jump to navigation

Pasan veloces los días… 3 junio 2010

Posted by irreductiblepuntocom in Music.
Tags: , ,
trackback

El segundo tema del disco que os presenté en la entrada anterior es el que le da nombre tanto a la entrada de hoy como al álbum en sí. Es de los pocos temas en que la voz que aparece no pertenece a una mujer y nos habla de lo rápido que pasan los días, casi sin darnos cuenta, igual que las notas musicales del tema, en el que hay una enorme importancia de los sonidos electrónicos programados. El tema del que os hablo,”The days flash past”, lo encontraréis en el Reproductor BOX.

Os hago notar que en los anteriores álbums el señor Mounsey se rodeaba de músicos (de los que no os he hablado, por cierto) que arropaban su buen hacer al frente de los teclados, la programación y sampleado de sonidos electrónicos. Pues bien, en este disco, el último publicado hasta el día de hoy por el señor Mounsey, éste se convierte en el señor JUAN PALOMO y el se lo guisa y se lo come solo…pues no he encontrado ningún músico en los títulos de crédito que colabore en el álbum, tan sólo aparecen los nombres de las cantantes de la isla de Lewis que interpretan vocalmente en gaélico y ni tan siquiera se identifica quién canta en qué tema…

El tercer corte del álbum, “Gleann an fhraoich” (que difícilmente se puede traducir como algo parecido a “La niebla vespertina”) tiene un inconfundible aroma New Age y lo podéis saborear en el BOX.

En cambio, el cuarto tema resucita momentáneamente las desaparecidas percusiones brasileiras mezcladas con una voz en gaélico. Todo un homenaje a sus anteriores discos que se titula “M´eudail Air Do Shuilean Donna” (Amo tus ojos castaños) y cuya calidad no está a la altura de la trilogía Nahoo (ni de aparecer en este blog, dicho sea de paso…)

Sí es digno de mención el siguiente y quinto corte del álbum, todo un lamento de amor basado en una leyenda tradicional en el que una mujer muere ahogada por su hermana debido a los celos de ésta hacia su marido y el resto de su familia. Tomada la esposa por muerta, la hermana ocupa su lugar casándose con el marido, aunque al final se hace justicia cuando él escucha cantar a su esposa agonizante y la hermana es repudiada por el marido. Toda esta historia es cantada en gaélico en el tema “Thig am bata” (La barca llegará), que podéis sentir en el BOX.

Acabáis de escuchar dos temas entrelazados. El primero, con una entrada que recuerda las percusiones africanas, se titula “Fill-lu o hu o” y el segundo es una mouth music a la que se le han añadido unos arreglos electrónicos y que lleva por título “Mor a Cheannaich”, tema tradicional escocés.

Hay muchas cosas que necesito antes de que pueda tener un banquete de boda. Hay muchas cosas que necesito antes de que pueda casarme. Anillos y perlas. Y para mí, quiero a Mor a Cheannaich. (Mor a Cheannaich – PAUL MOUNSEY)

Otro corte destacable del álbum es el décimo, “A´Feitheamh Fad”,  tema tradicional de tierras escocesas que se encuentra en el BOX y que mantiene las mismas características que os he destacado sobre el resto del disco.

El último y doceavo tema del disco es instrumental y lleva por título “Lewis Rain” (Lluvia de Lewis), más orquestal e intimista que el resto de canciones de “Tha Na Laithean…”

Y despidámonos del álbum con un tema que no pertenece al disco pero que es un adiós, “Kaiwa Farewell”, sexto tema de Nahoo Too:

bello tema con una desgarradora letra con el que decimos hasta siempre a las gentes de Brasil, a sus costumbres y a sus percusiones, y decimos hasta pronto al señor Mounsey, pues volveremos a encontrárnoslo en su faceta de productor.

Hace mucho tiempo, cuando nuestros padres eran jóvenes, vinieron hombres que reclamaron nuestra tierra. Cogieron los árboles y se los llevaron lejos, ahora intentamos sobrevivir en el día a día, puedes ver que nos están intentando arrinconar. Y los predicadores se burlan de nuestras creencias, son testigos de la avaricia de los contrabandistas. Podemos correr pero no podemos llegar muy lejos. No hace mucho que sabemos quiénes somos. Nos están intentando expulsar. Buenas noches, madre querida. Nos vamos a dormir, puedes apagar la llama. No puedes ver, no hay futuro aquí. Entiérrame y acaba con esta deshonra. Fuera de aquí, en la frontera de la desesperanza, la rebelión silenciosa camina, quizá alguien nos dirá hacia dónde nos dirigimos. Nos están intentando arrinconar. Buenas noches, madre querida. Nos vamos a dormir, vamos a apartarnos. No puedes ver, no hay futuro aquí. Es hora de marchar hacia el otro lado. (Kaiwa Farewell – PAUL MOUNSEY)

Comentarios»

No comments yet — be the first.

Deja un comentario

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: