Me ha parecido muy interesante tu comentario y quiero hacer algunas puntualizaciones:
2. Nunca he entendido que l@s estudiantes puedan concentrarse escuchando música mientras se preparan un examen, yo he sido siempre incapaz de hacerlo. Tenía que estudiar en el más absoluto silencio.
3: Sí que me parece lógico entrenar con música. Hay mucha gente en el gimnasio que entrena con los auriculares puestos y l@s corredores/as de fondo (como un servidor) mejoran sus resultados (y se agobian menos) escuchando música mientras van dejando atrás los kilómetros.
5: Ahora ya entiendo lo de la música alta en las discos, resulta que no es para disfrutarla más, sino para que te rasques el bolsillo más a menudo…
7: Lo de los ojos cerrados es evidente, si te falta uno de los cinco sentidos, el resto se agudiza para contrarrestar dicha ausencia.
Muchas gracias por el artículo, Asun.
Ya me dirás de dónde lo has sacado.

Me gusta

irreductiblepuntocom - 26 noviembre 2010

Que alegría poderte tener aquí también, querida Angie. Pues nada, disfruta (es un decir…) del arte, el garbo, el poderío, etc. de este humilde aprendiz de txalapartari. Me temo que mi carrera musical ha sido breve pero intensa. 5 minuticos vamos…

Me gusta

5. Asun - 26 noviembre 2010

Melómanos,lectores y txalapartaris del mundo.
Acabo de dar con un articulo de revista muy interesante (use discernimiento el lector) sobre los efectos de la música.Me encantaría compartirlo con vosotros pues lo bueno,compatido,mejor.
Feliz fin de semana
Firmado: lianta

1. Mejora el vocabulario. De acuerdo con una reciente revisión publicada en la revista Nature Reviews Neuroscience por Nina Kraus, de la Universidad Northwester (EE UU), durante el entrenamiento musical para tocar un instrumento se establecen conexiones neuronales que mejoran también otros aspectos de la comunicación humana. De ahí que los niños con formación musical tengan un mejor vocabulario y capacidad de lectura. También explica por qué los músicos son capaces de escuchar mejor una conversación cuando hay ruido de fondo que el común de los mortales.

2. ¿Música de fondo? Tanto si reproducimos una canción de Lady Gaga como si optamos por un disco de música clásica, escuchar música mientras desarrollamos una tarea cognitiva -como estudiar o redactar un informe- reduce el rendimiento, según un artículo publicado hace poco en Applied Cognitive Psychology. Lo mejor en estos casos, dicen sus autores, es el silencio.

3. Ritmo para hacer deporte. Científicos de la Universidad de Brunel demostraron en 2008 que escuchar cierto tipo de música, fundamentalmente de los géneros rock y pop, podemos aumentar nuestra resistencia al ejercicio físico intenso hasta un 15%. El estudio fue publicado en la revista Journal of Sport & Exercise Psychology.

4. La música, por la izquierda. Según un estudio realizado hace unos años en las universidades de California y Arizona (EE UU) y publicado en Science, el oído derecho recoge mejor los sonidos del habla, mientras que el izquierdo, responde mejor a la música. “Incluso al nacer, el oído está estructurado para distinguir entre los diferentes tipos de sonidos y enviarlo al lugar correcto en el cerebro”, concluía una de las autoras del estudio, Barbara Cone-Wesson.

5. Música y alcohol. La música alta en los bares incita a beber más alcohol en menos tiempo, según una investigación francesa difundida en 2008 por la revista Alcoholism: Clinical & Experimental Research. Además, cuanto más alto es el volumen de la música más rápido se consume la bebida.

6. Buena para la circulación. Científicos del Centro Médico de la Universidad de Maryland han demostrado que escuchar música puede beneficiar al sistema cardiovascular tanto como hacer ejercicio o tomar ciertos medicamentos. Concretamente, analizando la respuesta de los vasos sanguíneos con ultrasonidos mientras escuchamos música, Michael Miller y sus colegas comprobaron que el diámetro de los vasos, medido en la parte alta del brazo, aumenta un 26% con nuestra música favorita. En contraste, la música que calificamos como estresante hace que los vasos se contraigan un 6%. Los experimentos mostraron también que escuchando canciones que invitan a reír los vasos sanguíneos se dilatan un 19%, mientras que la música relajante produce una expansión del 11%.

7. Con los ojos cerrados. Estudiando los cerebros de 15 sujetos con ayuda de resonancia magnética funcional, Yulia Lerner, de la Universidad de Tel Aviv, demostró el año pasado que cerrar los ojos aumenta el efecto emocional que nos produce la música. Concretamente la doctora Lerner utilizó música de miedo del estilo de la empleada por Alfred Hitchcock en sus películas.Y comprobó así que la actividad de la amígdala, una zona del cerebro vinculada a la sensación de miedo, aumentaba mucho más con los ojos cerrados que si se mantenían abiertos.

Me gusta

6. Angie - 23 noviembre 2010

Jooo, después de contestar se me borro todo lo que había puesto, jolin…
Pues nada me voy a poner a escuchar a la Txalap…. esa o como se diga.
Estaís hechos unos peligros vosotros dos juntos.
P.d. Todas las mujeres son unas liantas.
ARRIBA LA ASUN.
Muaks

Me gusta

7. Irreductiblepuntocom - 23 noviembre 2010

La verdad es que tenía ganas de salir y Asun me espoleó a lanzarme hacia el escenario. Debo decir, porque no estaba seguro, que el cedé que Kepa me dedicó me lo regaló mi querida hermana Inés en un cumpleaños, hace mucho tiempo (cuando las cosas no me iban tan bien como ahora) y que me dió algo de esperanza de que las cosas iban a cambiar, como al final así ha sido.
Debo plantearme algún nuevo reto, como por ejemplo, tocar la gaita junto a Paddy Moloney…jejeje…

Me gusta

8. OBELIX - 23 noviembre 2010

¡Que temple! ¡Que firmeza de manos! ¡que contención en el gesto y en la forma!
Si soy yo el que graba el video, no se ve nada…, el ataque de risa hubiera impedido una toma decente. Asun, ¡¡¡¡chapo!!!!.
Irreductible, el destino te llamó para engrosar las filas de los amantes de la música…, ESCUCHÁNDOLA, no para agredirnos. Ahora, eso si, tu mirada cándida delata tu enorme amor por la txalaparta y por Kepa; y, por extensión por la MUSICA. Bravo, de verdad, yo no lo hubiera ni intentado, con o sin mediar Asun. Un beso a los dos.

Me gusta

9. Asun - 22 noviembre 2010

Pero..¿como podeis pensar que con mi candidez,he podido tan siquiera,insinuar algo no cierto?
Un amigo mio dice: Esto,puede ser verdad,y no haber pasado nunca.
Yo,afirmé que Irreductible es un txalapartari,si,lo reconozco,pero ¿acaso no toca la txalaparta?
Gracias a ti,irreductible por hacernos partícipes de tan magno evento.
🙂

Me gusta


Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: